¡LA GRAN ESTAFA DEL SIGLO XXI! “Un apartamento en 1998 costaba lo que hoy pagamos por un cartón de huevos”

DolarToday / Oct 9, 2015 @ 9:00 am

¡LA GRAN ESTAFA DEL SIGLO XXI!  “Un apartamento en 1998 costaba lo que hoy pagamos por un cartón de huevos”

“¡Cuán pobres somos los venezolanos en pleno 2015! Nuestro poder adquisitivo ha perdido tanto valor que en 1998, cuando comenzó esta falsa revolución socialista, un apartamento costaba Bs 1.200.000, lo mismo que hoy pagamos por un cartón de huevos, aplicándole la reconversión monetaria, Bs. 1.200”, publica La Patilla

Estas declaraciones las formuló la diputada al Consejo Legislativo del estado Aragua (Clea) y dirigente regional de Primero Justicia Betsy Bustos, al intentar hacer ver a los venezolanos la magnitud de la crisis económica en la cual nos sumió este gobierno pseudo socialista.

No solamente Venezuela se convirtió en el país con la inflación más alta del mundo (estimada por economistas en 200% al cierre de 2015 y ocultada a lo largo del año por el oficial Banco Central de Venezuela); sino en el país con el peor salario mínimo del continente, 10 dólares mensuales (calculado a partir del dólar paralelo ubicado en Bs 735, porque el común no tiene acceso a la tasa oficial de 6,30 Bs por $ ni a la tasa Simadi promediada en Bs 199). Si dividimos esos 10 dólares mensuales entre 30 días, nos encontramos con que el venezolano devenga 0,33 dólares diarios.

“Es increíble como en medio de la mayor bonanza petrolera de nuestra historia, en Venezuela lo único que se masificó fue la pobreza, el hambre, el desempleo, la corrupción y la inseguridad”, sentenció la parlamentaria aragüeña.

El venezolano común gana salario mínimo de Bs 7.421,67 mensuales; o lo que es lo mismo, Bs. 1.731,68 semanales o Bs. 247,38 diarios. Mientras que el bono de alimentación oscila en el rango de Bs. 1.575 a Bs. 2.362, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Alimentación de los Trabajadores.

Ejemplificando con el mismo cartón de huevos, un trabajador que gana salario mínimo debe destinar 16,16% de su ingreso mensual para comprar 30 huevos (a razón de Bs 40 por unidad) y el 83,83% restante para adquirir los otros productos que conforman la canasta alimentaria normativa y la canasta básica familiar.

El mismo cartón de huevos, en 1997, costaba Bs 1.350 y en 1998 subió 26% para situarse en Bs 1.700. Pero hay que aclarar que para la fecha no existía la reconversión monetaria. Si ésta no se hubiese aprobado en 2007, estaríamos hablando de que hoy en 2015, un cartón de huevos nos cuesta 1 millón 200 mil bolívares viejos.

Bustos quiso refrescar la memoria de los venezolanos y recordó que en 1998 el salario mínimo del venezolano era de Bs 100.000 mensuales y en 1999 subió a Bs 120.000, y la inflación cerró para 1998 en 29,9% y para 1999 en 20,0%. En 2015, la inflación de enero a septiembre se estima en 150%, mientras que el salario mínimo es de Bs 7.421,67 luego de haberse aprobado para este año un incremento de 30%. “Imaginen la desproporción entre un aumento salarial de 30% y una tasa de inflación acumulada de 150%. No hay sueldo que resista esta tragedia”.

Y para graficar aún más la explicación, la justiciera recordó las cifras del Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), según las cuales la canasta alimentaria normativa se ubicó en Bs 50.625,52 en el mes de agosto y la canasta básica familiar en Bs 78 mil 611,65 para el mismo mes, representando un incremento de 21,5% y 20,9%, respectivamente, con respecto al mes anterior. “En un solo mes, la canasta alimentaria y la básica experimentan incrementos casi similares al aumento salarial aprobado para 2015. Realmente es insólito”.

Finalmente, Bustos insistió en la necesidad de desenmascarar a un hombre que se dice “Presidente obrero” cuando de obrero y socialista no tiene absolutamente nada. “Si hay un sector de la población que ha sido vapuleado casi hasta la muerte por este gobierno, es precisamente el de los trabajadores. Nicolás Maduro los desprecia. Hoy no solamente el bolívar fuerte está más depreciado y devaluado que nunca, sino que las prestaciones sociales de esos trabajadores repudiados por Maduro, que han dedicado años de su vida a sacar adelante este país, no alcanzan para comprar ni una nevera”.

Bustos pidió a los venezolanos abrir los ojos y darse cuenta que este proyecto totalitario de Maduro – Cabello “necesita esclavos que dependan exclusivamente de ese grupito de corruptos que maneja el 95% de la renta petrolera. Ellos mismos lo han manifestado, no necesitan gente educada, instruida, porque la educación libera y genera conciencia. Maduro, Cabello y su combo necesitan a un pueblo tiranizado e ignorante al que puedan controlar por el hambre y la necesidad”.

Por eso insistió en la importancia de que el próximo 6 de diciembre los venezolanos piensen primero en el país y voten por un cambio. Con una Asamblea Nacional con mayoría democrática, comenzarán a aprobarse leyes y reformas que permitan atender los graves problemas sociales y económicos que aquejan a la nación. “Necesitamos un parlamento que lleve a discusión una agenda social en la que los venezolanos sean prioridad”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*