LA NUEVA CLASE OBRERA TRABAJADORA: Hasta 2.500 bolívares cuesta un cupo para comprar baterías

DolarToday / Mar 28, 2015 @ 5:00 pm

LA NUEVA CLASE OBRERA TRABAJADORA: Hasta  2.500 bolívares cuesta un cupo para comprar baterías

En un verdadero negocio matizado de corrupción se ha convertido la venta de acumuladores, desde que el 12 de noviembre de 2013 el presidente del extinto Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, anunció la ocupación temporal de las empresas Tintan y Duncan, publica Dayrí Blanco / El Carabobeño

5:00 a.m. Solo la oscuridad y el temor a ser víctima de la delincuencia acompañan a Norma Zambrano. El vigilante del edificio donde está residenciada la ayudó a empujones a encender el vehículo. Pasó cinco días con la batería dañada hasta que se dio cuenta que no tenía más opción y que debía hacer una cola desde el amanecer. Llegó y ya más de 80 personas se le habían adelantado. Su cara de decepción fue evidente y necesaria para que un joven se le acercara y le pidiera mil 500 bolívares por el número 15 de la fila. No era la primera oferta que hacia el muchacho de no más de 20 años, y tampoco la única que fue rechazada.

En un verdadero negocio matizado de corrupción se ha convertido la venta de acumuladores en la región, desde que el 12 de noviembre de 2013 el presidente del extinto Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, anunció la ocupación temporal de las empresas Tintan y Duncan por una serie de irregularidades como especulación y ofertas engañosas. Dos días después se publicó la lista de nuevos precios. Desde ese momento el abastecimiento del producto no se ha normalizado.

Desde las 10:00 p.m. en todos los centros autorizados para vender el producto comienzan a llegar quienes se dedican a la venta de cupos. Los precios varían según la hora que llegue el cliente. La oferta que rechazó Norma se incrementó a las 10:00 a.m., cuando comienzan a cobrar dos mil 500 bolívares. Y si alguien como Jesús Mendoza llega a las 7:00 a.m. debe desembolsillar dos mil bolívares por el número cuatro de la cola.

Reducido inventario

Lo habitual era que a este tipo de negocios llegaran en promedio 300 baterías a la semana. Eso cambió dramáticamente. Ahora ese número es despachado al mes. La variedad ya no existe. Es cuestión de suerte, luego de hacer cola desde la madrugada, o incluso la noche anterior, que en el inventario del establecimiento haya disponibilidad del amperaje requerido. Por eso en lugar de 80 números diarios se estan entregando solo 40.

En algunos comercios se ha implementado el sistema de venta de acuerdo al terminal del número de cédula. Funciona como en la red de supermercados públicos y privados. Keny Pichardo llegó desde Maracaibo a una tienda ubicada en una esquina entre las avenidas Michelena y Branger. Aseguró que pese a las dificultades encontradas, en el estado Zulia es prácticamente imposible conseguir acumuladores.

Y si se quiere evitar pasar por toda esta situación hay revendedores que ofrecen un acumulador de 700 amperios en siete mil bolívares, y su precio regulado es de dos mil 609, lo que significa un incremento ilegal de 168%.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*