LO QUE VIENE ES FEO: Colapso en puerta

@DolarToday / Feb 6, 2014 @ 3:00 pm

LO QUE VIENE ES FEO: Colapso en puerta

La grave escasez de alimentos, medicinas, papel higiénico, insumos en general, repuestos, materiales para la construcción, entre otros bienes; el cierre de varios periódicos por falta de papel.

La inflación más alta del mundo en 2013 (56,2%) pese a la política de control y represión de precios aplicada por el Gobierno; la destrucción del bolívar como moneda de reserva de valor; la disminución de las reservas internacionales en más de 8 mil millones de dólares en 2013 (28%).

La deuda de más de 10 mil millones de dólares del Gobierno con el sector privado por importaciones aprobadas por CADIVI pero no liquidadas, cifra que representa más del 50% del total de las reservas internacionales y más de cinco veces las reservas líquidas para hacer pagos al exterior; el déficit del sector público por un exceso de gastos con relación a los ingresos por un monto estimado en 15% del PIB en el 2013; un saldo de deuda pública superior a los 200 mil millones de dólares; el financiamiento monetario del BCV a PDVSA por una cantidad equivalente a más de 64 mil millones de dólares al tipo de cambio oficial, debido a un severo déficit en el flujo de caja de esta empresa.

La quiebra financiera de un número importante de empresas del Estado destacando las de Guayana que sobreviven succionando cada vez un mayor volumen de recursos del gobierno central que se les sustrae a servicios como seguridad, educación y salud; la brecha creciente entre el precio del dólar CADIVI de 6,30 bolívares y el del mercado paralelo superior en más del 1000%; la excesiva dependencia de las importaciones para el funcionamiento de la economía y la abrupta caída de inventarios y de capacidad de producción de varios sectores productivos debido a la falta de divisas para importar; todos estos indicadores son síntomas evidentes de una economía que está experimentado un proceso de colapso con destrucción de riqueza y deterioro agudo del bienestar colectivo, en especial el de las personas y familias con más bajos ingresos.

¿Cómo explicar la paradoja que vive Venezuela de un colapso económico con precios promedio del petróleo de 100 dólares por barril? Según Maduro y el aparato de propaganda oficial, la economía simplemente presenta algunos “desequilibrios” y éstos han sido provocados por una supuesta “guerra económica” ejecutada en contra del Gobierno y del pueblo por la “burguesía parasitaria y la derecha” con el propósito de acabar con la revolución bolivariana. Pero la verdad es que este desastre económico lo ocasionó el régimen político que lleva 15 años en el poder. Y la causa no radica exclusivamente en una errada y fracasada política económica.

EL TOTALITARISMO
La causa estriba en una concepción ideológica del Estado, la economía y la sociedad, estatista y autoritaria, según la cual el Estado-Gobierno debe ser dueño de todo para ejercer un control político y social de los ciudadanos quienes deben ser siervos de la élite gobernante.

La política de gasto público y endeudamiento, el control de precios y del tipo de cambio; la conversión de PDVSA en caja para el financiamiento de un proyecto político; la política monetaria del BCV de financiar déficit del Gobierno aun cuando esté prohibido en la Constitución (art 320); las expropiaciones y confiscaciones de tierras y empresas privadas; la hipertrofia del Estado; la aprobación de un andamiaje jurídico violatorio del derecho de propiedad y de las libertades económicas; son medidas económicas y políticas alineadas con este modelo totalitario.

De allí que los disparates cometidos como ejecutar una política expansiva de gasto público que genera inflación manteniendo un tipo de cambio fijo y controles de precios, resultase inviable e insostenible al provocar severos desequilibrios en la economía que se manifiestan en un círculo perverso de déficit fiscal, expansión monetaria desbordada, inflación, sobrevaluación del bolívar, importaciones desmedidas, insuficiente oferta interna de bienes, escasez de divisas, devaluación, inflación…

¿Cómo romper este círculo perverso que genera destrucción de riqueza y empobrecimiento? Sólo hay un camino: cambiar de modelo y de política económica.

Tal Cual

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*