NOCHE DE TERROR: “Hasta 10 bombas seguidas lanzaban hacia los edificios”

@DolarToday / Mar 7, 2014 @ 4:00 pm

Los vecinos que habitan en las seis manzanas del casco de Chacao vivieron una noche de terror soportando los efectos de los gases de las bombas lacrimógenas y las detonaciones de perdigones que lanzaron más de 300 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, según denunciaron en una asamblea realizada ayer en el bulevar Arturo Uslar Pietri.

Gerorattsy Urbano, dirigente vecinal, quien vive en las torres San Ignacio, justo donde se iniciaron los hechos de violencia, relató que todo comenzó a las nueve de la noche y se extendió hasta pasada las doce de la noche. “Llegaron más de siete tanquetas y efectivos de la Guardia Nacional, que lanzaban a los edificios hasta 10 bombas lacrimógenas seguidas sin importarles los gritos desesperados de los vecinos”.

Cuenta que a partir de que empezaron las protestas, desde hace tres semanas, esta es la segunda arremetida más fuerte que ha ocurrido en el casco de Chacao y es la primera vez que las tanquetas se meten en las calles internas del casco.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, denunció que lo que ocurrió este miércoles en la noche fue “una represión cobarde, desproporcionada, injustificable y violatoria de los derechos humanos de nuestros vecinos”.

Dijo que más que daños materiales es el trauma que genera estos hechos a los vecinos. “Somos un municipio donde habitan muchas personas de la juventud prolongada y niños que han tenido que soportar esta situación”.

Informó que en la calle Sucre las tanquetas se llevaron por delante al menos cuatro motos y dañaron igual número de vehículos que estaban estacionados en la vía.

“La noche del miércoles esto parecía cualquier cosa menos Chacao. Caracas es una ciudad muy violenta pero esto lo superó: este 5 de marzo la primera bomba lacrimógena fue lanzada a las 7:30 de la mañana en la avenida Francisco de Miranda con calle Élice, y la última bomba a las 10 de la noche”, afirmó el alcalde.

José Antonio Noguera, vecino del casco, contó que la noche del miércoles estuvo dos horas a su niña de tres años encerrada en el baño, con vinagre y agua, para protegerla de la nube de gases lacrimógenos.

Noguera también fue uno de los afectados porque a su vehículo le rompieron el vidrio de atrás y tiene orificios de perdigones en la maletera . “Y ahora quién me va pagar eso. Nadie se hace responsable de este desastre”, afirmó.

Llamado a la reflexión 

El alcalde realizó una asamblea con vecinos del casco donde le solicitó que reflexionen sobre las nuevas acciones de protestas que se realicen. “No vengo a convencer a nadie, lo que quiero que entiendan es que eso que pasó puede ser peor, como que vengan los colectivos y arremetan contra los apartamentos, porque ya la protesta entro a nuestra casa. Vamos a un campo de batalla con plomo”, afirmó. Por otra parte, ayer jueves de nuevo hubo enfrentamientos entre manifestantes y la GNB en Altamira.

Con información de El Universal

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*