¡NADIE SE SALVA! Venezuela traslada su crisis a otros países

@DolarToday / Oct 26, 2019 @ 12:00 pm

¡NADIE SE SALVA! Venezuela traslada su crisis a otros países

La inestabilidad parece haberse convertido en una constante en el gobierno de Venezuela. La situación ha ido incrementando su crudeza y ya afecta a la sociedad y la economía de un modo muy profundo. Este proceso ha logrado eclipsar las esperanzas de miles de venezolanos que se están viendo forzados a dejar su hogar para buscar una nueva oportunidad en otros países. Panorama

La huida es perfectamente comprensible y son muchos los destinos escogidos en función de una gran diversidad de factores que implican de forma individual a las decisiones de cada familia o cada migrante que se decide a dejar atrás Venezuela.

Lo cierto es que los países más cercanos son los que más personas están recibiendo y esto se convierte en un problema que nunca es de fácil administración. El desequilibrio producido por la masiva llegada de personas a un país hace que la economía se resienta, la sanidad se vea afectada y la sociedad comience a cuestionarse si es recomendable acoger a tantos migrantes.

Una crisis general

El problema en Venezuela no es exclusivamente político ya que los bienes de consumo se han visto radicalmente mermados, los productos médicos y sanitarios escasean y los productos de primera necesidad son inaccesibles. Es una condición de extrema urgencia que impulsa a los venezolanos a buscar todos estos elementos fuera de sus fronteras.

De este modo, a otros países llega una gran cantidad de refugiados convirtiéndose por su elevado número en una verdadera fuente de crisis sanitarias, de seguridad, económicas y sociales.

La urgente atención médica que requieren muchas de estas personas junto con la necesidad de ofrecerles alimentos y alojamiento supera las capacidades de aquellos países que acogen a un mayor número de personas huidas.

Es comprensible la preocupación porque esta crisis se extiende a toda Latinoamérica al romper de forma drástica el equilibrio que se establece de forma gradual en un país. A ello se suma la amenaza constante de Estados Unidos como potencial interventor violento que alarma de forma general a todo el continente. Sin embargo, la unión de los países latinoamericanos en cuanto a la búsqueda de una solución no armada parece ser aún la vía de actuación más probable.

Un rayo de esperanza

Está claro que la problemática es realmente grave y la situación se está convirtiendo en una crisis generalizada difícil de abarcar. Sin embargo, algunos datos arrojan algo de luz sobre el futuro de los países de acogida. Esto es así debido a algunas características de este tipo de migración.

La relativa juventud de los migrantes se suma a la alta cualificación profesional y de formación de los mismos que se convierte en un potencial interesante para el país que sepa aprovecharlo.

Legislando a favor de la integración social y laboral se puede hacer un duro y lento trabajo muy beneficioso para algunos países que aumentarán los números de trabajadores aportando beneficios a sus arcas, sumando valor al conjunto de la sociedad y creando una economía mucho más fuerte.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*