Hugh Hefner impone radical condición a sus hijos para heredar imperio Playboy

DolarToday / Dec 25, 2017 @ 4:00 pm

Hugh Hefner impone radical condición a sus hijos para heredar imperio Playboy

Después de tres meses del fallecimiento del magnate de la industria Playboy, Hugh Hefner, se dio a conocer el testamento final del empresario tras una solicitud de los herederos hecha en Los Ángeles. Sumarium

El difunto, quien murió a los 91 años de edad a finales de septiembre, diseñó una cláusula que prohíbe el uso de cualquier sustancia estupefaciente o el abuso del alcohol para su esposa y sus cuatro hijos, quienes no podrán recibir ni un solo dólar si llegan a incurrir en el uso de drogas o se convierten en alcohólicos, ya que, si lo hicieran solo podrían volver a optar por la herencia después de 12 meses de rehabilitación.

Si los herederos sospechan que otro beneficiario del testamento usa o usó sustancias ilegales, pueden pedir una prueba toxicológica y si los resultados son positivos, el beneficiario puede aceptar un tratamiento pagado por su herencia suspendida.

El testamento también incluye a una de las personas más allegadas a él, como lo fue su secretaria, Mary O’Connor, pues a pesar de que ella murió en el año 2013. Además, el magnate permitió que a sus hijos Marston y Cooper Hefner se les entregara el fideicomiso después de que cumplieran los 30 años.

“Reconozco que los beneficiarios podrían tener conflictos de intereses en la administración, manejo y distribución de la herencia. Estoy consciente de estos problemas potenciales y existentes, pero igual quiero a estas personas, por su conocimiento especial, sus habilidades y su relación conmigo, para que se encarguen cuando sea el momento”, rezan los documentos dictados por el empresario según lo reseñado por el diario la Verdad.

A su vez dictó una cláusula que especifica que no quiere que ninguna ex esposa, e incluso algún hijo” que alegue ser suyo, pueda tocar su herencia de manera concisa: “Expresamente desheredo y excluyo de cualquier beneficio de este testamento a quien alegue ser mi hijo, incluyendo a hijos concebidos después de mi muerte, a menos que dicho hijo viviese conmigo en mi casa y fuera reconocido por mí, por escrito, como hijo”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*