IDEA-UCAB: La elección del 6 de diciembre es un proceso diseñado para que los resultados no generen ninguna sorpresa al gobierno

DolarToday / Nov 13, 2020 @ 7:00 am

IDEA-UCAB: La elección del 6 de diciembre es un proceso diseñado para que los resultados no generen ninguna sorpresa al gobierno

Este jueves, fue presentado a los medios de comunicación nacionales y extranjeros el Informe sobre las condiciones del proceso electoral parlamentario en Venezuela 2020 realizado por la Misión de Estudio del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), y el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG-UCAB). Esto con la cooperación de la Cátedra Libre Democracia y Elecciones de la Universidad Central de Venezuela, el Observatorio Electoral Venezolano, Súmate y el periodista experto electoral, Eugenio Martínez.

El Nacional

El estudio brinda un diagnóstico del panorama político-electoral, a partir del análisis de aspectos fundamentales para la justa comprensión de las “elecciones”, convocadas por el régimen de Nicolás Maduro, que se realizarán el próximo 6 de diciembre.

En ese sentido, aborda la justicia electoral, el estado del Registro Electoral, las incertidumbres tecnológicas de cara a las nuevas adquisiciones, condiciones de equidad de la competencia electoral, y la observación electoral. Igualmente, aporta conclusiones y recomendaciones precisas en la consecución de mejores condiciones electorales y procesos transparentes, confiables y democráticos.

La experiencia comparada internacional

El rector de la Universidad Católica Andrés Bello, padre Francisco José Virtuoso, quien pronunció las palabras iniciales del evento, manifestó que la venidera elección para elegir una nueva Asamblea Nacional, agravará la crisis en Venezuela.

Hizo referencia a los comicios que durante las últimas semanas se han desarrollado en Bolivia, Chile y Estados Unidos, cada caso con características particulares, pero con crisis políticas graves. “Esos casos nos enseñan que a través de un proceso electoral sometido a derecho, controlado, con vigilancia electoral nacional e internacional y confianza, se han encontrado salidas democráticas”, afirmó.

Por su parte, el director regional para América Latina y el Caribe de IDEA Internacional, Daniel Zovatto, destacó en su intervención que en el país se observa un gradual deterioro de la democracia y la integridad de procesos electorales, lo que se registra debidamente en los principales índices internacionales, como el de Freedom House, el Proyecto V-Dem o el Democracy Index de la Unidad de Inteligencia de The Economist (The Economist. 2020).

“Desde IDEA Internacional hemos buscado diversos caminos para poder aportar en el ámbito de los procesos electorales con experiencias comparadas, la promoción de misiones de estudio e informes, con la difusión de los hallazgos en el plano local y mundial”, destacó.

Zovatto recordó que IDEA Internacional conjuntamente con la Universidad Católica Andrés Bello, realizó dos informes anteriores, en 2012 y 2015, en los cuales se alertaba sobre los riesgos y deficiencias del sistema electoral venezolano, como la politización que afecta al máximo ente rector, opacidad en el financiamiento de campañas, el peligro del voto asistido, el abuso de los recursos públicos por parte del gobierno, entre otros. Hoy -prosiguió- ocho años después de un primer trabajo, se evidencia la continuidad ininterrumpida, a lo largo de una década, de limitaciones y desafíos, “que lamentablemente se han convertido en problemas recurrentes y estructurales, y afectan la integridad, legitimidad y credibilidad del próximo proceso electoral”.

“La experiencia venezolana e internacional comparada, indica que no es posible generar confianza en un proceso electoral sin atender las preocupaciones de fondo”, precisó.

Buscando la integridad electoral
El jefe de Misión para Perú de IDEA Internacional, Percy Medina, hizo alusión a varios de los puntos que contempló el estudio. Y en ese sentido, se preguntó ¿cómo garantizar la autonomía de las organizaciones políticas? ¿Cómo evitar la judicialización y la interferencia de la justicia electoral en el nombramiento de sus autoridades y decisiones? Ante estas interrogantes, puntualizó que sin autonomía política no hay integridad electoral.

Expresó que la ausencia de un registro electoral preciso, confiable y actualizado, afecta la integridad electoral y advierte, tal y como se ha reportado en el país, que no puede excluir a importantes sectores de la población, de manera sistemática.

En alusión al financiamiento de campañas, y de la política en general, subrayó que Venezuela es uno de los pocos países que no cuenta con este financiamiento, al tiempo que insistió en la necesidad de implementar mecanismos de regulación y sanciones efectivas, ya que se trata de un tema central del proceso electoral para garantizar equidad y transparencia.

La directora de la Cátedra Libre Democracia y Elecciones, Eglée González Lobato, resaltó que un elemento de fundamental consideración en el informe es el contexto impuesto por la pandemia, un asunto que afecta de forma global, y que anticipa que los comicios del 6D podrían representar una jornada de potencial contagio.

Apuntó, que existe un Consejo Nacional Electoral que tiene “una falla de origen”, designado por el Tribunal Supremo de Justicia. “Por un impulso de los propios partidos de oposición que participan en estas elecciones, que solicitaron al TSJ declarar la omisión legislativa para la designación de la autoridades electorales”.

González Lobato rememoró que es la primera vez que el CNE desaplica normas legales, elimina el voto universal y secreto de la población indígena y establece un “aumento escandaloso de diputados”, de 167 a 277, en violación de la Constitución.

“Todos estos elementos socavan la democracia, pero tenemos el gran desafío de rescatar el voto como herramienta de lucha de los ciudadanos y las elecciones como la vía de resolución pacífica de los conflictos”, puntualizó.

El periodista Eugenio Martínez fue enfático al asegurar que todo lo que atañe a un proceso electoral automatizado se ha hecho mal. Al respecto manifestó que a tres semanas de los comicios parlamentarios se desconoce la empresa proveedora de las máquinas de votación, la cantidad de dispositivos que debían llegar esta semana al país y dónde serán auditados.

Clientelismo competitivo

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG-UCAB), Benigno Alarcón, quien fungió como moderador de la presentación del informe, sostuvo que lo que se percibe en Venezuela son mecanismos de clientelismo competitivo. “Los regímenes autoritarios van una y otra vez a procesos electorales con la previa fragmentación de la oposición y conformación de una nueva, situación que no está directamente relacionada con condiciones electorales, pero sí con el juego político”.

Agregó que la elección del 6 de diciembre es un proceso diseñado para que los resultados no generen ninguna sorpresa al gobierno, y que los partidos que participan sustituyendo o representando el rol de la oposición compiten entre ellos por un número mayor de curules y de manera incondicional, sin reclamos ni exigencias sobre las condiciones de la elección.

Alarcón añadió que se agrandó “la torta electoral” sin ninguna justificación constitucional, generando una dinámica de clientelismo político-electoral que ha atraído a la competencia a unos 14 mil candidatos, lo que acarreará una enorme dispersión del voto entre los candidatos que no son pro gobierno, y atenta contra aquellos que no cuentan con los recursos para visibilizar sus nombres y ofertas.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*