MISERIA SOCIALISTA EXTREMA: Los muertos en Venezuela hacen hasta 4 días de cola para ser cremados

@DolarToday / Jul 27, 2015 @ 10:00 am

MISERIA SOCIALISTA EXTREMA: Los muertos en Venezuela hacen hasta 4 días de cola para ser cremados

Hace tres semanas, Jesús Bracamonte no imaginó que su padre, quien falleció de un infarto a los 75 años, pudiera demorar cuatro días para poder cremarlo en el Cementerio del Este.

Junto a su  lo encontramos en la  del campo santo haciendo los trámites finales para cremarlo, donde le dijeron que tendría que esperar ya que los crematorios estaban ocupados por los cadáveres que estaban velando en la funeraria de este mismo cementerio. Mientras tanto el  de su padre reposaba en una cava por la que tuvo que pagar un monto adicional diario a los Bs 19.432 que cuesta el .

Así como él, otras personas esperaban en la oficina de atención con un número en la , que tomaron en la puerta principal. Unas promotoras atienden a  el que necesita cremación y entierros, pero los actos velatorios se contratan en otro lado, a 100 metros más o menos de esta oficina, aquí hay mas orden, pues en la primera la gente espera aglomerada para ser atendida, luego deben pasar por la caja a pagar y regresar, ese episodio se repite al menos cuatro veces por cada persona.

De aquí para allá. Solicitamos información a una de las promotoras y explicó los diferentes tipos de servicios costos y aseguró que no hay listas de espera para las cremaciones, contrariamente a lo alegado por otros usuarios. El precio de la cremación es de Bs 19.432 más Bs 300 de impuestos y el entierro sale en Bs 106.840 más los Bs 300 de impuestos que deben pagarse en efectivo.

Reconoció que se les da prioridad a las personas que son veladas ahí, por encima de los que vienen desde otras funerarias por cremación directa.

Hace dos meses, la familia Pérez obtuvo esa misma respuesta. La abuela de la familia, de 96 años, falleció y no pudieron cremarla, pues en el Cementerio del Este les informaron que no había disponibilidad y debían esperar cinco días. En vista de eso, y como hacen la mayoría de los familiares, prefirieron sepultar los restos.

“Nos pareció un condicionamiento de la empresa ya que es muy doloroso para alguien dejar a su familiar tantos días en una nevera. Obviamente, preferimos enterrarla y pagar el costo que sea en un momento tan triste”, cuenta Dayana Pérez, hija de la fallecida.

En ese camposanto antes había solo tres hornos en la parte sur del terreno, ahora hay siete, subiendo hacia el lado norte. Es un crematorio con cuatro hornos más lujoso, donde la entrada es de mármol y los familiares pueden esperar las cenizas en una sala con aire acondicionado, cafetín, máquinas de refresco, etc., espacio con el que no cuenta la otra estructura.

Últimas Noticias hizo un recorrido por los otros cementerios del área metropolitana y constató que cada uno de ellos tiene normas y precios diferentes.

Si no hay reserva no hay cupo. En Jardines El Cercado en Guarenas, la cremación directa sale en Bs 18.900, si desea velar el cuerpo durante cuatro horas tiene un precio adicional de Bs 26.390.

Ahí no hay listas de espera ni trabas. “Si traen el cuerpo en la mañana, retiran las cenizas en la tarde siempre y cuando traigan los papeles reglamentarios, cédula del fallecido y partidas de nacimientos de los hijos o del cónyuge si es una persona casada”, dice la encargada de la oficina de información.

Para los entierros también es necesario esperar el cupo. Se debe hacer la reservación un día antes porque solo se hacen de ocho a 10 entierros por día y por un costo de Bs 100.010. Es decir, no se puede ir en cualquier momento a solicitar el servicio ya que eso es lo estipulado por el lugar. Si su familiar fallece en horas de la madrugada o tempranas de la mañana deberá esperar hasta el siguiente día, eso obliga a los deudos al velatorio.

En el Municipal de El Junquito también se ofrece el servicio de cremación por un costo de Bs 12 mil e igual se realiza de un día para otro, allí en este momento no se consiguen parcelas porque no han construido la segunda etapa, por lo que solo pueden utilizar las habidas quienes compraron previamente o están bajo alguna póliza funeraria.

Ines Ochoa tiene a su familiar sepultado ahí y asegura que por ser un espacio del municipio Libertador es más económico. “El mantenimiento es bajo comparado con los cementerios privados, se paga Bs 200 trimestral y hay seguridad de la policía de Caracas”, cuenta.

Ni hornos ni huecos. En el Cementerio General del Sur el proceso es diferente. Al llegar a la oficina principal y solicitar información, dicen de una vez que no hay parcelas y que el crematorio nunca ha funcionado, a pesar de que entrando a mano derecha del camposanto está la estructura donde funcionaría el horno.

Quienes trabajan en el lugar no saben qué pasó con el proyecto. Tampoco se ve seguridad dentro de la necrópolis, solo un par de policías en la entrada. Intentamos entrevistar a su coordinador municipal, pero no obtuvimos la entrevista.

“Los entierros ahí salen en Bs 35 mil”, cuenta Pedro Palacios, quien se encontraba allí con la finalidad de comprar una parcela para inhumar el cadáver de su hijo, pero para poder hacerlo le pusieron muchas trabas.

“Me dijeron que las parcelas disponibles están en la parte alta del sector, casi llegando a La Peste, porque abajo no hay ni en el resto del cementerio. Me voy a otro lado porque enterrar un cuerpo en esa zona es muy peligroso, no podré ni venir a traer flores”, asevera.

En mayo de este año, el Ministerio Público realizó un operativo de exhumación de 397 esqueletos ubicados en el sector Terraza 6 del Cementerio General del Sur, justo en la entrada del lugar, con el fin de rehabilitar esos espacios para nuevas inhumaciones.

Ese trabajo se realizó con la finalidad de tener espacios para nuevas fosas y así la comunidad pueda utilizar el lugar, ya que es uno de los más económicos. Los restos exhumados serán reubicados en nuevas fosas de la misma necrópolis.

Sí hay materiales para hacer urnas

Luego de un recorrido realizado por Últimas Noticias en varias funerarias

de Caracas, en estas aseguraron que la falta de materia prima aumenta los precios. Sin embargo, Tomás Rodríguez Malavé, presidente de la Cámara Nacional de las Empresas Funerarias (Canadefu), dice que desde hace un año cuentan con el apoyo de Sidor.

“Desde julio de 2014, Sidor está facilitando la lámina de hierro al frío, que es con lo que se hacen

las urnas, y Cementos Venezuela ha facilitado el cemento para las parcelas. Los demás productos, como pegas, pinturas, solventes, telas y químicos, se siguen consiguiendo, pero a precios especulativos”.

Respecto al servicio, aseveró: “El costo de ganancia que deben tener las funerarias es del 20% más el IVA y los cementerios un 30%”, según el art. 36 de la Ley para la Regulación y Control de la Prestación del Servicios Funerarios y Crematorios. Desde Canadefu realizan talleres para que los empresarios aprendan la adecuada colocación de precios en los servicios.

El proceso tiene reglas

Para legalizar la cremación de un cadáver en cualquier cementerio, hay que cumplir una serie de requisitos legales, un poco más formales que los que se solicitan a la hora de hacer un entierro.

La empresa debe exigir el certificado de defunción y la autorización de los hijos (si los tiene), si la persona no estaba casada, o del esposo(a) o concubino(a).

El cuerpo debe pesar menos de 99 kilos y no tener marcapasos. Tampoco pueden ser cremadas las personas que hayan fallecido en accidente de tránsito o por arma de fuego, ya que el cuerpo podría requerir ser exhumado para posibles investigaciones.

El servicio solo aplica para personas fallecidas por muerte natural o que hayan padecido alguna enfermedad.

El uso de la urna es solamente durante el velatorio; al ingresar al horno, deberá estar desnudo. Las cenizas se entregan en un cofre de madera o plástico, según el costo del servicio.

Últimas Noticias

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*