¡PAGARAN SUS CRÍMENES!: ¿Revolucionarios o delincuentes?

DolarToday / Jul 5, 2014 @ 9:00 am

¡PAGARAN SUS CRÍMENES!: ¿Revolucionarios o delincuentes?

Quien utiliza la represión y la violencia para evitar que los ciudadanos se expresen libremente en una democracia, puede hacerse llamar de cualquier modo menos revolucionario. Es un vulgar pecador. Quien ordena maltratar, vejar y atropellar brutalmente a jóvenes desarmados ¿Qué calificativo puede merecer? Ninguno edificante por supuesto. Gente de esa calaña, raza de víboras y obradores del mal sólo pueden recibir la repulsa de todo ser que posea un cerebro pensante, sólo las bacterias malignas, esas que ensucian la tierra con su presencia pueden aplaudir esas conductas. ¿Qué pensarán sus madres  y sus hijos? ¿O serán de la misma condición? Es lógico que la gente de bajos principios atraiga a gente con el mismo canon moral. Los iguales se atraen.

Don Sebastián Francisco de Miranda, el venezolano más destacado nacido en el siglo XVIII y que vivió hasta bien entrado el XIX definió como nadie, la forma de ser de una porción importante del país: ¡Bochinche, bochinche, bochinche. Esta gente es puro bochinche! Tener que presenciar a la señora “maléfica” que indignamente ocupa la Fiscalía General de la República ordenando la captura de ciudadanos probos y destacados. Gente a la que ella no le llega ni a la planta de los pies es algo demasiado grueso de tragar.

A veces me pregunto ¿Cómo resolvería esta situación otro venezolano relevante como Ilich Ramírez Sánchez? Y lo traigo a colación porque lo que estamos viviendo los venezolanos en la actualidad no es cualquier cosa. Y conozco bien la idiosincrasia y la historia de esta tierra. Una nación de hombres bragados, no acostumbrados a ser sometidos por ninguna tiranía. Hasta la eterna y despiadada dictadura de Juan Vicente Gómez no tuvo un solo día de tranquilidad ya que siempre se sentía acechada.

Marcos Pérez Jiménez tuvo que acudir a los refinados métodos de represión y tortura de Pedro Estrada y de poco le sirvió. Tuvo que morir lejos de Venezuela, disfrutando una inmensa fortuna pero con la melancolía de no poder respirar el aire de esta tierra.

Los criminales de lesa humanidad que nos desgobiernan creen que se la están comiendo y que ellos son mucho más brillantes que los nazis de Hitler, los fascistas de Mussolini, los comunistas de Stalin, Ceaucescau y otros, y a los que apoyaban a “monstruos” como Gaddafi, Saddam, Mugabe, Idi Amin, se llevarán su amarga sorpresa.

De nada les servirán lágrimas, llanto ni súplicas. Se les acerca la hora del rechinar de dientes. Quizá en ese momento recordarán la interrogante que le da título a éstas líneas.

jorgeramirezfernandez@hotmail.com

Fuente: Quinto Día

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*