¿JUSTICIA O REBELIÓN QUE TRAMA LA DICTADURA? Las 3 opciones de Leopoldo Lopez

DolarToday / Sep 4, 2015 @ 5:00 pm

¿JUSTICIA O REBELIÓN QUE TRAMA LA DICTADURA? Las 3 opciones de Leopoldo Lopez

Esta noche, o la madrugada de mañana, o quizás en un par de días podría conocerse la sentencia en el juicio que se sigue en Venezuela contra el coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, y los jóvenes Marco Coello, Christian Holdack, Demian Martin y Ángel González.

Han sido 70 audiencias, desde el 23 de julio de 2014, en las que el dirigente ha sido enérgico y contestatario en la defensa de sus derechos. Hoy, hay tres opciones, cada una con distintas consecuencias políticas: López sale en libertad; va a su casa; o paga una condena, aún por determinar, en prisión.

Lo que está previsto es que hablen las defensas, que cuentan con un máximo de tres horas para presentar sus conclusiones; que haya una réplica del Ministerio Público; una contrarréplica de las defensas, y que cada acusado tenga una intervención al final, para lo cual también contarán con tres horas. Por lo extenso del proceso, el juicio podría concluir hoy o postergarse para otro día.

Todo indica que variables políticas son las que inclinarán la balanza de la resolución de la jueza 28 de juicio, Susana Barreiros.

La libertad
La defensa ha insistido que en ningún momento se demostró la culpabilidad de López en cuanto a los hechos que se le imputan, a saber, instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio.

El abogado del dirigente, Juan Carlos Gutiérrez, resumió lo que, a su juicio, debería ocurrir esta noche: “Se hará la presentación de los argumentos conclusivos y si se determinan todas esas pautas, tendría que producirse una sentencia en primera instancia, pero tal vez no se permita concluir la jornada judicial. La expectativa de la decisión está relacionada con el factor más importante del proceso penal, que son las pruebas, que han certificado la inocencia de Leopoldo, aunque la Fiscalía pretenda lo contrario”, señaló.

El delito de mayor peso que se le imputa al dirigente, el de instigación pública, no tendría sustento de acuerdo con el abogado, pues las declaraciones de los dos testigos estrella del proceso, la lingüista Rosa Amelia Asuaje (que analizó varios de los discursos de López) y del experto Mariano Alí (quien revisó su cuenta de Twitter), demostraron que el dirigente nunca hizo un llamado directo a la violencia.

Además, aseveró Gutiérrez, los testimonios de más de 50 funcionarios policiales dejan constancia de que no hay evidencia que relacione a López con hechos violentos y varios funcionarios de la propia Fiscalía, que “incurrieron en múltiples contradicciones”, negaron haber escuchado con precisión el contenido de las palabras de López.

En cuanto al delito de incendio, cuya pena es de ocho años, el testimonio del propio jefe de seguridad del Ministerio Público lo descartó. “Eso se conecta con testimonio de los criminalistas que dicen que no consiguieron libros ni escritorios quemados. No hay indicio físico que permita establecer que en la Fiscalía hubo un incendio. También se demostró que en la Fiscalía nunca se usó polvo químico de extinción. Esto significa que hay hasta ocho años de cárcel menos para este caso”, añadió Gutiérrez.

La condena
Pero lo cierto es que el Ministerio Público, y así lo revelan sus notas de prensa, considera que López es culpable y que debe ser condenado.

El organismo sugirió en un comunicado, luego de la audiencia del 31 de agosto, haber demostrado la culpabilidad del dirigente opositor. Vale destacar que aún no existe sentencia ni es la Fiscalía el organismo responsable de dictarla. Los fiscales Narda Sanabria y Franklyn Nieves pidieron que López sea condenado.

La Fiscalía también se apoya en el análisis de los discursos de López de Asuaje y Alí para aseverar que las palabras del dirigente “incitaron a sus seguidores a generar violencia en las calles y desconocer al Gobierno Nacional y a las instituciones del Estado venezolano”. También afirma que las acciones que supuestamente instigó López, “derivaron en hechos violentos” que desencadenaron lamentables sucesos que enlutaron a 43 familias y resultaron lesionadas más de 870 personas.

¿Cómo ambas partes pueden basarse en lo mismo para culpar y exculpar? La defensa de López aseveró que los fiscales del Ministerio Público falsearon los peritajes y las declaraciones de la lingüista Asuaje y del experto Alí.

Gutiérrez aseguró que las referencias a las expresiones que se atribuyen a López y que soportan la acusación del delito de instigación pública no constan en las transcripciones de los discursos del dirigente de oposición que fueron aportadas por la misma Fiscalía.

La aspiración del Ministerio Público podría implicar una condena de hasta 14 años de cárcel. De acuerdo con las reglas del Código Orgánico Procesal Penal, a la sanción correspondiente al delito de mayor entidad (en este caso asociación para delinquir, que según el artículo 37 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento del Terrorismo merece hasta diez años de prisión) se le suma la mitad de las penas establecidas para el resto de los delitos.

Preso en casa
Luego de evaluadas las dos primeras opciones: libertad o condena, comienzan los cálculos sobre las consecuencias políticas que cada una representaría. Informantes del oficialismo aseveran que la libertad plena no es una opción, al menos no inmediata, para el Gobierno, menos a tres meses de unas elecciones parlamentarias en las que, de acuerdo con las más prestigiosas encuestadoras del país, el chavismo está 20 (Datanálisis, Datincorp, Venebarómetro) y 39 (IVAD) puntos por debajo de la oposición.

Informantes del Ministerio Público afirmaron que los fiscales del caso no creen que el juicio finalice el viernes. Lo complejo de la decisión también contribuiría a una demora.

Fuentes de la fiscalía aseguran que el deseo de ese organismo es que tanto López como los cuatro jóvenes, que tienen medidas sustitutivas de libertad, sean condenados. “Aunque podría aceptarse que los jóvenes se mantengan en libertad, si son condenados a menos de ocho años. Eso podría ocurrir”, señalaron.

El COPP de 2012 señala que todo delito castigado con 8 años o menos no implica prisión. Los estudiantes podrían tener una condena menor a 8 años con medidas sustitutivas como prohibición de salida del país o un régimen de presentación.

Hay una opción sobre la mesa que cobra peso: fuentes políticas afirman que una condena de entre cinco y diez años con casa por cárcel para López es una alternativa que no generó rechazo en la Fiscalía.

“El viernes van a tratar de cerrar las conclusiones para poder dar el dispositivo (la sentencia, no escrita, lo que podría tomar hasta 10 días hábiles). Dirán a cuántos años lo condenan y por qué cuáles delitos. Se habla de máximo 10 años. Podría estar unos meses en Ramos Verde y luego se negociaría mandarlo a su casa”, señalaron.

La variable política inclina la balanza
De nuevo, interviene lo político: bajo ningún concepto, aseveran las fuentes, a López se le permitiría ir a su casa antes de las elecciones parlamentarias.

Que el juicio es político ha sido una denuncia constante de la defensa.

A continuación, la opinión del abogado Juan Carlos Gutiérrez al respecto:

–¿Ha habido negociaciones políticas? Se habla de la posibilidad de que haya una pena de menos de 8 años, con una medida sustitutiva, incluso casa por cárcel.

–Lo que puedo decir es que como abogado he conversado y he hecho lo que me corresponde como profesional del derecho y lo que no, reuniéndome con funcionarios de diversos organismos, con diversas atribuciones, para exigir justicia, para que se libere a un hombre inocente. Y sí han existido reuniones en ese sentido. Ojalá que el resultado de esas reuniones, con diversos funcionarios de diversas jerarquías y competencias, permita que no solamente sea liberado Leopoldo López, sino que también se haga un acto de justicia y, lo más importante, no se genere una sentencia que produzca jurisprudencia en cuanto a la restricción de los derechos civiles de los ciudadanos y en cuanto al ejercicio de la política.

–¿Qué opinarían de una condena menor a ocho años con una medida sustitutiva?

–Buscamos una absolutoria, ahora, si se produce una sentencia con condena parcial y que implica una medida cautelar sustitutiva, pues bueno, bienvenida; nosotros seguiremos el proceso. Esto no termina aquí. Iremos a otras instancias, entre ellas internacionales a donde pudiera llegar el proceso. Lo importante es que se produzca un acto de justicia real.

–¿Y la posibilidad de la casa por cárcel?

–Si es una decisión del tribunal tendremos que acatarla y aceptarla, y forma parte de lo que pudiera considerarse como un avance. Al menos como abogado, siento que le estaríamos dando algo a la familia para que la familia esté unida. En términos de ese contexto pienso que sería muy positivo para todos. Si eso sucede, Leopoldo se iría a su casa con su familia. Yo lo vería bien, como su abogado y amigo, y seguiría luchando por un acto de justicia total que implique su absoluta absolución.

Fuente: Runrunes

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*