¡LUCHAMOS O VIVIÉREMOS EN ESCLAVITUD! María Corina: La rebeldía y la desobediencia son un derecho y un deber, y salvarán a Venezuela

Dolar Today / Jul 31, 2016 @ 1:00 pm

¡LUCHAMOS O VIVIÉREMOS EN ESCLAVITUD! María Corina: La rebeldía y la desobediencia son un derecho y un deber, y salvarán a Venezuela

El pasado lunes 25 de julio, la coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, estuvo en el estado Táchira. A su llegada al Hospital Central de San Cristóbal, unos colectivos oficialistas pretendieron impedirle la entrada, pero los familiares de los pacientes y el personal que se encontraba en el recinto facilitaron la entrada de la otrora diputada, quien pudo conocer de primera mano la situación en la que se encuentra el centro de salud. Todo eso ocurrió en la misma semana en que se anunciaba la entrada en vigencia de la resolución 9855 del Ministerio del Trabajo, y mientras el CNE sigue postergando la convocatoria a los siguientes pasos para la activación del revocatorio.

Sobre todo esto conversamos desde lapatilla.com con María Corina Machado, quien sigue recorriendo el país.

LP: El régimen a través de sus voceros (Diosdado Cabello, Tarek El Aissami, José Gregorio Vielma Mora), dicen que donde usted va hay violencia. ¿Usted provoca violencia dónde va? ¿Es parte de una campaña suya?

MCM: La violencia, la impunidad y la transgresión, son políticas de Estado de este régimen. Hoy, como todos los días, hay violencia en todos los rincones del país. El régimen se alimenta de la violencia. Y en mi caso quieren enmarcarme en su discurso, proyectar lo que ellos son en quienes los hemos adversado y enfrentado sin miedo; precisamente porque no les tenemos miedo. Miedo tienen ellos a que seamos la ventana para que la verdad de la degradación y la destrucción del país seanconocidas por todos los venezolanos y por el mundo entero.

Eso fue lo que pasó en el Hospital Central de San Cristóbal: enviaron colectivos armados, gente pagada por la gobernación y Vielma Mora; personas que todo el mundo sabe quiénes son, hasta una señora que fue jefe de la zona educativa. ¿Qué hacia ese día en el hospital? Pretendían impedir que atendiéramos la invitación que nos hizo el personal, los trabajadores de la limpieza y seguridad, las enfermeras, los camilleros y los médicos, quienes confrontan día a día la mayor violencia posible, la que desgarra el alma, que es ver cómo se te mueren en las manos venezolanos que podrían estar vivos hoy, porque el régimen se robó la plata de la comida y las medicinas, de los hospitales y las escuelas. Ahora, Nicolás Maduro tiene la crueldad de rechazar la ayuda humanitaria de la Iglesia y otros países; toneladas de comida y medicinas que estarían hoy en Venezuela. Y lo hace siguiendo la orden de Fidel Castro quien le dijo que hacerlo sería reconocer el fracaso de la revolución. Esa es la peor violencia, la más cruel, la del bebé recién nacido que no llegó a conocer la cara de su mamá, la luz de su país. Con estas vidas también quieren enterrar la verdad que padecemos todos los venezolanos.

Pues que lo sepan, podrán ponernos todas las barreras, lanzarnos todas las amenazas, todas las descalificaciones, yo seguiré haciendo mi trabajo y cumpliendo mi deber que es escuchar y ser la voz de la realidad para que esta tragedia termine ya.

LP: ¿Y entonces por qué la violencia contra María Corina Machado?

MCM: Primero, porque no han logrado quebrarnos, ni física ni moralmente; saben que no les tememos. Lo han intentado de muchas formas, por vía de descalificación, por vía judicial, despojándome de mis derechos políticos. Les exaspera nuestra determinación de unir al país y derribar las barreras que han creado entre los venezolanos: ricos y pobres, blancos y negros, civiles y militares. Saben cómo nos hemos acercado a miles de venezolanos, a muchos que en algún momento creyeron en este proyecto y que hoy reconocen que teníamos razón cuando advertimos la naturaleza de este régimen, cuando dijimos que era una dictadura, que venía una crisis humanitaria, cuando dijimos que Maduro no podía llegar a 2019….

Y hay otra razón; este régimen sabe que las mujeres no vamos a claudicar a la hora de enfrentar el hambre de nuestros hijos. Y eso es lo que está en juego en esta hora. Es el ejemplo de las madres de Ureña, las maestras de Guárico y las de Barinas, las mujeres de toda Venezuela, que no vamos a retroceder. Ellos buscan trasmitir una imagen de fuerza y convertirnos en víctimas, pero lo que ocurre es precisamente lo contrario; con esos ataques nos fortalecen.

LP: Usted ha llamado a que Venezuela se rebele? Algunos han dicho que eso suena a un golpe de Estado….

MCM: Golpe de Estado continuado es lo que hay en Venezuela. Desde que el 7 de diciembre decidieron desconocer a la Asamblea Nacional y arrebatarle todas sus competencias, hasta llegar al decreto 2667, en el cual no solo se comete un golpe de Estado sino que se produce la abolición de la República, cuando el poder civil se somete al poder militar. Por orden de Nicolás Maduro se le entrega la responsabilidad de la alimentación de los venezolanos a un general activo que no tiene un solo voto que lo avale. Los venezolanos tenemos muy claro quiénes son y donde están los golpistas y qué es lo que pretenden hacer con Venezuela.

Por lo tanto, en este momento, no solo es un derecho, es un deber desconocer aquellas órdenes, vengan de civiles o de militares, que vayan en contra de los Derechos Humanos, de la dignidad humana, de la Soberanía Nacional, de la soberanía popular y de la Constitución.

Y esa es la Venezuela que hoy se rebela; como se rebelaron las mujeres de Ureña que abrieron la frontera, como se rebelan los trabajadores que no aceptan el trabajo forzoso al estilo chino, soviético o de la Cuba comunista que quieren imponerles, como se rebelan los empleados públicos, que a pesar de las amenazas y la persecución por haber firmado a favor del revocatorio volverán a hacerlo, como se rebelan las madres por el hambre de sus hijos, como se han rebelado los estudiantes que una y otra vez han salido a exigir nuestro derecho a vivir en democracia, como se deben rebelar los ciudadanos militares ante las órdenes contrarias a la Constitución para usarlos como herramienta de represión contra un pueblo, su pueblo.

La rebeldía y la desobediencia a la orden que humilla a la dignidad humana no solo es un derecho es un deber y es lo que salvará a Venezuela. Es esta fuerza la que hará que este año Maduro y su régimen entiendan, de una vez por todas, que el mandato del 6 de diciembre lo tenemos que acatar todos, tanto el régimen como las fuerzas democráticas.

La orden que emanó ese día que no es negociable: Maduro y su régimen este año tienen que salir del poder.

LP: Hace un par de semanas usted firmó un nuevo comunicado dirigido a la FAN. ¿No es eso precisamente un llamado golpista? ¿Qué quiere usted que haga la FAN en estos momentos?

MCM: Estamos llamando a la conciencia de los ciudadanos militares, a que asuman su deber con la Nación, con la Constitución y con su sagrado juramento de defender la soberanía, la seguridad nacional y la integridad territorial; un llamado de alerta para que no permitan que sean utilizados como un brazo de represión contra un pueblo hambriento, y que ahora, además, sean culpabilizados del hambre en el país.

El General Padrino López, que no ha sido capaz de garantizar la alimentación de los soldados en los cuarteles, ¿ahora va a asumir la responsabilidad de alimentar a treinta millones de venezolanos? Insisto, el decreto 2667 representa la abolición de la República, porque subvierte el orden al subordinar el poder civil al poder militar.

Por eso hoy sigo recorriendo Venezuela, ahora acompañada de las mujeres de Ureña, levantando el espíritu, la fuerza y las voces de las madres venezolanas que sí nos rebelamos contra el hambre, contra la corrupción, contra la humillación y la opresión, y lo hacemos por nuestros hijos, por su libertad y su dignidad, por Venezuela, y asegurándonos que el sonido de los platos vacíos se escuche en los cuarteles y destacamentos.

LP: En otro sector de la oposición no se habla de rebeldía, sino de diálogo. Usted ha sido muy crítica del proceso de diálogo que avanzan en el país varios ex presidentes encabezados por el español José Luis Rodríguez Zapatero, con el aval del Secretario de la UNASUR, Ernesto Samper. ¿Sigue usted negándose a la posibilidad de este diálogo? 

MCM: Yo me niego a que ocurra un nuevo engaño. El mandato del 6 de diciembre hay que respetarlo. Ni el régimen, ni la oposición podemos desconocer que el pueblo de Venezuela ya se expresó: un cambio político profundo que detenga la hemorragia de talento, de recursos y de sangre que hoy sumerge a Venezuela en esta tragedia y el inicio inmediato de una transición que permita unificar al país en su urgente reconstrucción.

Una transición requiere entendimiento y acuerdos entre todas las partes para avanzar hacia la democracia. Pero ello requiere garantías indispensables para asegurar que el proceso no produzca lo contrario: la estabilización de la dictadura.

En este momento es evidente que el régimen lo que quiere es ganar tiempo. Por eso cuando el señor Zapatero dice que le da lo mismo que el referéndum sea este año, el próximo, o que no se realice, pone en evidencia su parcialidad a favor del régimen y en contra de lo que es un clamor nacional.

Por eso, yo pregunto: En cuanto a las condiciones y a las garantías que hemos requerido no solamente los partidos políticos de oposición, también la Iglesia, las organizaciones de Derechos Humanos, los ciudadanos, ¿se han cumplido? ¿Se han liberado a los presos políticos? ¿Se abrió el canal humanitario? ¿Se respeta a la Asamblea Nacional; cuando esta semana el BCV se endeuda sin solicitar su autorización, y desde el TSJ se amenaza con desconocer sus decisiones cuando por fin se incorporan los diputados de Amazonas? Y finalmente, ¿se conoce hoy la fecha del referéndum revocatorio?

Todos sabemos que ninguna de las condiciones que justificadamente hemos requerido las fuerzas democráticas se han cumplido. Por el contrario, lo que hay es más represión y la burla del Consejo Nacional Electoral al mandato de los ciudadanos y a la Constitución. Así que mientras no se cumplan esas condiciones y no se incluya en la mediación a la Iglesia Católica, a las Naciones Unidas, a la OEA y a ex presidentes que genuinamente son amigos de Venezuela, este supuesto diálogo no es más que una farsa. Peligrosísima.

LP: Qué va a pasar si el CNE se niega a dar respuesta y fijar la fecha para la recolección del 20% de las firmas para activar el Revocatorio?

MCM: El CNE no puede evadir a estas alturas el reconocimiento del 1% de las firmas presentadas; pero esto no es ni remotamente suficiente. Ya ganaron una semana, violando su propia y abusiva normativa. Ahora, Maduro tiene dos opciones: o acepta poner la fecha al Revocatorio este año, o el hambre, la indignación y la fuerza de los ciudadanos, con las mujeres al frente, le pondremos la fecha al día de su salida.

La Patilla.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*