Padre Lenin Bastidas: “Si el mundo tiene que ver morir a un sacerdote por restablecer la democracia, lo verá”

DolarToday / Aug 26, 2016 @ 5:00 pm

Padre Lenin Bastidas: “Si el mundo tiene que ver morir a un sacerdote por restablecer la democracia, lo verá”

El sacerdote Lenin Bastidas, salió del pueblo de Soledad, estado Anzoátegui el pasado martes con dirección a Caracas, donde pretende hacer una oración y una vigilia por la paz en las cercanías del Consejo Nacional Electoral (CNE).

FERNANDO TINEO / @fertineoEl / Estímulo

En declaraciones a El Estímulo durante su recorrido por el estado Guárico, cerca del pueblo de Ortíz, que sería bueno que todos los pastores se reunieran con él en la vigilia y que quería encontrarse con el Cardenal Jorge Urosa Savino, “basta de que los pastores tengan miedo, los pastores mueren por su ovejas”, afirmó.

El padre Bastidas manifestó que quiere realizar esta oración por la paz de Venezuela antes del primero de septiembre, fecha en la que se realizará la movilización denominada “La Toma de Caracas”, donde solicitará a las autoridades venezolanas una salida pacífica y democrática de la actual crisis política que vive el país.

“Si después de la vigilia, la gente quiere ir a la marcha, porque nosotros no se lo podemos prohibir, que vayan pero que no digan que no se los advertimos, hay un grupito que quiere dañar a la nación y pueden lograr que esto se convierta en violencia para justificar también la acción del gobierno, de aquellos que quieren reprimir a nuestro pueblo”, manifestó el peregrino.

Dijo que en su travesía ha podido notar la esperanza de la gente. “De cada 100 carros que pasan por mi lado, dos voltean la cara, lo demás se persignan, eso quiere decir que hay esperanza en Cristo”, dijo el padre Bastidas.

Antes de llegar a Caracas, el sacerdote irá al Campo de Carabobo, donde tiene planeado trasladarse en un caballo negro hasta el monumento. Allí hará un juramento de “liberar a Venezuela”.

Lenin Bastidas aseguró que pone su vida para lograr sus objetivos. “Yo estoy dispuesto a morir si es necesario, es irreversible, para que antes del primero de septiembre se dé una salida democrática”.

El padre aseguró que después de la oración que realizará, se someterá a un ayuno prolongado (huelga de hambre), que se irá transformando progresivamente, a coserse los labios y amarrarse con cadenas por ejemplo, de no obtener respuesta de las autoridades.

“Si el mundo tiene que ver morir a un sacerdote por restablecer la democracia, lo verá”, afirmó.

“Yo como sacerdote veo lo que los políticos no ven, por qué, porque no tengo miedo de hablar, he visto el rostro de la miseria, he visto los niños desnutridos, los jóvenes sin trabajo, he visto a la gente con hambre, he visto la corrupción, me han contado como los pranes de las cárceles gobiernan y piden vacuna, tanta violencia, tanta desgracia en un pueblo de paz, en un pueblo de Cristo, y es por eso que he decidido emprender esta lucha nacional y le pido al presidente Nicolás Maduro que ha dicho que es un hombre de paz, que lo demuestre pues, y que lo demuestre dejándome entrar a Caracas el día 29”, dijo el presbítero.

-¿Qué le han dicho las autoridades eclesiásticas de su acción?

Hasta el momentos hemos hablado con algunos Obispos que me han recibido a los largo de mi caminata, han sido muy amables conmigo, ellos saben que yo no ando buscando dirigir iglesias, yo lo único que le estoy pidiendo a la iglesia es que, si somos pastores de verdad, que ya basta de dejar al pueblo que lo devoren los lobos y nosotros nos escondemos y solamente lanzamos comunicados, el pueblo ya no quiere comunicados, el pueblo quiere ver a sus pastores arriesgando la vida por ellos, Jesús no le dio un comunicado a los mercaderes del templo, Jesucristo sacó el látigo y los expulsó, y cuando digo que sacó el látigo es que actuemos en este momento, que no nos callemos más, Cristo no fue diplomático, Cristo actuó.

-¿Cree que lo pueden expulsar de la iglesia?

Yo no estoy haciendo nada para que me expulsen de la iglesia, no hay razones canónicas. Yo confío en los Obispos y confío en que ellos, que en vez de expulsarme, me tienen que esperar, el Cardenal y toda la Conferencia Episcopal Venezolana el día 29 y acompañarnos, ya basta de tener miedo, los pastores mueren por sus ovejas, los pastores buscan a la oveja perdida y en Venezuela nosotros tenemos unas cuantas ovejitas perdidas que están en peligro y que nosotros tenemos que liberarlas.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*