¡NAVIDADES FELICES! Las “dos lochas” de utilidades no alcanzan, ni para llenar la nevera

DolarToday / Dec 5, 2017 @ 6:00 pm

¡NAVIDADES FELICES! Las “dos lochas” de utilidades no alcanzan, ni para llenar la nevera

“Navidad que vuelve. Tradición del año. Unos van alegres. Otros van llorando”. Así como dice la famosa canción de Billos, la mayoría de los venezolanos está entre reír y llorar ante la crítica situación que atraviesa el país, gracias a las nefastas políticas del madurismo. La inflación alcanzó niveles extremos, el desabastecimiento no se detiene y el caos sigue aumentando.

Venezuela Al Día

Para estas fechas los ciudadanos ya han recibido sus “utilidades” , las cuales fueron catalogadas como un chiste. Y es que en pleno mes de diciembre el panorama no pudo haberse puesto más gris. Ni hallacas, pan de jamón, estrenos y menos que menos niño Jesús, los criollos han puesto de prioridad “comprar comida” porque vaticinan que en el mes de enero “será peor”.

Los ciudadanos en su mayoría recuerdan que en años anteriores, la situación no estaba tan fea y alcanzaba para adquirir los gusticos decembrinos “a cómodos precios”. Comer, viajar, ahorrar y comprar ropa y zapatos, todo se podía con los aguinaldos de años atrás.

“Nunca había pensando un diciembre en buscar comida para medianamente comer, estas fechas eran para haberse comido al menos una 3 hallaquitas y comprarle la ropa a los muchachos. Pero que va, ya ni eso se puede“, comentó con amargura un señor viendo vidrieras.

En promedio, las utilidades de un venezolano son de entre dos y nueve dólares calculadas al paralelo. El máximo de esa cantidad, no alcanza si quiera para adquirir una canasta alimentaria. “Será comida o ropa, pero los dos no se puede. Me da cosa porque solía comprar todo para mis hijos , pero ya este año las dos lochas que me dieron no me alcanza”, refiere un trabajador.

Mientras unos reúnen para irse del país, otros saltan de abasto en abasto para comprar comida y “aguantar hasta enero”. Otros salen de deudas y algunos “hacen lo posible” por comprarle niño Jesús y una que otra camisita a sus muchachos. La realidad venezolana nunca fue tan triste, la situación país consumió hasta los sueños.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*