¡OTRO AÑO PERDIDO! 8 razones por lo que la oposición no ha podido desplazar al régimen Maduro

@DolarToday / Dec 11, 2019 @ 9:00 am

¡OTRO AÑO PERDIDO! 8 razones por lo que la oposición no ha podido desplazar al régimen Maduro

Nicolás Maduro ha sobrevivido con relativo éxito al 2019. Muchos analistas apostaban por su salida del poder, pero no ocurrió. Una vez más, la estrategia opositora se ha derrumbado, a pesar de los pésimos resultados que en materia económica y social exhibe el régimen. Los peores resultados posibles. Pero Maduro resistió, igual que en 2014 y 2017. Y peor aun, las fuerzas democráticas cierran el año con un escándalo de corrupción que involucra a por lo menos una decena de diputados. Hay ocho razones de peso para que la oposición no haya conseguido su objetivo. ¿Cuáles son?

Danny Leguízamo / El Cooperante

Maduro está en el sótano de las encuestas, pero mantiene un piso electoral que promedia entre 20 y 25 puntos. Votos duros. Cohesionados. En cambio, la oposición tiende a atomizarse. Una oposición que ya acumula el fracaso de 2014 con “La Salida”, y el fracaso de 2017 con las multitudinarias marchas que no condujeron a absolutamente nada, sin contar la derrota en los comicios regionales. Pudiendo ganar 18 o más gobernaciones, la oposición apenas conquistó cinco. La abstención fue el factor clave que definió el proceso.

En 2019, con todo el apoyo de la comunidad internacional -particularmente Estados Unidos-, y tras casi un año de la jura de Juan Guaidó como presidente encargado, el fracaso vuelve sobre la mesa por ocho motivos:

-Porque al igual que en 2014 y 2017, se apostó al camino de la fuerza sin contar uno de los factores principales de la ecuación; es decir, militares dispuestos a respaldar las acciones de calle.

-Porque tal como anticipamos en esta columna en febrero, la Fuerza Armada no reaccionaria en un bloque sólido contra Maduro. Los cuadros medios de la FANB carecen de un liderazgo que los agrupe, y los altos mandos están comprometidos con la corrupción. La Administración Trump perdió su tiempo con los reiterados llamados -casi súplicas- y ofrecimiento de garantías a los militares para que actuaran defendiendo la Constitución.

-Porque vender la idea de una salida externa a través del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca fue un desaguisado que impulsaron, particularmente, sectores calificados como “radicales”. Pero resulta que el Tiar se convirtió en un mecanismo inoperante desde las Malvinas, y los estatutos del Tratado señalan que su invocación aplica para aquellos casos en los que un país de América sufra la agresión de otra nación.

-Porque vender la idea de una “coalición militar internacional” salvadora, también impulsada como salida por esos mismos sectores radicales, era absolutamente quimérica.

-Porque tras los fracasos del 23 de febrero y el 30 de abril la calle se derritió, por las mismas razones de 2014 y 2017: algunos prometieron una salida que jamás llegaría, desvirtuando así el mensaje racional de una lucha de largo aliento.

-Porque las sanciones no han funcionado y tampoco funcionarán, así como no funcionaron ni en Cuba ni en Corea del Norte, por citar dos casos emblemáticos.

-Porque una parte de la oposición ha invertido su tiempo atacando al otro sector con calumnias y reportajes patrocinados por la delincuencia financiera en el exilio, favoreciendo la dispersión del mensaje y la unidad requerida en estos casos.

-Y porque mientras el debate está centrado en salidas imposibles, Maduro sobrevivió (otra vez, otro año) y se alista para liquidar en 2020 mediante elecciones y sin disparar un tiro al único poder legítimo que queda en el país: la Asamblea Nacional, órgano unicameral controlado en dos tercios por la oposición mediante el voto, y que cierra el año con un escándalo de corrupción sideral que involucra a por lo menos una decena de legisladores.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*