¡LES QUEDAN HORAS DE VIDA! Pacientes renales en Venezuela: ¡Envíen los féretros!

DolarToday / Feb 4, 2018 @ 8:00 am

¡LES QUEDAN HORAS DE VIDA!  Pacientes renales en Venezuela: ¡Envíen los féretros!

Pacientes renales desesperados, abandonados a su suerte por ausencia de medicamentos y asistencia hospitalaria oficial, toman las calles y alrededores de centros de diálisis rogando les envíen los féretros ante el temor de una muerte inminente.

POR MANUEL CORAO / El Nuevo Herald

En Venezuela hay cerca de quince mil pacientes a quienes no les funcionan los riñones –conforme reseña el diario El Nacional–, quienes deben tratarse los males que les aquejan en instalaciones especializadas.

De las 129 unidades existentes a nivel nacional, 32 no operan por falta de fármacos e insumos relacionados con la receta periódica que deben suministrarle la institución gubernamental Seguro Social por ley a sus afiliados.

Aun cuando el mal no discrimina, las personas de bajos recursos inscritas en SS que se observan más afectadas ante el posible colapso de vida no pueden acceder a clínicas privadas por carecer de recursos monetarios para cubrir los altísimos precios que la terapia requiere.

La salud pública en el país suramericano es de la absoluta responsabilidad del estado, pero solo corrupción observamos.

Tal premisa queda demostrada no hacer mella en el ánimo de la dictadura quienes soslayan asistir al parroquiano que es su primaria obligación política y social, y por el contrario persiguen por disentir.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, y por su Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (REDESCA) en informe recientemente realizado sentencia que el gobierno de Maduro debe atender con premura a la población por el hambre que padecen.

Esta evaluación coincide circunstancialmente con la crisis hospitalaria renal tema de salubridad general en el legajo.

Destaca la CIDH el acelerado desabastecimiento de alimentos y medicinas en Venezuela, drama al cual el gobierno se niega acoger al no permitir llegue al país la asistencia humanitaria internacional.

En apretado resumen les indico –conforme la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Organización Panamericana de la Salud– que existe un aumento adicional extraordinario de la población subalimentada de 1.3 millones de personas, incide Naciones Unidas. Ello significa que no consumen los nutrientes mínimos para el funcionamiento corporal.

Cuatro millones y medio de seres se alimentan solo una vez al día y eventualmente dos cada dos días.

Temen las instituciones un incremento de fallecimientos en menores por desnutrición.

Según fuentes extraoficiales, ya que el Ministerio de la Salud no suministra información, en el 2017 fallecieron semanalmente entre cinco y seis niños por desnutrición.

Los evaluadores médicos reportan retraso en el crecimiento que afecta al 33% de los infantes.

Todo ello trae con consecuencia que de los más pequeños –reseña la estadística– el 11.4 están desnutridos.

En relación con el derecho a la salud, la CIDH y su REDESCA hacen público que han recibido constante información denunciando la falta de acceso a medicamentos y a tratamientos médicos en Venezuela.

En cuanto a insumos medicinales, los químicos ordenados por atención ambulatoria están desaparecidos de los anaqueles farmacéuticos en un 80 por ciento, desconociéndose a ciencia cierta los inventarios de hospitales públicos.

Los antirretrovirales que afectan a los enfermos de SIDA o VIH, los centros asistenciales tienen un desabastecimiento de los mismos entre el 95% y 100% de su requerimiento.

Mientras los venezolanos corren riesgo de morir amengua, Nicolás Maduro solo atiende los acuerdos de diálogo que le permitan ganar tiempo para disfrutar del repunte de los precios petroleros en el mercado internacional.

Sin embargo, ello sería poco probable por el estado físico en el cual se encuentran las instalaciones petroleras para cumplir la cuota OPEP; negocia en República Dominicana su posible salida del poder con plena impunidad por los delitos cometidos por él y su entorno.

De lograrlo todo, a espaldas del pueblo, con la misteriosa muerte de Fidelito Castro Diaz-Balart cuando se habla de sucesión en Cuba, el inmediato destino isleño de albergue temporal para Maduro y sus compinches parece tornarse distante.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*