¡LO QUE NO DICE NICOLÁS! La hiperinflación ya se comió al nuevo aumento salarial (De 30 $ a 10$)

DolarToday / Nov 30, 2018 @ 11:00 am

¡LO QUE NO DICE NICOLÁS! La hiperinflación ya se comió al nuevo aumento salarial (De 30 $ a 10$)

Tres meses y diez días después de la implementación del “Programa de Recuperación Económica”, el mismo ha tenido que ser sometido a un “factor de corrección”; y aunque Nicolás Maduro habla de que con el programa lanzado el 20 de agosto “Venezuela va a un proceso de estabilización de la economía”, los anuncios realizados este jueves demuestran que el Gobierno va muy por detrás de la hiperinflación. Y que ésta va a correr más duro todavía.

Pedro García Otero / ND

Durante toda su alocución, adicionalmente, Maduro no ha hecho mención a dos factores fundamentales del programa de recuperación económica anunciado en agosto: Ni una alusión a la disciplina fiscal (todo lo contrario, los alimentos vuelven a alimentar la hoguera hiperinflacionaria) ni tampoco nombró el tema del precio de la gasolina, actualmente regalada, y a la que Maduro, hace tres meses, prometió poner en precios internacionales.

Además, el mandatario, que había hablado de “libre fluctuación” y “mecanismos de mercado” para el mercado de divisas, ha vuelto a decir que es el “dólar criminal” el responsable de “buena parte de los daños de la guerra económica”, aunque también hizo una corrección muy importante en el precio del llamado “dólar Dicom”, que ha venido distanciándose del precio de la divisa en el mercado paralelo, marcadora de la economía.

La frase más repetida a lo largo del discurso fue “corrección”: Y a pesar de que anunció la “relantización” (en realidad es ralentización) de la inflación (una ralentización que solo se ve en Miraflores, pero que al mandatario le sirvió para justificar las cifras presentadas ante el FMI que hablan de una inflación de 860% para 2017), lo cierto es que los precios se están acelerando, y la inflación estimada por la banca para este año es de aproximadamente 480.000%.

En resumidas cuentas, los anuncios de Maduro, que pueden agruparse en seis grandes categorías o claves, muestran que sencillamente, la economía venezolana sigue peor; que el Gobierno no tiene ningún interés en corregirse, ni en corregir la madre de todos los desequilibrios, que es el déficit fiscal y la emisión inorgánica de dinero; al contrario, los refuerza y acelera el efecto disolvente de la hiperinflación.

Además, los anuncios parecen orientados a granjearle al mandatario algo de buena voluntad de cara al 10 de enero, fecha que mencionó en varias oportunidades a lo largo de la cadena de radio y televisión en la que anunció el “factor de corrección”. Una especie de “lanzamiento” de su próximo Gobierno, que, como se sabe, está siendo calificado de ilegítimo por la oposición venezolana y buena parte de la comunidad internacional.

A continuación, las claves:

1) ¿Cuánto vale un petro?

Maduro anunció el “factor de corrección” del petro, al que llevó de 3.600 bolívares (cifra que ofreció erróneamente, pues ya hace semanas que su precio era de 4.300) a 9.000 bolívares, y con esto, por supuesto, aumentó el salario de 1.800 a 4.500 bolívares.

A diferencia del aumento de 3.500% del salario anunciado en agosto, este, que es de 150%, ya queda rezagado de la inflación de estos tres meses, que fácilmente puede haber superado 700% (se estima que la inflación mensual agosto-noviembre es de 200%).

La economía no tendrá ningún problema en absorber este salario, pero Maduro mantendrá, ad infinitum, el pago del mismo a través del Carnet de la Patria. Por supuesto, con efectos políticos.

Pero más allá, cabe preguntarse, hoy, cuál es el precio del dólar Dicom, que se encontraba en los alrededores de los 90 soberanos. Si tomamos como cálculo grueso que un petro vale 60 dólares, o 9.000 bolívares, de entrada, cada “dólar Dicom” tendría que ajustarse a aproximadamente 150 soberanos. Veremos si el “mercado” cada vez más cuestionado del Dicom, hace la corrección.

Adicionalmente, si Nicolás Maduro prentendía hacernos creer que el Petro era una “moneda”, no manipulable, desde ayer, cuando la devaluó más de 60% en una cadena nacional de radio y televisión, nadie le comprará el discurso. Si es que alguien se lo compraba antes.

Esteban Rojas
@EsRojas
Maduro subió 150% el salario mínimo. Pasa de 1.800 a 4.500 Bs.

- Inflación mensual llegó a 223,1% en agosto, 233,3% en septiembre y 148,2% en septiembre según la AN. Y falta octubre.

- 1.800 Bs equivalían en agosto, más o menos, a 28$ en el mercado negro. Hoy, 4.500 Bs son 10$.

2) Bonos “personalizados” y desastre fiscal

Dentro de la misma tónica política, Maduro, quien se definió a sí mismo como “San Nicolás Maduro”, anunció el “regalo de Navidad” de un “tercer mes de aguinaldo” de 4.500 bolívares para los pensionados, “pagadero en petros”. Invitó a los abuelitos a “cambiarlos a través de block chain” (?). Bonos para los cultores, para las familias, un nuevo bono para las familias de dos personas… Y el pago del 25% (solo 25%) de los aguinaldos del sector público con el “nuevo sueldo” de 4.500.

Ciertamente, todo el dinero parece poco en este momento para enfrentar la ola hiperinflacionaria que vive Venezuela, especialmente para los atribulados venezolanos.

3) “San Nicolás Maduro”

Maduro distribuirá perniles a través de los CLAP, 20 millones de kilos de pernil (unos 600 gramos por venezolano). Pero no dijo a qué precios. También “35 millones de piezas de ropa y calzado” (concepto comunista: nada importan ni la calidad ni el gusto de los compradores) y “15 millones de juguetes”, además de 3.750 toneladas de “productos para las hallacas, a precios acordados, muy por debajo del valor del mercado”.

Aseguró que este año “no le pudieron sabotear los perniles” y que la mitad de los perniles que se colocarán a través de los CLAP (perdonen la insistencia, el precio no se conoce) son de producción nacional, para asegurar “las navidades más felices, con más color, de los últimos años”.

4) Más controles (estériles, pero amenazantes) a los precios

Maduro afirmó que los precios acordados “aguantaron 40, 50 días”, antes de que se los comiera la inflación. Ahora insiste con la estrategia, y los “precios acordados”, (revisables, aclaró) se conocerán hoy. Anteriormente, han sido un saludo a la bandera. Pero el “efecto amenaza” basta para introducir nuevas distorsiones en una economía en la que los precios relativos ya están absolutamente desajustados.

5) Anuncia “nuevas tablas salariales”

El mandatario defendió que “los trabajadores creyeron en mí” y que por lo tanto, no ha habido conflictividad por la eliminación de los tabuladores salariales, aunque la realidad es que las protestas por el tema son cotidianas. Pero además, aunque los trabajadores creyeron en él, hoy anunció el retorno de estos tabuladores, aunque para ello va a tener que negociar con mucha gente…

6) Ajuste fiscal y gasolina, las omisiones

Dos elementos del programa original eran “una disciplina fiscal draconiana” y “gasolina a los precios internacionales”. Dos medidas de un enorme costo político. Por supuesto, en este momento, con un Gobierno tan débil como el que preside, ni las mencionó, aunque sí señaló que el año que viene tendrá “un poder legítimo”, y “con apoyo del pueblo y los militares”.

Aseguró que todos los días recibe “miles de bendiciones del pueblo venezolano…”

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*