¡PAYASO PROSTITUYENTE! Dictador Maduro fanfarronea ordenando…”NO LE PARAN NI MEDIA BOLA”

DolarToday / Oct 2, 2017 @ 6:00 am

¡PAYASO PROSTITUYENTE! Dictador Maduro fanfarronea ordenando…”NO LE PARAN NI MEDIA BOLA”

 ”Desde hoy anuncio la prohibición expresa de no joder más a los viejitos que van a cobrar sus churupos”…

1

La Banca

Desde hace semanas el señor presidente Nicolás Maduro viene hablando acerca de los abusos de la banca respecto a los usuarios de esas intuiciones públicas y privadas. “Desde hoy anuncio la prohibición expresa de no joder más a los viejitos que van a cobrar sus churupos. Banco que no cumpla, banco multado y puesto en lista negra. Toma nota Ernesto. Gerente sea de la banca pública o privada que no cumpla este mandato va preso. Óigase bien… va preso, bien preso. Aquí hay leyes y quienes las apliquen. He girado instrucciones a Sudeban y a Sundde para que esto se cumpla en todo el país, al pie de la letra. ¿Tomaste nota, Ernesto? Cúmplase…”. Pero resulta que todo sigue igual. O dicho más acertadamente, la vaina sigue peor. No hay forma de que los bancos tengan efectivo para atender las necesidades de viejos, viejas, hombres maduros, mujeres maduras, jóvenes de ambos sexos. No hay manera. Usted ve las colas de gente fastidiada y cansada de esperar que unas personas depositen para que a usted le cambien un chequecito, sea del monto que sea, pero si es mayor a diez mil, nada que ver. Pregunto: ¿Quién son los culpables de este despelote y burla contra el pueblo? ¿Es el Banco Central de Venezuela? ¿Son los bancos? ¿Son los bachaqueros financieros? ¿Son los conspiradores? Alguien es culpable de este “peo”, pero aquí no pasa nada.

2

Los precios

Hablan de la ANC, la poderosa. La que todo lo puede. Hablan de una fulana Comisión de Economía de la ANC. Hablan de la poderosísima y magnánima Comisión de la Verdad. Hablan de las 8 leyes que introdujo el Presidente Maduro a la ANC. Y se habla de la novedoso Plan 50 (Precios acordados). Por cierto, para cuándo será ese papelón. O sea, cuando le veremos el queso a la tostada. Aquí, en este bello país, se habla de todo. Toma la palabra la inquieta presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez. También lo hace el flamante constituyente Eduardo Piñate, quien preside la Comisión de Economía. Habla el ministro de Finanzas, el ex diputado Ramón Lobo, así como el presidente del BCV. Hablan los conductores del programa “Boza y Valdez”. Argumentan los expertos del gobierno y de la oposición. Y habla, como es natural, el presidente Maduro. Y dice más o menos: “Se acabó el pan de piquito, a llorar al valle. Le llegó la hora al dólar criminal. Así lo digo. Y así será. Toma nota, Ernesto. Le llegó su hora a los especuladores, al bachaquerismo y a los ladrones. Y punto. ¿Tomaste nota, Ernesto?”. Pero aquí, en la patria de Bolívar y de Chávez, no pasa nada. La vaina sigue igual, o peor y más peor. Vea estos precios: un cartón de postura de gallina, la bicoca de 45 mil y dele. La harina de maíz para las arepitas, no se ve en las estanterías. Y cuando hay algo, es una harina amarilla brasileña más cara que una botella de uisquí 12 años. Y hablando de uisquí me soplaron que una botella de Buchanan 18 cuesta nada más y nada menos que 800 mil cocos. (Menos mal que los pobres sólo tomamos agua hervida). Por mí que le pongan el costo que le den la gana. Pero no a un litro de aceite que vale, dependiendo de dónde lo compre, entre 30 y 40 mil bolívares, sonantes y constantes. Un bombillo “peorro” cuesta más de 30 mil. Un paquetico de 200 gramos de café de marca rara, cuesta entre 20 y 30 mil. Y así pare usted de contar. Esos precios, como los de todos los demás productos, son precios de un día. El siguiente día ya están aumentados. Y aquí en la Venezuela de nuestro presidente, no pasa nada. O mejor dicho, si pasa. Roban impune y descaradamente a los venezolanos y venezolanos, sin distingos de clase, religión o posición política. Estamos a merced del comerciante inescrupuloso, de las mafias y del bachaqueo inclemente. Y los realitos no alcanzan para un carajo. Usted va con dos millones a un súper, y sale trasquilado y con dos bolsitas en las manos, y un tremendo dolor de cabeza. No aspiro a más aumentos de sueldo. Sería suficiente con que bajaran los precios. Por lo menos esos 50 que mientan del Plan 50.

3

Los funcionarios

Al presidente le he oído cosas más o menos así: “Voy duro contra la corrupción. Contra los “caimanes” en caños de agua sucia, o mejor dicho, en los ministerios y las empresas públicas. Toma nota, Ernesto. Voy con una recta endemoniada. No me la verán. Esa pelota viaja a más de 100 millas. Al estilo de Sandy “kufa” o la del gocho Johan Santana en sus mejores tiempos. Ni tú me la verás, Ernesto. ¡Atención generales y generalas, almirantes y almirantas. Atención Ministros y ministras, quién no entre por el aro que se vaya de mi lado. No quiero flojos, ni ineficientes, burócratas o gerentes arrellanados en una oficina… Lejos los corruptos. Muy lejos. Les voy a dar con todo. Toma nota, Ernesto. No quedará ningún corrupto agazapado bajo alguna piedra. No. No tendré contemplaciones con los ladrones, enemigos de nuestro pueblo. A mí no me cobea nadie. Escríbelo, Ernesto”. Pero cosa rara. No pasa nada. O pasa que siguen la guachafita. Sigue el robo a los dineros del Estado. Siguen los enchufados, las sanguijuelas, los chupa sangre, vestidos de rojos. Sigue la burocracia asfixiante. Continúa la ineficacia a todos los niveles. En el gobierno central y en los gobiernos regionales.

4

La gasolina

¿Quién sabe lo que sucede con la escasez de gasolina en el país, o en buena parte de él? ¿Por qué un burócrata ligado al PDVSA no ha salido a dar una explicación clara y contundente al pueblo venezolano acerca de ese problema? Porque ahora si se subió la gata a la batea. El bachaquerismo está alzado. Ya no es en los productos de primera necesidad. Ahora es con la gasolina. “Señor por qué una “carrerita cuesta un ojo con su cachimba? ¿Por qué este aguacate cuesta una Boloña? ¿Por qué una cita médica cuesta por encima de los 60 mil bolivaritos? ¿Por qué la leche para un bebé vale más que un carro nuevo hace 18 años? Póngale cuidado a esta vaina: ¿Por qué una penca de cebollín vale más que un traje diseñado por Carolina Herrera? Ah, ya se. Por culpa de la escasez de la gasolina. Pero, ¿no somos productores de petróleo? ¿No tenemos las reservas del crudo negro más grande del planeta? ¿Y del petróleo no sale la gasolina? ¿Por qué una pimpina de veinte litros de ese inflamable vale tanto o más que una lavadora reencauchada? Carajo, además de Trump, Almagro, Rajoy y la Merkel, ahora nos cayó otro detonante que podría contribuir a que la soga se reviente. Mientras tanto, las bocas del gobierno revolucionario están cerradas. Y si la abre alguno es para decir pazguatadas, como si los venezolanos y las venezolanas ferráramos borregos y además pendejos.

4

El turismo

Carajo, no podía cerrar este artículo sin hablar del turismo en Venezuela. Creo, si no mal recuerdo, que es uno de los famosos 15 motores. Sin embargo, este elefante blanco no arranca. Es flojo el bicho. Me pareció oír al presidente Maduro, al respeto: “Marlene Contreras, usted es la ministro de turismo desde hoy. La pongo allí, en ese cargo, porque me han dicho que usted es “tacamajaca de ya liandra”, o sea una mujer con guáramo en la vejiga, o sea una dama de armas tomar, dicho en autobús, es una verraca, pues. Y va a poner pepito a ese ministerio por el cual han pasado centenares de ministros y ninguna ha servido para un carajo. La veo ya. Mira Ernesto, la veo con estos ojos que te ven. Toma nota, Ernesto. Está ministra es una súper mujer. Yo creo en las mujeres, y desde ahora me declaro un presidente feminista. Toma nota, Ernesto. Ministra Marlene, póngase a trabajar desde que abandone este salón. Y ríndame cuentas dentro de dos meses. Le doy dos meses para que me acomode esa vaina”. La ministra garabateó en una hoja de papel en blanco. Miró hacia los lados. Y se fijó en el ministro Ernesto Villegas. Arrugo en entre cejo, y se dijo para sus adentros: “Tronco e vaina me eché al aceptar este fardo enchumbado sobre mis hombros. El presidente cree que con los aeropuertos como están se va a incentivar al turista. Unos están sin aire acondicionado. Hay pocos vuelos, por la drástica reducción de vuelos. Las instalaciones de esos aeropuertos dan lástima. Y aun así él quiere que en dos meses yo arregle lo que no han podio otros, en años… ¿Y qué me dicen las carretas, plagadas de huecos. Y pensar que no hay repuestos para los automóviles y autobuses. Margarita, la otrora perla del Caribe luce sucia y abandonada a su suerte. Pienso en las casas de Ortiz, o en “Las casas muertas” de Miguel Otero Silva. De las playas ni se digan. Y los sitios turísticos, desolados y tristes. Pienso que no voy a durar mucho en este cargo”. Pienso que si eso hubiera pensado la ministra Marlene Contreras, está en lo cierto.

Agregado:

Por fin un funcionario del gobierno habló sobre la gasolina. Cuando ya estaba por terminar este artículo, leí una información de Eulogio Delpino, quien dijo: “Garantizamos el suministro de gasolina en todo el país”. Ojalá sea verdad, porque la gente está echando chispas en las largos colas, y por allí podrían irse unos cuantos votos. Pero aun así el chavismo es demasiado arrecho y le propinará tremenda paliza a la MUD. Por cierto, eso de que “a mí nadie me cobea” nadie se lo cree. Al mismísimo Hugo Chávez lo cobearon más de una vez, sus colaboradores. Remember los famosos helados Copelia, en Falcón. Todavía estamos esperando que la empresa produzca. Se me hace agua la boca cuando me viene la imagen de Chávez saboreando, ante las cámaras, un delicioso helado. ¿Lo traerían de Cuba? Tremendo gato por liebre le metieron a nuestro Comandante eterno. ¿Y eso reales invertidos allí?

Por: Teófilo Santaella

Fuente: Aporrea

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*