¡LA SALIDA ES LA CALLE! Jorge Ramos: “ningún dictadorzuelo deja el poder por las buenas”

DolarToday / Jul 14, 2016 @ 2:00 pm

¡LA SALIDA ES LA CALLE!  Jorge Ramos: “ningún dictadorzuelo deja el poder por las buenas”

Los dictadores –y sus imitadores, los dictadorzuelos– nunca dejan el poder por las buenas. Es preciso sacarlos. Pero hay maneras de sacarlos.

JORGE RAMOS AVALOS / El Nuevo Herald

En el caso de Nicolás Maduro en Venezuela la cosa es complicada. Primero, porque él no se percibe a sí mismo como un dictador. Segundo, porque Venezuela todavía no es una dictadura tipo Cuba; la oposición controla la Asamblea Nacional. Y tercero porque la misma constitución bolivariana incluye una salida democrática a través de un referéndum revocatorio. La pregunta es ¿cómo salir de un líder que ya no es demócrata en un sistema autoritario?

Cuando a Hugo Chávez se le ocurrió incluir en la constitución de 1999 un referéndum revocatorio, nunca se imaginó que se le aplicaría a él –en el 2004– y luego al líder que escogería por dedazo para sustituirlo. Chávez superó el referéndum y se quedó en el poder hasta su muerte. Pero pocos creen que Maduro podría hacer lo mismo con uno de los peores gobiernos en la historia de Venezuela.

¿Es Venezuela una dictadura? le pregunté al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. “Nosotros no hemos utilizado ese término en nuestro informe”, me explicó. “Pero sí hemos hecho referencias a problemas serios que existen en el funcionamiento democrático de Venezuela. La existencia de presos políticos es totalmente inconsistente con el concepto mismo de democracia. El hecho de poner obstáculo administrativos a la realización del referéndum revocatorio es obstaculizar a la gente para que se exprese. Es muy importante que se haga este año. No hacerlo afectaría variables de legitimidad del gobierno”.

Almagro se ha atrevido a hacer algo que su predecesor, José Miguel Insulza, evitó durante toda una década: invocar la Carta Democrática de la OEA. Insulza, cuidadoso de las formas y las palabras, nunca tuvo el valor y la decencia de enfrentar a Chávez y a Maduro. Prefirió no hacer olas. Almagro, en cambio, ha desatado una tormenta.

“Negarle la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, te transforma en un dictadorzuelo más como tantos que ha tenido el continente”, le dijo Almagro a Maduro. Eso, sin duda, no es diplomático pero sí es la verdad.

La oposición venezolana –con el apoyo de 20 países en la OEA– por fin ha encontrado la salida. Maduro ve el final y por eso está peleando como gato en el agua. Trató de bloquear el proceso para activar la carta democrática en la OEA y no pudo. Ahora busca sacar el asunto de la OEA y llevarlo a una reunión en República Dominicana –o donde sea– para ganar tiempo y apoyo de sus incondicionales.

Continuar leyendo El Nuevo Herald

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*