¡NI CON TRAMPA GANAN! El PSUV perdería las elecciones en TODOS los escenarios

DolarToday / May 27, 2015 @ 9:00 pm

¡NI CON TRAMPA GANAN! El PSUV perdería las elecciones en TODOS los escenarios

Todo parece indicar, según las últimas encuestas de las agencias y encuestadoras nacionales e internacionales, que la caída pronunciada que viene presentando la popularidad del presidente Maduro arrastraría consigo todo el aparato político oficialista. Pese a la pobreza en la oferta política de la oposición, la conducta electoral toma rumbo en el castigo electoral, el fenómeno de la abstención tiene hasta cuatro veces más probabilidades de presentarse entre las filas del oficialismo que en la oposición.

Si las elecciones fueran hoy, una lectura factible de lo que podría suceder es que la oposición tiene hasta tres veces más posibilidades de presentarse en un escenario favorable comparándolo con las últimas elecciones parlamentarias. Analizando los circuitos electorales ponemos, por ejemplo, el caso de Nueva Esparta, donde se proyecta la derrota oficialista de los dos circuitos conocidos y estaría amenazado un tercer circuito recientemente creado por la ingeniería electoral de los pesuvistas en el CNE, lo que dejaría a la oposición con casi el 100% de la representatividad, dejando solo 1 diputado por lista para el chavismo. Es un escenario parecido en los estados Anzoátegui, Bolívar, Miranda, Carabobo, Lara, Zulia, Mérida, Táchira y Aragua.

En estados con mayor índice de pobreza e incidencia rural tampoco el gobierno las tiene seguro. Es el caso de Sucre, donde el voto de las ciudades podría ser tan significativo que eclipsaría la votación de pueblos y áreas rurales; lo mismo podría suceder en Monagas, Delta Amacuro, Apure y Amazonas.

En Distrito Capital se da por descontado la derrota de los chavistas en El Valle y Coche; ahora les queda refugiarse en Antímano, pero el voto de Caricuao también migrando progresivamente hacia el voto castigo podría darle ese circuito a la oposición, tan solo queda Catia como reducto oficialista, pero nada es seguro y todo parece ser posible para la oposición.

El evento desencadenante de esta proyección parece tener su origen en la crisis económica sin paralelo que agobia a los venezolanos. La hiperinflación hace un daño terrible a la gestión gubernamental y deja sin ninguna herramienta de apoyo a los propios factores gubernamentales, aunado a la crisis moral y ética de su propio liderazgo cuestionado por innumerables denuncias sobre corrupción e investigaciones policiales en el extranjero, es obvio que toda esta sumatoria de factores aumentan el pesimismo y la capacidad de movilización espontánea del PSUV, que a estas alturas solo podría contar con la nómina del Estado y parte de los beneficiarios de algunos programas o misiones, y ellos lo saben, no son votos seguros.

La perspectiva país hacia el cambio político es producto del descontento popular que experimentan los segmentos D y E. El alto costo de la vida impacta directamente en su capacidad de compra, por lo tanto, merma y cuestiona la valoración de utilidad sobre los montos de sus salarios, beneficios o pensiones. Básicamente, el cuestionamiento parece centrase en la utilidad en el beneficio que reciben del gobierno a cambio del apoyo político y todo parece indicar que la conclusión es de una relación inútil, caso llegando a la basura. Es ineficaz por cuanto el gobierno ya no garantiza los insumos básicos que alimentan la relación con su electorado, lo que denota una fractura en su conexión política con el legado de Chávez. A toda estas inferimos que en la Venezuela actual ya no parece haber lugar para acomodamientos ideológicos; por el contrario, hay una activación desesperada por la urgencia económica que deja a un lado la prevalencia retórica y el discurso chavista asociado.

No cabe la menor duda de que una silente Venezuela está a la espera del escenario electoral donde indudablemente el voto castigo será superior a la proporción 2-1 que maneja el gobierno. Me explico, en un escenario de votación cerrada es posible un fraude electoral, pero dada cuenta el descalabro electoral que sufre el chavismo, no queda la menor duda de que podría presentarse un escenario 3-1 a favor de la oposición, lo que hace prácticamente insólito y poco posible la manipulación numérica, suficiente para derrotar incluso en un escenario de fraude electoral. Se debe entender que más que una victoria de la franquicia electoral opositora MUD, lo que se avecina para el país es el quiebre de la conectividad con el modelo chavista; la deserción en masa, en dicho popular, el sálvese quien pueda. Así que a mis queridos amigos del chavismo solo les queda vislumbrar una pérdida progresiva y expansiva de su liderazgo y poder irremediablemente. Ahora, esto es con una oposición casi MUDa; no quisiera ni imaginar si surge una oferta electoral innovadora, creíble y conectiva.

Fuente: ESTEBAN ODRIA / El Nacional

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*