“Mamá, siento que me voy. Siento que me quemo por dentro” HAMPA ASESINA A JOVEN ESTUDIANTE ¡por no entregar su morral rápido!

@DolarToday / Oct 15, 2014 @ 4:00 pm

“Mamá, siento que me voy. Siento que me quemo por dentro” HAMPA ASESINA A JOVEN ESTUDIANTE ¡por no entregar su morral rápido!

“Mamá, siento que me voy. Siento que me quemo por dentro. Te amo. Perdóname si alguna vez hice algo malo. No voy a durar mucho”, le dijo Ronny Javier Benavente Nava, de 22 años, a su madre, Íngrid Serrano, luego de recibir un balazo en el corazón durante un atraco.

En su primer asalto le arrebataron la vida a Benavente el pasado sábado, a las 4.30 de la tarde, a 15 metros de su casa, en la urbanización Los Mangos. El estudiante, del quinto semestre de Ingeniería Informática, regresaba de la unidad educativa Evelina Pimentel, donde trabajaba como operario de la aldea universitaria.

Su madre lo acompañaba. Ronny traía en su bolso una laptop, su teléfono celular y su termo de agua. La mujer se adelantó y entró a su casa, en la avenida 79. Al ver que su muchacho se tardaba se asomó y vio cómo dos motorizados lo apuntaban. El ruido de una cisterna le impedía escuchar lo que le decían.

Serrano escuchó cuando le pedían el morral. El joven lo lanzó al suelo y los delincuentes se molestaron. “El chofer de la moto le dijo: ‘Ahh, te la tiráis de arrechito’ y luego le ordenó a su acompañante que se bajara y le disparara”.

Con temple, la mujer detalló que al atracador le temblaba el pulso, pero su acompañante le insistía: “Dale, dale, soltale el tiro, que no quiere dar el bolso”. Al instante se escuchó el ¡pum!

El malhechor se subió al vehículo y huyó. Estaba tan nervioso que ni el bolso que era lo que tanto quería se llevó.

Silencio y dolor
La madre del estudiante no escuchó el tiro. Vio a su hijo de pie y corrió a su lado. Se distrajo levantando las pertenencias del muchacho cuando este se volteó y le susurró: “Mamá, me hirieron”. No creía lo que escuchaba. No había sangre en ninguna parte.

Ronny se levantó la franela y le mostró el agujero que el proyectil calibre 22, mejor conocido como “el diablo”, le dejó en su pecho. Solo un hilito de sangre le salió de la herida, recordó Carlos Benavente, uno de los cuatro hermanos de la víctima.

Silencio. A Íngrid se le acabaron las palabras tras decir que “él partió porque así lo decidió Dios. Él tenía ya que irse. Era un ser muy especial que lamentablemente fue una víctima más de esta inseguridad que ataca a diario al país”.

Lucha
El hermano de Ronny siguió con el relato y contó que esa tarde su madre gritó tan fuerte que todos los vecinos la escucharon. Todos salieron a ver qué pasaba. La auxiliaron y subieron a Ronny a un carro. Lo trasladaron a una clínica cercana, donde lo atendieron y luego lo remitieron al Hospital Universitario para ser intervenido quirúrgicamente.

En la emergencia del hospital no llegaron más casos críticos. Todos los médicos de guardia se abocaron a atender al joven. Lo metieron al quirófano, pero no había mucho que hacer. El proyectil le perforó un pulmón, le rozó el hígado y el colon.

Al estudiante le hicieron 11 transfusiones de sangre, pero fue inútil, el domingo no aguantó más. Se cansó de luchar por su vida y de un paro cardíaco murió a las 10.00 de la noche.

Puro talento
Ronny Javier Benavente cumplió sus 22 años el pasado 8 de mayo, tenía ansias de vivir. Se destacaba entre sus familiares por sus dones de artista. Le encantaba la música, en sus ratos libres componía canciones y dibujaba.
Estudió hasta el quinto semestre de Ingeniería Informática en el IUTM. Se desempeñó por dos años como operador de una aldea universitaria. Vivía con sus padres y sus cuatro hermanos -él era el menor- en la urbanización Los Mangos. Su padre es oriundo de Lima-Perú.

1 disparo en el pecho le truncó la vida a Ronny por no entregar con inmediatez sus pertenencias.

“Mi hijo era alegre. Hermoso. Buen estudiante, buen hermano y amigo. Era una bendición en mi vida. La delincuencia me lo arrebató de los brazos”.
Íngrid Serrano. Madre del estudiante

La Verdad

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*