¡LABOR DE ALTO RIESGO! “Quedan tiempos difíciles para el periodismo en Venezuela”

DolarToday / Jun 27, 2014 @ 2:00 pm

¡LABOR DE ALTO RIESGO! “Quedan tiempos difíciles para el periodismo en Venezuela”

“El periodismo ofrece una base para el debate informado sobre una gran variedad de temas de desarrollo. Solo puede haber buen gobierno cuando los periodistas tienen libertad para examinar, escrutar y criticar las políticas y las actuaciones.” (Mensaje conjunto del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, y la Directora General de la Unesco, Irina Bokova)

196 años han pasado desde que circulara por primera vez un 27 de junio de 1818 El Correo del Orinoco, creado por el Libertador Simón Bolívar.

En una propuesta formulada en 1964 por el periodista Guillermo García Ponce integrante de la Asociación Venezolana de Periodista (AVP), quien se encontraba bajo arresto al igual que otros defensores de la ética y moral del país de aquellos años, se instituye esta fecha como el Día Nacional del Periodista.

No fue sino hasta el 27 de Junio de 1965 cuando se celebró por primera vez el Día Nacional del Periodista, que anteriormente se celebraba el 24 de Octubre, fecha en la cual los trabajadores de las artes gráficas conmemoran su día.

Casi dos siglos después, ejercer el periodismo en Venezuela se ha convertido en una profesión peligrosa, llena de obstáculos, donde sus representantes no cuentan con las garantías constitucionales para ejercer la libertad de expresión. Una época marcada por un bloqueo total impuesto por el régimen que amenaza y agrede físicamente a los profesionales, detenciones arbitrarias, procesos viciados, censura de las informaciones a la par de estatizar los medios y negar las divisas para el normal desarrollo de la libertad de prensa.

Otra política más de represión y de censura a la libertad. A casi dos siglos de la aparición del primer medio informativo de Venezuela, el gobierno sigue violando la libertad de expresión en un intento de imponer sus ideas a la fuerza.

En esta oportunidad, Eduardo Orozco, reconocido periodista, profesor universitario y quien fuera por muchos años secretario general del Colegio Nacional de Periodistas, visitó nuestro periódico. Una conversación franca y amena, en la que participamos Yatzú López, responsable de nuestro portal informativo www.elvenezolanonews.com, el jefe de redacción del periódico de Miami, José Hernández, y quien escribe, responsable de la edición en Broward, en la que constatamos una vez más la importancia de seguir luchando todos juntos por defender el derecho de la sociedad a estar informada.

Cada año que nos acercamos al día del periodista solemos hacer una evaluación. Hemos visto medios cerrados, comprados por el gobierno, periodistas citados a tribunal, censurados, botados de los medios. ¿Dónde estamos en cuanto al acceso de información? ¿Estamos en el momento más gris?

- Pareciera que no hemos tocado fondo y eso es lo dramático. Parece que todavía hay más grises por venir. No hay futuro, no hay proyecto, ya la situación es inaguantable para los profesionales de la comunicación. El clima de confianza, de respeto y libertad, de credibilidad está totalmente deformado.

¿Qué es lo más crítico para los profesionales y dueños de medios en el ejercicio actual del periodismo?

- El problema más grave es la ausencia gradual de información que hace que la gente quede arrinconada. Sin embargo, un venezolano vivo, por lo que todavía tenemos un espacio para expresarnos aunque el gobierno no lo quiera. Los venezolanos no nos rendimos, aunque el gobierno pretenda mermar cada vez más la libertad de expresión en Venezuela. El venezolano se resiste a ser silenciado.

Pero el gobierno está haciendo lo imposible por mantener la hegemonía comunicacional…

Definitivamente hay un aspecto que no medimos en su clara dimensión, en una época tan especial que vive Venezuela de exceso de información con menos medios de comunicación. El gobierno quiere controlar el flujo de la información, controlando la entrega de divisas para la adquisición de papel. ¿Resultado? De 110 diarios que tenía el país, quedan sólo 95, cerrando el acceso de información a una parte importante de la población. Además, debido a la caída de la inversión publicitaria, por la crisis económica y por miedo a represalia gubernamental, los periódicos han reducido a la mitad sus páginas y su tiraje. El acoso judicial a los periodistas, las presiones directas a los dueños y la compra de medios contribuye a liquidar el derecho a la información, sin que exista una medida legal.

Es un totalitarismo postmoderno, con una gran dosis de resentimiento en el aspecto ideológico, un elemento superior que justifica ese proceder. El odio, la persecución y el atropello tienen una justificación ideológica.

¿Qué nos dice del caso de Lurentzi Odriozola?

Un profesional que siempre se ha expresado y ahora lo tenemos en la línea de fuego. Hacer periodismo hoy es un riesgo, decir la verdad, investigar es enfrentarse al poder. Cualquier opinión es catalogada de política y un elemento de conspiración. Esos son los procesos que terminan en dictadura, empiezas a descalificar al ciudadano, perseguir a los líderes y a los partidos para que esa dirigencia desaparezca, es un requisito de la dictadura, inmovilizar al sector. Por suerte las redes sociales están jugando un papel importante movilizador. Pero el proceso de desinformación en el sector social masivo es lo más grave. Silenciar la voz. En Venezuela los periodistas salen a la calle asustados. Doblemente asustados pensando qué temas no deben tocar, por lo que la censura arranca por la autocensura. Así siguen los filtros y se termina cumpliendo la premisa del gobierno de silenciar la información.

¿Y este no es el momento más gris?

- Nunca es lo peor. No hemos llegado al llegadero y debemos seguir luchando, porque todavía hay tiempo de frenar esta crisis. La tormenta perfecta del gobierno contra los medios es el cerco económico, político, judicial y legal. Los medios tenemos que reinventarnos, utilizar internet de una forma más activa, contemplar una plataforma amplia de medios para difundir la información.

¿Piensa que es efectivo el diálogo de la Unidad?

El enfoque del diálogo es correcto, así te cierren las puertas. Es un terreno en el que el gobierno debe ceder o queda al descubierto. La oposición tiene mucho que decir, quedó demostrado que los ocho representantes que intervinieron en el diálogo estaban preparados con datos, cifras y con actitud. El gobierno, que no se preparó, quedó en evidencia. Eso dificulta que se vuelvan a reunir pero definitivamente están comprometidos a producir cualquier tipo de cambio porque la situación ya no es política, es económica, social, de carencia de productos y servicios, de inflación, de una inseguridad. Una realidad que se agrava por ejemplo, con la carta de Giordani, que ahora se da golpes de pecho, que ha dejado al descubierto que el proyecto comunista está en retroceso y acusa a Maduro de ello. Eso produce una división profunda, que llegó al fondo, pareciera que hay un chavismo y un madurismo y eso les debilita el proyecto. Lo que pasa es que el proyecto comunista es un tobogán. No puedes subir otra vez.

¿Con esta situación, piensa que Maduro incentivaría un nuevo diálogo?

- Parece mentira pero puede ser una alternativa para que lo fortalezca políticamente, pero ahora con otras condiciones por su desventaja real, por la falta de apoyo político que por supuesto no va a recibir de la MUD. El diálogo está para mejorar las situaciones, hay rasgos de la cultura democrática que, aún con toda la molestia que pueda haber, hay que sentarse a hablar con la gente. Siempre la oposición ha estado dispuesta a dialogar. La calle debe seguir para exigir solución a los conflictos y carencias que hoy existen en Venezuela, el reclamo no puede estar prohibido porque los conflictos en Venezuela están demasiado graves. Estamos llegando a niveles muy bajos en materia de salud pública, de escasez, de inseguridad. El trueque ha llegado a ser una necesidad real, pero no puede ser un proyecto económico. Todos los esfuerzos de la oposición son complementarios.

¿Qué podemos hacer los periodistas en el exterior por los colegas en Venezuela?

- Acercarse más, colaborar haciéndonos eco de los problemas, solidaridad, no ser indiferentes. No es fácil el momento que está viviendo Venezuela, ser más comunicadores y tratar de que llegue la mayor cantidad de información a Venezuela. Debemos fortalecer la labor gremial organizada, fortalecer las organizaciones que existen.

¿Cuál es el futuro de la comunicación en estos tiempos?

Si no existiera la crisis podríamos hablar de formación, actualización, de debate. En estos momentos de sobrevivencia nuestra principal función debe ser comunicar, utilizar todas las redes, páginas web, todos los medios cibernéticos. Por suerte, dentro del drama venezolano, tenemos otros medios para comunicar lo que está pasando en el país por la tecnología.

Hace un mes se conmemoró el “Día Mundial de la Prensa”. La fecha sirvió para que el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) denunciara que 190 empleados del sector han recibido agresiones durante lo que va del 2014. De este total de ciudadanos perjudicados, 140 son periodistas que se encuentran en el ejercicio activo de la profesión.

“El futuro de los medios no es prometedor. Tenemos la misión de seguir vivos, de seguir luchando para garantizar los canales de información a la ciudadanía, el derecho a la información. Estamos unidos por la libertad de expresión. Si antes hubo diferencias dentro del medio, hoy no existen porque sabemos que hay un interés superior que es defender el derecho de la sociedad de estar informados, defendernos de un gobierno que nos quiere callar la boca. Los venezolanos nos resistimos a ser silenciados ente este gobierno que sigue violando la libertad de expresión en un intento de imponer sus ideas a la fuerza”.

Por Sandra Ramón Vilarasau

Fuente: El Venezolano

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*