Maduro nombra patán como embajador en USA !

ciceron / Mar 1, 2014 @ 11:18 pm

Esto no tiene cara de embajador, por eso es que lo nombran
Maximilien Sánchez Arveláiz es un conocido propagandista y experto en infiltración del plan bolivariano.
En 2010 fue designado por Hugo Chávez como embajador de Venezuela en el Brasil. Es conocido como el “cerebro” del chavismo en el exterior. El hombre llegó mimetizado entre cancilleres del Unasur que estuvieron en Asunción y en todo momento acompañó a Maduro.
Un embajador es representante de un país. Lo que hace y lo que dice son tomados en ese país como una muestra de lo que es el país. A juzgar por los embajadores que tiene y ha tenido la Venezuela de Chávez y de Maduro, nuestro país debe aparecer ante el mundo como de lo último.
El embajador venezolano en Kenya fué acusado de acoso sexual por tres de susempleados, no empleadas. Lo que es fundamental en este caso  no es la orientación sexual el hampón sino su abuso de poder.
Un ex-embajador de Hugo Chávez en Paraguay fué expulsado de ese país por haber acosado sexualmente a su secretaria. Lo trataron de trasladar a Costa Rica y allí no lo aceptaron.
Los embajadores en México y en Argentina fueron retirados  a pedido de esos gobiernos por haberse inmiscuído en los asuntos internos de esos países,  al promover y financiar candidatos presidenciales del agrado de Chávez.
Elías Jaua no fue aceptado como embajador de Chávez en Argentina, ya que allá conocían  bien su trayectoria de malandro.
El embajador Roy  Chaderton ante la OEA se ha convertido en un vulgar amanuense de Hugo Chávez. Es el ejemplo de sumisión más abyecta que tiene el chavismo. Y, además, es mentiroso.
El ex-embajador de Hugo Chávez en España, Isaías Rodríguez, colocó el nombre de Venezuela en el tope de las naciones más ridículas del planeta, al actuar torpemente en el caso de los etarras en Venezuela y cal escribir un horrendo poema al equipo campeón de fútbol. Al ser expulsado de España fue trasladado a Italia, para humillar a los italianos.
Los  embajadores ante las Naciones Unidas, llámense Francisco Arias Cárdenas o Jorge Valero, han sido especialmente vergonzosos. Arias es una piltrafa humana que insurgió contra la democracia, llamó a Chávez genocida, rebrincó la talanquera  y  luego le lamió las botas al dfunto sátrapa. Valero es un robot horripilante que defendió el régimen de Gadaffi hasta el final y luego defendió al régimen de Assad. Régimen que Valero defiende, régimen que se muere.
Embajadores con más sustancia intelectual, como Alfredo Toro, son especialmente culpables por haberse plegado a la pesadilla chavista en silencio. Este señor ya nunca podrá lavar su reputación. Eate es uno de los casos mas tristes.
La embajadora en Holanda, Haifa Aissami, es una abogada y jueza que actuó como acusadora de los comisarios hoy presos. Miembro de una familia que tiene una turbia historia en Venezuela, ha sido demandada en Holanda por abusos contra los empleados de la embajada.
Los hay mediocres e incoloros como el ex –magistrado del tribunal Supremo de Justicia, Iván Rincón Urdaneta (Colombia), hoy plegado al chavismo por razones que todos conocemo$, o como Carlos Martínez Mendoza, un tarifado impúdico (Argentina), o como la inefable pareja de baile de Aristóbulo, la señora Urbaneja, embajadora de Chávez en Chile, reina de la patanería en un país civilizado.
Esta colección de pesadilla ha puesto el nombre de Venezuela por los suelos.
Y ahora, nada menos que un patán indigno ha sido designado como  embajador en USA, el Sr. Maximilien Sánchez Arvelaiz.
De donde sale este personaje?  ¿Por qué  hay dificultades para encontrar los registros  de  Maximilien Sánchez Arvelaiz en la Diex y/o Onidex?
En Brasil intervino descaradamente en Paraguay. Este militante del PSUV llevó dinero a Paraguay para tratar de sobornar a legisladores en Paraguay, a fin de que votaran a favor de admitir a Venezuela en MercoSur.
Sánchez Arveláiz es un propagandista conocido como el “Goebbels” Bolivariano.
Que vergüenza para los venezolanos!! No creo que los Estados Unidos puedan permitir que una carroña como esta pueda ser jefe de la delegación diplomática venezolana. Bernardo Alvarez no era honesto pero, al menos, vestía bien.
De paso, otra bofetada para el patético Roy Chaderton, un segundón despreciado por chavistas y por opositores.
Publicado por 
 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*