HUNDIDOS EN MADURISMO… Celulares, El nuevo sueño imposible de los venezolanos

@DolarToday / May 12, 2018 @ 8:00 am

HUNDIDOS EN MADURISMO… Celulares, El nuevo sueño imposible de los venezolanos

Cuando comprar comida en el país es un reto por los altos precios y la escasez, es evidente que todo lo demás lo es aún más. Así es el mercado de compra y venta de celulares, un lujo que muy pocos se pueden dar. Un iPhone, en su último modelo en Venezuela

En las tiendas de celulares ya ni siquiera se exhiben destacados modelos, se opta por mostrar los accesibles. El pago ahora se hace a través de tarjeta de débito, o una parte con crédito, ya que muchas de éstas no tienen el límite suficiente para pagar un equipo de 40 millones de bolívares. Menos aquellos venezolanos que perciben un sueldo mínimo de 1 millón de bolívares.

Por ejemplo, el iPhone X se consigue muy poco en la capital. En City Market, un reconocido centro comercial dedicado a la venta de celulares, lo exponen en pocas tiendas, en algunas los venden en 1200 dólares, claro, al cambio. Este mismo modelo no se consigue en páginas de compra y venta, pero los forros están entre los 5 y los 10 millones de bolívares.

En este sentido, en otros centros comerciales un Samsung Galaxy S9 se consigue entre los 800 millones de bolívares y un poco más. Aunque en realidad este tipo de teléfonos de alta gama son importados hacia la nación petrolera. ¿La razón? Nadie los compra. Por ello, prefieren traer móviles más sencillos, en menos volúmenes, y que son más fáciles de vender. “Ya no invierto trayendo teléfonos caros porque aquí no se venden, además, quien quiere esos teléfonos los trae directamente del exterior“, contó a esta redacción Daniel, un joven de 33 años que tiene un negocio de celulares en Chacao, Miranda.

En comercios electrónicos un S9 tiene un precio de 998.999.000 bolívares. De esta misma línea, un Galaxy J7 Pro entre los 200.000.000 y los 300.000.000 bolívares.

Los Huawei, en su modelo más avanzado, el Mate 10 Pro, tiene un precio de 820.000.000 bolívares. Un ZTE Android 6.4 en 60 millones. Los teléfonos marca BLU van desde los 25 millones de bolívares al más básico. Es decir, un venezolano necesita ahorrar por lo menos más de dos años para poder comprarse un celular medianamente novedoso, si quiere uno de última generación deberá ahorrar toda su vida, en pocas palabras, imposible.

Y es que el bolívar se ha devaluado a extremos antes no vistos. La hiperinflación estrangula especialmente a los que adolecen de un ingreso en divisas. Con un día de salario mínimo solo es posible comprar un huevo.

El Cooperante

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*