¡JUEGO TRANCADO! Desanudar el status quo, por Leopoldo Puchi

@DolarToday / Nov 8, 2019 @ 9:00 pm

¡JUEGO TRANCADO!  Desanudar el status quo, por Leopoldo Puchi

“El nudo del conflicto político sigue siendo la presidencia sin que nadie pueda cortarlo”

LEOPOLDO PUCHI / El Universal

Los pasos dados para la designación de la comisión de postulaciones de los miembros del Consejo Nacional Electoral muestran una fuerte inclinación de los diputados de la Asamblea Nacional a buscar soluciones por vías institucionales y a avanzar progresivamente.

Es una suerte de sentido común el que impulsa al diputado promedio a buscar acuerdos que le permitan continuar desempeñando su rol de representante de las comunidades que lo eligieron. Se valora la institución y la utilidad del ejercicio parlamentario en la lucha política cotidiana, en el cuerpo a cuerpo de todos los días.

Sin embargo, ese sentimiento generalizado, esa propensión a acuerdos de los parlamentarios de los distintos sectores, no tiene la misma resonancia en los más altos círculos dirigentes, en cuyo accionar tienen mayor peso las estrategias trazadas y la inercia que de ellas deriva, que impiden adaptarse a los cambios que han tenido lugar en la situación política.

FLUJOGRAMA
En la lucha por el poder político, se dio inicio en enero a un flujo de acciones destinadas a provocar la salida de Nicolás Maduro de la presidencia, a través de iniciativas que se esperaba conducirían a su deposición. Por su parte, el sector gubernamental reaccionó con acciones que le permitieran preservar el ejercicio de la presidencia.

La meta del derrocamiento no fue alcanzada, pero a su vez el objetivo de preservar la presidencia luce como un logro frágil, que no ha sido conseguido a plenitud, en razón del deterioro económico, de la base de respaldo de la que dispone la oposición y a consecuencia de los efectos del bloqueo petrolero y financiero.

Aunque el pulso se ha saldado a favor del sector gubernamental, el conflicto político prosigue, lo que contribuye a ahondar las dificultades económicas y las penurias de la población. Lo razonable, entonces, es buscar las formas de superarlo por medio de la formulación de objetivos nuevos y mecanismos distintos a los que se han utilizado hasta ahora.

ACUERDOS PARCIALES
En este marco, la modalidad a utilizar sería la de acuerdos parciales y sucesivos, que pudieran concretarse con la designación consensual del CNE y la celebración de las parlamentarias con un rango amplio de garantías acordadas. El asunto de una posible elección presidencial continuaría como un punto en la agenda que no sería descartado por las partes, sujeto a un acuerdo más amplio de convivencia al interior de un sistema común en el que se comparte la presencia de los factores en los poderes públicos.

Por supuesto, el nudo del conflicto político es “la presidencia”, pero ninguno de los factores dispone de la fuerza para cortarlo. Ahora bien, sí es posible desanudarlo progresivamente. Lo contrario es reforzar el status quo, aunque se aspire cambiarlo. Estaríamos ante un estancamiento, una fijación que puede durar meses o años.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*