¡JUEGO TRANCADO! Andrés Caleca: el Gobierno ha pateado el derecho al voto con apoyo de algunos opositores

@DolarToday / Nov 4, 2019 @ 11:00 am

¡JUEGO TRANCADO!  Andrés Caleca: el Gobierno ha pateado el derecho al voto con apoyo de algunos opositores

El expresidente del CNE Andrés Caleca afirmó que, tanto el gobierno de Nicolás Maduro con los atropellos a los partidos y dirigentes, como opositores que mantiene una línea abstencionista, están atropellando los derechos electorales de los venezolanos

José Luis Carrillo / TalCual

En la mesa nacional de negociación se busca un acuerdo para nombrar una nueva directiva del Consejo Nacional Electoral que genere mayor confianza a los venezolanos tras las cuestionadas actuaciones del organismo en los últimos procesos comiciales; la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, comenzó los trámites para conformar el comité de postulaciones electorales, y paralelamente, el mandatario Nicolás Maduro anunció que el próximo martes presentaría una propuesta para que el Parlamento “salga” del desacato en el que la declaró el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y así se pueda avanzar hacia un acuerdo para escoger a los nuevos rectores.

Sin embargo, a pesar de estos gestos, las posibilidades de un acuerdo político que abra camino a la conformación de un nuevo CNE que conduzca a un proceso electoral en Venezuela que destranque el juego que mantiene al país en una profunda crisis política y social, lucen escasas, dadas las posiciones extremas que mantienen los bandos en disputa. Para el Ejecutivo, solo podrán hacerse unas elecciones de diputados a la AN, para sus adversarios, el problema de Venezuela se resuelve con una elección presidencial.

Andrés Caleca conoce el organismo electoral por dentro, presidió el entonces Consejo Supremo Electoral en 1999 y fue parte de la directiva por varios años. El asegura que el entorno político no está adecuado para llegar a un acuerdo y que el esfuerzo de la mesa nacional de negociación, aunque bueno, no es suficiente.

“Fíjate en qué situación estamos, el PSUV se reincorpora a la AN, lo cual felicito, pero lo hace diciendo que la AN está en desacato. Te has reincorporado a un organismo que no reconoces pero te das cuenta de la fragilidad del argumento porque en el fondo no está resuelto el problema político que es la dualidad que existe, cuando tenemos un presidente en Miraflores y otro en la Asamblea Nacional, y hasta que el problema no se resuelva, o se determine qué salida se le va a dar continuaremos en la misma situación”, explicó.

Deslegitimados
Andrés Caleca resaltó que el peligro de que la AN no logre hacer la designación de los rectores o, en caso que lo haga, que el TSJ invalide los nombramientos por el “desacato”, entonces el máximo tribunal del país, dominado por el chavismo, asumirá la designación, con lo que tendremos nuevas caras en el organismo comicial, pero la misma afiliación política, con lo que habría cambios pero para que todo continúe como hasta ahora.

“Eso no resuelve nada, tal vez un trámite administrativo, como es que tenemos que hacer unas elecciones el año que viene y tenemos unos directores que están vencidos, pero independiente de eso, los rectores están totalmente deslegitimados, no son capaces de organizar ninguna elección medianamente creíble después de los desaguisados de 2017 y 2018. La gente no irá a votar. El problema de fondo, más allá de la participación de los partidos o no, es que de la masa crítica del país no está yendo a votar, la abstención está superando el 50% de la población y eso es el fin de la democracia. La democracia se valida en las elecciones”, indicó Andrés Caleca.

Destacó Andrés Caleca que, aunque Venezuela no ha tenido históricamente un 100% de participación, ya que ha tenido un 20% de abstención estructural, pero entre un 70 y 80% siempre acudió a votar, legitimando el sistema político, por lo que actualmente se está deslegitimando todo “porque la institución del voto perdió todo su poder. Es el problema de fondo que tienen los dirigentes políticos y deben resolverlo en el corto plazo”, aseguró.

- ¿Cuáles son las posibilidades de un acuerdo que conduzca hacia un proceso electoral?

- He venido sosteniendo en los últimos meses que es imprescindible llegar a un acuerdo político de garantías políticas para todos los sectores del país. Dentro de ese acuerdo está la designación de un nuevo CNE, y las garantías electorales, pero no es solamente eso. Previamente, o paralelamente se debe discutir un acuerdo de garantías políticas para todos que cubra el antes del proceso electoral, las condiciones durante el proceso, y el después. El antes consiste en de qué CNE vamos a hablar, ya que los partidos políticos están ilegalizados, y hay líderes políticos inhabilitados, en el exilio o en una embajada, perseguidos, el durante tiene que ver con que no vamos a hablar de un CNE o unas elecciones libres si no hay garantías de que el gobierno no va a utilizar los recursos del Estado para la campaña, no se va a perseguir a los candidatos durante la campaña, que se van a mantener juntos todos para motivar a los votantes el día de la votación, y no vaya a haber interferencia de milicianos o de la FAN durante el proceso, etcétera, y el después es para proteger al que pierda. Imagínate si pierde la oposición y entonces el Gobierno vuelve a las andadas, a ilegalizar los partidos, a meter preso a todo el mundo; no habremos hecho nada, o el caso al revés, que pierda el Gobierno y entonces lo que venga es una persecución al chavismo, inhabilitación, prisiones, cárcel a los dirigentes del chavismo. Este acuerdo político general es previo.

-Tiene trancado el juego que la oposición quiere una elección presidencial, pero el chavismo dice que solo puede haber comicios para escoger diputados a la AN. ¿Cómo se destranca el juego?

- Estamos entrampados. Mientras no resolvamos ese problema no podrá caminar el régimen. En la negociación de Barbados, como se ha ido conociendo, la discusión fue avanzando y el Gobierno en la fase final había empezado a aceptar la idea de que una solución al estancamiento político del país era una elección presidencial, que considera un adelanto de las de 2025 mientras que para la oposición sería una repetición de las de 2018. Eso es retórica, pero lo importante es que el Gobierno empezaba a reconocer que no puede gobernar. Este gobierno tiene las manos atadas, no controla Pdvsa, no puede arreglar ni un semáforo. Entonces se empezó a hablar de una elección presidencial que yo considero destrabaría el juego, pero mientras no retomemos una negociación de gran calado como esa, tal vez no la misma, a lo mejor tendrá que ser con participación de los que están negociando en la Casa Amarilla y el G4, pero una negociación de ese tipo debe hacerse en Venezuela.

“Maduro dijo que iba a presentar un documento para superar el desacato. Veremos qué propuesta es esa y veremos la reacción mayoritaria de la AN, pero la solución debe ser política que a mi juicio se traducirá en unas elecciones generales en el país”, añadió Andrés Caleca.

Equivocaciones
-Aunque sea preferible la presidencial, si se logran garantías de auditorías del proceso, participación de los partidos y de los dirigentes inhabilitados, ¿serían descartables unas parlamentarias?

-Las parlamentarias son obligadas. La Constitución establece que el 5 de enero de 2021 esta AN termina este período y por consiguiente en 2020 toca renovarla, así que esas elecciones van de todas todas; sin acuerdo o con acuerdo, con este CNE o con uno renovado. La oposición tiene allí un dilema que tiene que resolver sobre la marcha, y el Gobierno lo sabe y por eso presiona para llegar a un acuerdo ahorita para ese Consejo Electoral, porque si la oposición comete ese gravísimo error de abstenerse y regalar la AN como lo hizo en 2005, es definitivamente entregarle el último vestigio de institucionalidad democrática a un Gobierno que tiene obviamente una vocación autoritaria. Es hacerle el mandado.

En opinión de Andrés Caleca la oposición se ha equivocado mucho, a su juicio lo hizo en el paro petrolero de 2003 y en 2005 al retirarse de la elección parlamentaria. “Ahí fue donde se creó el TSJ (actual), se nombró el CNE, se modificaron las leyes a favor todas del Gobierno. ¿Vamos a repetir ese error ahora? Tiene que resolver ese problema independientemente de lo demás”, apuntó.

-En cuanto a la directiva del CNE, anteriormente era con representación de los partidos. ¿Es preferible esa conformación o la de un esquema 2-2-1 (gobierno, oposición e independiente) del directorio como se ha planteado?

- En la historia de Venezuela lo hemos hecho de las distintas formas. El viejo Consejo Supremo Electoral lo conformaban con representantes de los partidos y el único independiente era el presidente, que era el punto de consenso o acuerdo. Después vino la Ley Electoral de 1997 que fue la primera que habló de un Consejo Electoral independiente, que era de siete personas, cambió el nombre a CNE y todas las personas eran independiente, sin militancia partidista en los últimos siete años. Era un híbrido, estábamos esos siete independientes pero los partidos estaban allí con voz, pero sin voto.

“Después se aprobó la Constitución del 99 –continuó- que estableció que la directiva debía estar conformada por cinco rectores todos independientes. Desde el mismo día que entró en vigencia, el primer día del mes de enero, se violó la Constitución con una designación partidista, porque fueron representantes de los cinco partidos en la AN. Se ha violado la Carta Magna y considero que cualquiera sea el acuerdo debe ser respetando la Constitución. Antes podías hacer cualquier cambio de la ley, pero ahora no es tan fácil, habría que cambiar la Constitución, así que estamos obligados a cumplirla, con cinco independientes, tres de ellos propuestos por la sociedad civil, otro por el Poder Ciudadano y un quinto por las universidades nacionales. La Constitución estableció estos detalles”, indicó Andrés Caleca.

- Está el planteamiento de retomar la representación proporcional de las minorías. Antes entraban al Parlamento diputados por cociente de votos nacional y así podían incorporarse los grupos minoritarios, ¿Debe retomarse ese esquema?

-Por supuesto. La Constitución establece que debe respetarse la participación de las minorías políticas en las instituciones y la AN absolutamente chavista de 2005, modificó la Ley Electoral violando la Constitución y eliminó la representación de las minorías, lo hicieron porque ellos eran mayoría absoluta en ese momento y creyeron. como Hitler. que lo iban a ser por mil años. Ahora se dieron cuenta de que cualquier elección más o menos libre los va a llevar a ser minoría y regresan con ese tema.

-Fue un bumerang en 2015 (los chavistas) sacaron el 40% de los votos y la oposición tuvo las dos terceras partes de los diputados

-Por culpa de ellos mismos, de la modificación de la ley que se hizo. Se lo advertimos a algunos amigos en la AN en su momento, como en 1999, les dijimos “no eliminen el financiamiento de los partidos políticos por parte del Estado”. Algún día no estarán en el gobierno y van a sufrir tremendamente no poder tener ese financiamiento, pero no se puede hacer nada con la brutalidad de los demás. Aparece (el planteamiento de las minorías) como muy generoso, “estamos proponiendo que regrese la representación de las minorías”; mentira, se están protegiendo ellos mismos.

Agujero negro
-En cuanto al tema técnico, ya no está Smartmatic, está Exclé, se habla de máquinas que ya no funcionan bien. ¿Qué se debe hacer con el sistema automatizado?

-El CNE por dentro es un agujero negro. Durante 20 años se estuvo desmantelando una burocracia electoral que se había capacitado en Venezuela, parecido a lo que pasó con Pdvsa, se despidió o jubiló a los técnicos que había y fueron sustituidos por militantes del PSUV. Es una seccional del partido lo que hay ahí. Una vez adentro te vas a encontrar con infinidad de problemas, el primero de ellos es el Registro Electoral. ¿Desde cuándo no se audita? ¿Es verdad que somos 22 millones de votantes inscritos? ¿Quiénes están inscritos? El de la automatización es gravísimo. Smartmatic se fue, era una empresa de maletín que se crea para las elecciones venezolanas en la década del 2000. Nadie sabía de dónde salió esa empresa, no se hizo ninguna licitación internacional, se fue formando, fue creciendo y se tuvo que ir despavorida cuando (la presidenta del CNE) Tibisay Lucena encabezó el fraude de las elecciones de la Constituyente. Vino esta empresa argentina (Exclé) que nadie sabe quiénes son, cómo está ese software, quién integra eso. ¿Se hará una licitación internacional? ¿Hay tiempo para eso? Está el problema de la diáspora en el exterior, dos millones de votantes en el exterior, infinidad de problemas técnicos que se requieren para una elección mínimamente confiable que deben hacerse con celeridad. Estimo que debe llevar 10 meses de preparación a partir del nombramiento del CNE. Si se hace hoy se estaría haciendo la elección en agosto o septiembre del año que viene.

-¿Se están conculcando los derechos electorales de los venezolanos? ¿Con todas estas trabas considera que es el Gobierno el único responsable? ¿O es falla de la dirigencia política de no darle credibilidad a las elecciones e ir por la vía abstencionista?

-Aquí ha fallado todo el mundo. La política abstencionista no tiene ningún sentido cuando nace de unas posiciones supuestamente defensoras de la democracia. Quienes proponen la abstención sabotean los procesos electorales en todas partes del mundo son organizaciones armadas, ilegales, por ejemplo, la guerrilla colombiana, que intentó sabotear poniendo bombas en los centros de votación, o la guerrilla venezolana de los años 60, que llamó a la abstención militante que amenazaba a la gente para que no fuera a votar. Eso no tiene ni pies ni cabeza. Pero también tiene culpa el Gobierno; quien ha pervertido realmente el proceso electoral venezolano desde el mismo día de entrada en vigencia de la Constitución ha sido este régimen, que comenzó con Chávez y continúa con Maduro. Ni siquiera la dictadura perezjimenista cometió los abusos, desaguisados, desastres que ha cometido el régimen chavista en materia electoral.

Señaló Andrés Caleca que el gobierno de Nicolás Maduro no solo está atropellando a los partidos de oposición sino los derechos electorales de los venezolanos. “Cuando lees las condiciones de las Naciones Unidas, de la Unión Interparlamentaria Mundial sobre lo que se considera unas elecciones libres, hay tres cuerpos de derechos fundamentales, el de los candidatos a los cuerpos, el de los que ocupan los cuerpos para ser reelectos y el de los electores a poder sufragar libremente, ese derecho ha sido pateado por el régimen chavista de una manera bestial y muchas veces con la complicidad de sectores abstencionistas de la oposición. Cuando propones la abstención como una salida estás pateando el derecho a elegir que tienen los ciudadanos”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*