¡PLAGA SOCIALISTA! Epidemias van más rápido que las políticas públicas del Ministerio de Salud

Dolar Today / Apr 22, 2018 @ 2:00 pm

¡PLAGA SOCIALISTA! Epidemias van más rápido que las políticas públicas del Ministerio de Salud

Después de 19 meses desde que reapareció la difteria en Venezuela, la enfermedad continúa propagándose, mientras el sarampión tiene ya 7 meses proliferando en el país y saliendo por las fronteras.

La Red Defendamos la Epidemiología Nacional denunció el alerta número 19 sobre la difteria que Venezuela aporta en el año 2018: 97,14% de los casos confirmados en todo el continente con una tasa de letalidad acumulada de 14,5 %. La Organización Panamericana de la Salud informó esta semana que el país tiene el registro de 1.602 casos sospechosos de difteria: 324 en 2016, 1.040 en 2017 y 238 en 2018, de los cuales 976 fueron confirmados y 142 corresponden a personas que fallecieron.

Pese a que la epidemia tiene 19 meses en el país, no hay los insumos para tratarla. “Las muertes son evitables poniendo la vacuna en la población susceptible, o con la aplicación de antimicrobianos y antitoxina diftérica en los enfermos. Por información de colegas, a muchos pacientes no se les ha puesto la ATD porque no está disponible en los hospitales, o se les indica en bajas dosis o tardíamente; tampoco disponen de los antimicrobianos recomendados”, denunció la Red Defendamos la Epidemiología.

El sarampión sigue propagándose pese a las jornadas de inmunización. El 14 de abril la Organización Panamericana de la Salud reportó que en el país había 279 casos confirmados del mal. Sin embargo, los reportes de los pediatras de forma extraoficial elevan esa estadística.

En el Hospital pediátrico Elías Toro, desde diciembre del año pasado hay un reporte de 200 casos de niños con los síntomas de la enfermedad que se previene con vacunación, y en el J. M. de los Ríos hay 158 enfermos que sí fueron confirmados por pruebas de laboratorio. El cerco epidemiológico traspasó las fronteras de Catia y ahora se encuentra en toda Caracas y en las ciudades satélites del estado Miranda.

El 6 de abril comenzó una jornada nacional de inmunización que se extenderá hasta el 13 de mayo. Además, durante estos meses se han hecho jornadas de bloqueo en las zonas donde hay sospechosos, pero la epidemia avanza más rápido que el Ministerio para la Salud.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2017 reveló que 54% de los niños de una muestra de 6.168 hogares no tenían la primera dosis contra el sarampión y a 30% les faltaba la inmunización de la difteria.

“El problema es que accionaron tarde. No se pueden esperar 10 meses en una epidemia de sarampión para reaccionar. Una campaña como esta solo ratifica la deficiencia del sistema de salud. No es posible abordar la epidemia vacunando intermitentemente. Esto es algo que se debe hacer todos los días”, criticó un infectólogo del pediátrico Elías Toro.

Se prometió vacunar a 9 millones de venezolanos y prevenir 14 enfermedades; sin embargo, la ONG Médicos Unidos por Venezuela alertó que 89% de los niños menores de 5 años no podrán obtener la pentavalente que se administra a los 18 meses de edad y que protege contra difteria, tosferina, tétanos, poliomielitis e infecciones ocasionadas por Haemophilus influenzae tipo b.

Se anunció una disponibilidad de 3.5 millones de vacunas difteria-tétanos para personas entre 19 y 39 años, pero según el Instituto Nacional de Estadísticas hay 17.3 millones de venezolanos con esas edades; con ese plan 80% de esta población quedará sin ser vacunada.

El gremio médico critica que se dejara de usar la vacuna trivalente viral que protege contra sarampión, rubeola y parotiditis y se decidiera adquirir solo la bivalente que deja desprotegido al niño ante una parotiditis. El gobierno anunció que de esta vacuna se entregarían 4.1 millones de dosis para personas entre 6 meses y 15 años de edad, pero según el INE hay 8.7 millones de venezolanos en esas edades, es decir, solo 47% recibirá su dosis.

Niño con H1N1 se encuentra estable

Un niño de nueve meses de edad fue llevado al Hospital Elías Toro y luego referido al J. M. de los Ríos por presentar complicaciones luego de contagiarse de la gripe H1N1, también conocida como gripe porcina. El bebé proviene de Antímano e ingresó al hospital de niños la semana pasada. Aún permanece recluido en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica por presentar problemas respiratorios

La infectóloga Lisbeth Aurenty indicó que el virus ha estado circulando desde el año 2016, pero los pacientes en su mayoría no son atendidos por médicos. Acotó que no hay vacuna desde ese año.

Aún en los pediátricos de Caracas no se han reportado los casos de mal de Chagas y los de difteria han disminuido, según los pediatras.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*