El régimen “MALA PAGA” de Maduro, un dolor de cabeza para las multinacionales en la región

DolarToday / May 27, 2014 @ 6:00 pm

Automotrices, aerolíneas y empresas de cosméticos son apenas algunas de las más de 100 compañías afectadas por la política cambiaria del gobierno chavista

1

Con una de las tres inflaciones más altas del mundo y al menos cinco devaluaciones durante la última década, el país presidido por Nicolás Maduro continúa siendo una jaqueca para las firmas multinacionales radicadas allí y todo un interrogante para las empresas de gran tamaño que evalúan desembarcar en Caracas.

En poco más de un año, Venezuela literalmente “inventó” un sistema de tres tasas de cambio que alimentó aún más el ya hegemónico mercado negro de dólares en ese país. Aunque muchas multinacionales se aferran a tipos de cambio más favorable por razones contables, ese beneficio podría tener sus días contados.

“Prevemos enormes pérdidas para las empresas. Y esto es apenas el comienzo…” admitió resignado Ángel García Banchs, director de la consultora Econométrica. Frente a este sombrío panorama, el especialista aseguró: “Lo único que puede resolver este problema es una completa reforma del modelo económico”.

El sistema de tasa de cambios altera en forma permanente las reglas de juego para las compañías extranjeras, dependiendo de su rubro. A la tasa oficial del Gobierno, que pueden utilizar las firmas que utilizan las firmas que importan productos de primera necesidad como alimentos y remedios, cada dólar se canjea por 6,30 bolívares.

A su vez, las empresas invitadas por el régimen de Maduro pueden pagar una tasa intermedia de 10 bolívares por cada billete estadounidense. Aunque para las firmas que integran la categoría más nueva cada dólar les cuesta 50 bolívares, un valor que las obliga a replantearse la conveniencia de permanecer con sus operaciones en la nación sudamericana.

Por el momento, las empresas cuentan con la opción de elegir qué tasa de cambio prefieren utilizar al momento de cerrar sus balances trimestrales. Algo por lo cual los inversionistas deberían prepararse para nuevas rebajas contables.

2

Algunas de las perjudicadas

La compañía de cosméticos Avon adoptó la tasa más nueva y asumió un cargo contable de 42 millones de dólares, mientras que su competidora, Estée Lauder, absorbió un cargo de u$s38 millones, según publica el periódico The Wall Street Journal.

Desde principios de abril, las tasas de cambio en Venezuela vienen siendo mencionadas como un inconveniente real o potencial en sus ganancias para más de 100 firmas multinacionales, frente a las apenas ocho que se habían quejado sobre el tema en el mismo período del año pasado.

Goodyear, Herbalife y Energizer también adelantaron que al nuevo tipo de cambio, implementado por el Palacio de Miraflores en el primer trimestre de este año, deberán asumir pérdidas contables por un valor de 235, 103 y 62 millones de dólares respectivamente.

Algunos de los negocios no se concretan por la falta de dólares para pagarle a los proveedores, y en este sentido Conindustria, la principal cámara de la industria venezolana, estima que el Gobierno mantiene una deuda de u$s10.000 millones con el sector privado.

3

Otras víctimas

Ford, que detuvo la producción de su modelo Fiesta y otros vehículos en su filial venezolana, ingresó en la categoría intermedia en el primer trimestre y ya tuvo que asumir un costo de 310 millones de dólares.

Su rival General Motors llevó a cabo una rebaja contable de u$s400 millones durante el período enero-marzo, y adelantó que cada devaluación del 10% del bolívar desde la categoría intermedia la obligaría a realizar una rebaja contable de 100 millones de dólares.

A su vez, Chrysler sufrió una rebaja de u$s129 millones en el primer trimestre y advirtió que “podría haber cambios significativos a la tasa de cambio futuros trimestres”.

El escenario es mucho para las aerolíneas foráneas que viajan desde y hacia el país caribeño. Agotados de la permanente incertidumbre, algunas empresas de este sector directamente están abandonando sus operaciones en suelo venezolano. Uno de estos preocupantes ejemplos es Air Canada, que en marzo dijo que dejará de volar a Caracas, mientras que Alitalia seguirá estos mismos pasos a partir de junio.

Fuente: Infobae

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*