Padre Chulalo: El País de los enmascarados

@DolarToday / Jun 29, 2013 @ 4:28 pm

Padre Chulalo: El País de los enmascarados

Como ya saben, estoy muy activo en las redes sociales, siempre tuve vocación de comunicador, de periodista y de pedagogo, cosas que son completamente compatibles con la vocación sacerdotal. Por cierto, feliz día de los periodistas.

Lo que no tengo es vocación de enmascarado aunque alguna vez he utilizado alguna máscara. A mi modo de ver uno se enmascara por cuatro razones:

1. Por pasarlo bien. El caso de una fiesta, una obra de teatro, un evento familiar. Una vez me disfracé de superheroe en una fiesta parroquial para pasarla bien y la cosa le pareció tan rara a un periódico de circulación nacional que enviaron una periodista que necesitaba mantener el puesto, para entrevistar a un cura que hacía “batimisas”, esa manía que tienen algunos periodistas de cambiar los términos para crear escándalo y me la hicieron pasar muy mal.

2. Por Folklore en manifestaciones culturales y populares colectivas. En Venezuela por ejemplo los “zaragozas” o los diablos danzantes de Yare entre otros.

3. Para proteger o protegerse del mal o de la censura. En la nueva película de el Llanero Solitario que está por estrenarse, Toro le dice a Kimosabi que llega un momento en que los buenos tienen que ponerse una máscara. En tiempos de represión política aumentan este tipo de máscaras. Una especie de paladín de la justicia, un superheroe anónimo que escribe sin miedo a la censura pero con miedo a ser “jakeado” y sentenciado a una condena por organismos de estado.

4. Para atacar impunemente, agredir o insultar y al mismo tiempo sentirse protegidos detrás de su doble identidad

No conozco personalmente a “Dolar Today”, pero le agradezco que haya pensado que mis humildes artículos podrían ser publicados por este enmascarado que tiene tantos seguidores en las redes sociales, para mí es un honor, lo mismo agradezco a Noticias Venezuela, y a Noticias al día y a la hora. Paso a aclarar algunas cosas:

1. Los artículos que han publicado tanto Dolar como las demás agencias de noticias respetan tanto el contenido como la forma en la cual he expresado mis ideas. No publico para ellos, ellos simplemente han tenido la amabilidad de difundir lo que publico.

2. En el caso de Dolar, a veces los títulos le pertenecen a él. Y es normal que sean más provocativos o polémicos, eso es propio su estilo periodístico. No me hago responsable de los títulos ni de las imágenes que acompañan los artículos. Pero en lineas generales los antes mencionados han sido más respetuosos y objetivos que otros MCS masivos.

3. Si lo que he publicado roza el tema de la polémica situación política actual ante la cual una gran mayoría de los venezolanos tiene la epidermis profundamente delicada, cosa que se complica más por la dificultad de encontrar, cuando se encuentra, el papel higiénico más sutil; ha sido sólo por la relación directa o indirecta con el tema religioso. No porque piense que los sacerdotes no tengamos nada que ver son esto sino porque, NO es mi especialidad. No soy politólogo, ni ecónomo, ni sociólogo.

4. He procurado sustentar mis argumentos con la Biblia, la teología católica y la razón, además de un toque de buen humor, heredado de mi padre.

5. He sido agredido verbalmente por los factores más extremos, de izquierda y de derecha, opositores y oficialistas, católicos, evangélicos, ateos y resentidos religiosos. Para los extremistas, cualquiera que trate de ser honesto con lo que piensa y trasmite, sin parcializaciones enfermizas es tratado como un enemigo. Y de un tiempo para acá, los extremistas han ido acabando con cualquier posibilidad de una Venezuela plural y dialogante.

No he entrado a leer, ni mucho menos a responder los comentarios de los seguidores de estas personas antes mencionadas que amablemente han publicado mis escritos. Porque lamentablemente nos encontramos con un territorio sin ley, como pasa por ejemplo en Noticiero Digital. Un lejano Oeste, donde los forajidos y sus secuaces se esconden detrás de las pantallas de la computadoras para descargar con una falsa identidad contra los demás, todas sus complejos, sus amarguras, resentimientos, y fanatismos.

Así no se construye un país, cualquiera es valiente detrás de una computadora.

Si en mi perfil de twitter tengo el rostro de San Francisco, no es para ocultar mi identidad sino por los ideales que representa ese santo, a quien he admirado desde hace mucho, lo mismo que su homólogo en la Santa Sede. Yo soy sacerdote católico, es verdad, llevo la sangre mestiza como la inmensa mayoría de mis compatriotas, soy guaro de nacimiento, pero en este país simplemente soy Venezolano. Respeto profundamente a quienes han necesitado utilizar la máscara para proteger su vida y la de los suyos en el país de los enmascarados, a ellos y a todos los periodistas en su día muchas bendiciones.

Jesus Genaro “Padre Chulalo”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*