¡LO QUE VIENE ES CANDELA! El precio de la gasolina aumentaría alrededor de 20.000%

DolarToday / Jul 28, 2018 @ 2:00 pm

¡LO QUE VIENE ES CANDELA!  El precio de la gasolina aumentaría alrededor de 20.000%

La firma Datanalisis consideró que la desconfianza es uno de los principales problemas que enfrentará el anclaje monetario y reconversión que anunció Nicolás Maduro y que deberían entrar en vigencia el 20 de agosto

Por Janet Yucra /Caraota Digital

“El constante cambio de la fecha de entrada en vigor de la reconversión por si sola genera desconfianza. El anclaje monetario parece una solución factible al problema monetario que padece la economía venezolana. Sin embargo, estos anclajes suelen efectuarse sobre bienes que generan más confianza de la que genera la propia moneda del país para así garantizar una especie de disciplina monetaria que convenza a todos los agentes económicos. Las transacciones realizadas con el Petro son desconocidas por el público, factor que genera desconfianza en la criptomoneda”, subrayó un análisis efectuado por la encuestadora.

Añadido que nadie conoce el Petro, Datanalisis destacó que “esta criptomoneda ha sido rechazada en varias oportunidades por proveedores extranjeros, motivado principalmente por el tema relacionado con las sanciones impuestas por los Estados Unidos, y agentes locales no parecen convencidos de comenzar a utilizarla Por ello, en este momento el efecto más claro que tiene el anclaje parece ser traspasar los problemas que arrastra el Petro hacia la moneda local. Problemas como el confuso respaldo en unas reservas petroleras que ni siquiera el Estado logra explotar, la transparencia de las transacciones de esta moneda, entre otros”.

Los ceros que generan confusión

De igual forma, la firma resaltó que “las reconversiones monetarias normalmente suelen generar confusión entre los agentes”. Sin embargo, la eliminación de una cantidad de ceros que no es múltiplo de tres parece potenciar este efecto. “Es decir, la forma más sencilla y que ha sido tradicionalmente aplicada en otros países de la región, es la eliminación de 3 ceros (Brasil, Argentina), pues la división entre 1.000 parece ser más sencilla de realizar para las personas”.

En consecuencia, “las reacciones hacia la eliminación de 5 ceros, que supone una división de las cantidades entre 100.000, pareciera traer consigo considerables problemas técnicos, logísticos y financieros, tales como la modificación de las actuales listas de precios por parte de las empresas, la adecuación de los sistemas de pago electrónicos nacionales (cajeros, puntos de venta) y el cálculo de valor de los bienes”.

Argumentó el documento que “dado que la menor denominación de moneda anunciada corresponde a Bs. S. 0,5 cabría preguntarse qué pasará con los precios que en este momento se encuentran por debajo de los Bs. F. 50,000 (Bs. S. 0,5). Por ejemplo, el pasaje urbano promedio en Caracas oscila entre Bs. F. 10,000 y Bs.F 20,000, luego de la reconversión estos montos quedarían entre 0,1 y 0,2. ¿Cómo pagarían los caraqueños el pasaje? Lo más lógico es pensar que si el Gobierno no piensa incluir monedas de menor denominación, entonces estos precios sean llevados a la denominación más baja, es decir, Bs. S. 0,5, lo que en este caso supondría un aumento de entre 150% y 400%. Al hacer el mismo cálculo con otros precios los resultados son más dramáticos. La unidad tributaria aumentaría en 4.066%, un ticket de metro aumentaría en 620.000% y el precio de la gasolina aumentaría alrededor de 20.000%”.

Casi imposible de ejecutar

Por otro lado, Datanalisis consideró que “solo si el Gobierno ha conseguido traer al país las piezas de los nuevos billetes para el momento en que realizó el anuncio, y solo si ya el proceso de adecuación de todos los cajeros y puntos de ventas del país ha comenzado para estas fechas, y solo si los bancos nacionales han sido debidamente notificados sobre la nueva reconversión, sería medianamente probable que efectivamente el 20 de agosto veamos en circulación la nueva moneda”.

De otra manera, añadió, “la nueva reconversión anunciada no estaría lista para la fecha antes mencionada, pues, cabe recordar, que la reconversión monetaria llevada a cabo en el año 2007 duró aproximadamente 9 meses”.

Éramos muchos…

Y por si fuera poco, a esta gama de dificultades, la encuestadora destacó otro elemento yes la falta de efectivo. “Dado los tiempos que toma una reconversión monetaria en ejecutarse, esta siempre se queda corta en una economía que atraviesa un período hiperinflacionario, por ello, era de esperarse que la primera reconversión anunciada de la eliminación de 3 ceros fuera insuficiente para el momento en que se llevase a cabo. La eliminación de los 5 ceros probablemente responda al hecho de que el Gobierno se haya dado cuenta de que la primera reconversión se quedaría muy corta frente a la creciente demanda de efectivo que genera la hiperinflación, no obstante, dado que la reconversión por si sola no ataca problemas estructurales de la economía para acabar con el proceso hiperinflacionario, la eliminación de los 5 ceros sin piezas de billetes suficientes podría arrastrar los mismos problemas que se viven hoy”.

De acuerdo con datos de Datanalisis, “si la reconversión se ejecutara hoy, se necesitarían dos mil cuatroscientos millones de bolívares soberanos (en billetes) para solventar el problema de la falta de efectivo. Para el 20 de agosto, en caso de que liquidez monetaria siga creciendo a la velocidad en que lo ha hecho en promedio en lo que va de año (64% mensual), se necesitarían alrededor de cinco mil millones de bolívares soberanos”.

Datanalisis resaltó finalmente que la reconversión “por sí sola no representa una solución a los problemas económicos del país. Aunado a esto, el Fondo Monetario Internacional prevé una inflación al final de año de 1.000.000%, por ende, es lógico pensar que sin medidas económicas que acompañen la reconversión monetaria a mediano plazo la hiperinflación diluirá la nueva moneda venezolana”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*