¡LO PERDEMOS TODO! El país se desangra por las fronteras

Dolar Today / Mar 25, 2018 @ 3:00 pm

¡LO PERDEMOS TODO! El país se desangra por las fronteras

—¿Un diagnóstico?

—Desnutrición del país en todas sus expresiones, con anemia y superposición de enfermedades transmisibles.

—¿Una medicina?

—Mejor prevenir que cualquier tratamiento.

—¿Lo revolucionario en la medicina del socialismo del siglo XXI?

—¿Revolucionario? Aquí no hubo nada nuevo, más bien hubo un retroceso.

—¿Y Barrio Adentro, al menos en sus inicios?

—Lo que mal se planifica, mal sale; cuando una política pública falla desde su diseño, poco puede esperarse de ella.

—¿Iría en misión a Cuba?

—Sí, en misión de ayuda humanitaria. El  cubano es un pueblo que ha sufrido mucho.

—¿El aporte de los médicos cubanos al país?

—¿Eran realmente médicos? ¿O paramédicos muchos de ellos?

—¿Necesita bótox la cara de Venezuela en el exterior?

—Más que bótox, que solo es la apariencia, necesitamos extraer el absceso que tiene Venezuela en su interior.

—¿Está el país de quimioterapia?

—Y de radioterapia también.

—¿Cuántos centros de salud se hubieran hecho con lo regalado a Cuba y a otros países?

—No solo centros de salud, sino también se hubiesen podido crear los programas sociales necesarios para el desarrollo de capacidades.

—¿Hay neurosis colectiva?

—Sí, hay mucha angustia y miedo: dos emociones paralizantes.

—¿Una terapia para la MUD?

—Terapia de unidad.

—¿Para el régimen?

—Terapia de entendimiento y aceptación.

—¿Un régimen para el régimen?

—Disciplina y desarrollo de capacidades.

—¿Una dieta para Maduro y compañía?

—Deben comer lo que está comiendo el pueblo, para que  entiendan la situación: yuca en la mañana, al mediodía y en la noche.

—¿La peor epidemia?

—La corrupción; de ella han derivado la escasez de alimentos y medicamentos, y el deterioro de la infraestructura hospitalaria.

—¿Se desangra el país con la emigración?

—Totalmente, el país está desangrándose por las fronteras.

—¿Y las defensas de la Resistencia?

—Activándose nuevamente.

—¿Una operación que extirpe el rancho del cerebro?

—La educación.

—¿Otro José Gregorio Hernández?

—¡Muchos! Gracias a Dios: Maritza Landaeta, Francisco Valencia, Feliciano Reyna…

—¿Una institución desahuciada?

—El IVSS.

—¿Un tratamiento radical?

—Rediseño de los planes y programas de la nación; cambio de liderazgo.

—¿Cuánto cuesta enfermarse en Venezuela?

—En ocasiones cuesta la vida.

—¿Una peste más fuerte que el odio y el resentimiento?

—La venganza.

—¿Una cura revolucionaria contra el hambre?

—No existe, Amartya Sen ya explicó la relación entre regímenes autoritarios y hambrunas.

—Un dicho español reza que el error del médico se cubre con tierra. ¿Y el del ministerio del ramo?

—No hay tierra que lo tape.

—¿Y el del sector privado de la salud?

—Nuestro pobre sector privado hace lo que puede, pero no se puede pedir peras al olmo.

—¿El aporte social de este sector?

—¡Valiosísimo! Conozco de obras sociales de este sector que hoy son la salvación de muchos.

—¿Los quijotes del sistema médico?

—Todos y cada uno de esos médicos que todavía están aquí y se levantan cada día para asistir a su hospital.

—¿El virus más criollo?

—El creer que va a venir una suerte de mesías mezclado con superhéroe a resolvernos los problemas. Los problemas los resolveremos nosotros.

—¿La referencia latinoamericana en salud?

—Chile, indudablemente.

—¿Incumple el sector oficial el juramento de Hipócrates?

—Si se refiere a los médicos, pues no; ellos hacen lo que pueden con los ínfimos recursos que tienen. Si se refiere al liderazgo, pues parece que no conocen el juramento.

—¿Y el privado?

—El privado tiene un poco más de recursos; y de hecho vemos los intentos de cubrir a tantos, pero escapa de las manos de cualquiera. Creo que hoy es injusto etiquetar si los médicos cumplen o no con el juramento hipocrático.

—¿Un sector infartado?

—¡Todos!

—¿Tiene el médico venezolano vocación social?

—Él nace de la vocación y el trabajo social. Recordemos que todos los estudios médicos en Venezuela son públicos.

—¿Y rural?

—Más aún; recuerdo que en mi época las peticiones para irse a trabajar a la Gran Sabanaestaban copadas.

—¿Una cirugía para el alma del connacional?

—La cirugía del amor.

—¿El parásito social?

—La corrupción.

—¿Es  el Observatorio Venezolano de la Salud el estetoscopio nacional?

—Definitivamente es uno de los estetoscopios.

—¿Qué tal es el país como paciente?

—Se comporta noblemente.

—¿Se impacienta la población paciente?

–¡Y con toda razón!

—¿Una vitamina para luchar?

—Resiliencia.

—Entre los glóbulos rojos y blancos, ¿cuáles vencerán?

—Vencerá el equilibrio y la tolerancia.

—¿Una solución en la sala de espera?

—Atender al que tenemos al lado.

—Aparte del paludismo, ¿otra plaga que volvió?

—Volvió el paludismo, la difteria, el sarampión y un largo etcétera.

—¿La malaria sociopolítica?

—Volvemos a la corrupción.

—¿Qué pasaría en Venezuela si este flagelo no termina de erradicarse?

—Si no se interviene ya para cambiar las políticas, programas y acciones sociales, siempre se puede empeorar. Esperemos que exista un intento de cambio y de mejora. Nuestro pueblo lo necesita con urgencia.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*