¡MISERIA PARA EL PUEBLO! A la calle por hambre

Dolar Today / Feb 12, 2017 @ 6:00 pm

¡MISERIA PARA EL PUEBLO! A la calle por hambre

Entre las voces de los buhoneros en Sabana Grande unas destacan por su intento en hacerse notar por encima del ruido con que comienza el día. Son voces agudas, de niños, que en vez de entonar el Himno Nacional a las 7:00 am en los colegios, afinan sus gargantas para vender donas, agua, café, cigarrillos y pedir dinero. Martín, de unos 7 años de edad y cabello desteñido, recorre el bulevar acompañado de una única frase: “A 100 bolívares el cigarro”. Francisco, un poco más grande, también se une. Antes de salir a la jornada habían compartido una empanada. La secuencia de los mordiscos sobre la masa rellena de queso la siguen con los ojos de cada uno, como asegurando la equidad.

Con el estómago medio lleno y a fuerza de gritar más alto, en minutos Martín logra la primera venta del día. No habla con nadie y pocas veces se deja ver el rostro. Se limita a entregar el cigarrillo, recibir el dinero y ofrecer un encendedor. Así sobrevive en las calles de Caracas que son su nuevo hogar y el de por lo menos otros 70 niños que contabilizó en enero la Policía Municipal de Chacao, a través de la unidad especializada en niños, niñas y adolescentes. “Estos son los que hacen vida diurna, en la noche son otro tanto. Las cifras son alarmantes. Este grupo pertenece al abordaje que se realizó en el Sambil, el CCCT y la zona de Chacaíto. No se incluyen en esta cuenta los que hacen vida en Los Palos Grandes, Altamira y La Castellana”, señala el oficial Horacio López, que coordina la unidad especial.

En los consejos de protección también han percibido el aumento de la presencia de niños solos en las calles. Emperatriz Pasarella, consejera en Chacao, señala que la oleada actual es diferente a la que en décadas pasadas vivió el país: “La diferencia desde hace 15 años es que hay 500% de niños más en la calle. Estamos hablando de que antes existían realmente chamos en situación de calle, que estaban desprendidos de un medio familiar. Los de ahora sí tienen familia y casas. Están en la calle porque el grupo familiar no tiene cómo garantizar sus necesidades básicas. Algunos están incluidos dentro del sistema educativo, pero necesitan estar en la calle para buscar dinero y alimentos”. Y con la venta de cigarrillos detallados, niños como Martín o Francisco pueden reunir entre 20.000 y 30.000 bolívares al día entre lo que piden y lo que logran vender.

En Chacao la presencia de niños deambulando es tan evidente que a mediados de enero se realizó una asamblea de vecinos en la plaza de Los Palos Grandes para tratar la problemática. En el encuentro la presidenta del Consejo Municipal de Derecho, Gloriana Faria instó a la comunidad a no dar dinero a los niños, pues considera que eso los mantiene en la calle y les crea el hábito. La recomendación forma parte de una campaña que se ha desplegado en las urbanizaciones con volantes. Faría señala que es preferible que las personas hagan donaciones a programas que atiendan a esta población.

1486764610812

El Nacional.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*