¿PRESIDENTE OBRERO? Maduro ordenó suspender todas las contrataciones colectivas públicas

DolarToday / Sep 21, 2018 @ 12:00 pm

¿PRESIDENTE OBRERO? Maduro ordenó suspender todas las contrataciones colectivas públicas

Los trabajadores del sector público manifestaron su molestia e indignación por la medida arbitraria y unilateral del gobierno de Nicolás Maduro de aplanar las tablas salariales y eliminar primas y beneficios de los contratos colectivos, y las actas-convenio de todos los organismos del Estado.

Por ANA DÍAZ | ANADÍAZ@EL-NACIONA.COM | CARLOS SEIJAS MENESES | CSEIJAS@EL-NACIONAL.COM / El Nacional

Obreros, empleados, profesionales, jubilados y pensionados acudieron al llamado del movimiento sindical no oficialista para participar en la protesta nacional, con el fin de rechazar el nuevo tabulador salarial que rebajó y excluyó primas y beneficios socioeconómicos, lo que coloca en riesgo la contratación colectiva.

A la entrada de los hospitales y planteles educativos públicos y privados, los trabajadores llevaron a cabo pancartazos contra la política socioeconómica gubernamental. Otros expresaron su disgusto frente a organismos y empresas estatales para luego marchar a puntos específicos como la Confederación de Trabajadores de Venezuela en Caracas.

En la concentración de la Cantv, avenida Libertador, Juan Véliz, directivo del sindicato de la telefónica, declaró que como al resto del sector público les pagaron la primera quincena del salario mínimo (1.800 bolívares soberanos mensuales a partir del 1º de septiembre) con rebajas o eliminación de primas y compensaciones.

“Eso es una violación de la Constitución, que consagra la progresividad e intangibilidad de los derechos laborales, además pone en peligro la contratación colectiva”, agregó Véliz.

Freddy Cañas, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, señaló que de acuerdo con la convención del sector debieron cobrar un ingreso integral de entre 6.600 y 12.000 bolívares soberanos, pero este mes les cancelarán solo 2.070 bolívares.

Reinaldo Díaz, directivo del Sindicato de Trabajadores Eléctricos de la Gran Caracas, informó que la directora del Ministerio del Trabajo, Fabiola Zambrano, les notificó la orden del Ejecutivo de suspender hasta nuevo aviso las negociaciones de todos los contratos colectivos del sector público.

“Ante esta posición, los trabajadores seguirán en la calle reclamando el derecho a la contratación colectiva y un salario digno y suficiente que cubra el costo de la canasta básica”, recalcó Díaz y añadió que la discusión del contrato con la Corporación Eléctrica Nacional se suspendió hace 50 días y pese a que las partes aprobaron y firmaron cláusulas socioeconómicas, no fueron reconocidas en el pago de septiembre.

Los sindicalistas indicaron que para evitar la participación de los trabajadores en la protesta, varios organismos ayer vendieron comida o entregaron cajas CLAP. “En el Hospital de Niños J.M de los Ríos expendieron azúcar y arroz y en el Psiquiátrico de Caracas montaron una tarima con música para celebrar el aniversario de la institución”, contó Igor Lira, dirigente de Cantv.

Sin embargo, familiares de pacientes, enfermeras y personal médico protestaron en las adyacencias de ese centro de salud para exigir mejores condiciones, respeto del salario y de la convención colectiva.

Disgusto en educación y salud. “¿Qué siente al ser considerada una de las investigadoras más importantes del país?”, le preguntó un reportero a la profesora Carmen Peláez, que llevaba una pancarta en la protesta de la plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela, a lo que respondió: “¡Hambre!”,

La docente de la Facultad de Medicina e investigadora con 20 años de ejercicio profesional aseveró: “Me sentí tan terrible al ver que yo ganaba lo mismo que la persona de limpieza, sin despreciar el trabajo que ella hace. La rectora, que tiene el cargo más alto de la universidad, gana igual que esa persona. No tienes idea de la humillación que es eso”.

Adriana Méndez, profesora de la misma facultad y de la Escuela de Bioanálisis, añadió: “Somos personas con posgrados. Ya yo voy a culminar el segundo, he realizado investigaciones y he ganado premios internacionales. Entonces, sientes que el gobierno echa todo eso por tierra. No les interesas”.

Profesores, representantes estudiantiles de diferentes carreras y del Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Nacional se congregaron en la plaza de la UCV con pancartas. En una de ellas se leía: “Exigimos que el primer salario del tabulador de los universitarios sea indexado a la canasta básica”.

A las 11:30 am, Gregorio Alfonzo, directivo de la Asociación de Profesores Universitarios de la UCV, informó a través de un megáfono que saldrían en autobús hacia la OPSU para entregar un documento, y luego se encontrarían con trabajadores de otros gremios y sindicatos en la CTV.

“Saldremos para advertirle a Hugbel Roa (ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología) y al gobierno que si no enmienda la violación de todos nuestros derechos, que se tradujo en el tabulador que se nos impuso en septiembre, el conflicto universitario es inminente porque no solamente afecta a nuestras familias, sino también a la universidad”, enfatizó Alfonzo.

Frente al Hospital José María Vargas, en el centro de Caracas, se reunió un centenar de personas, entre ellas enfermeras, empleados administrativos, obreros y médicos que llevaban pancartas con mensajes como “No al salario único”.

“Cuando vimos el aumento del sueldo, que decretó el presidente Nicolás Maduro de 1.800 bolívares soberanos y que nos igualó a todos, obreros con profesionales, vemos que nuestros méritos se están violentado. Si yo estudié, tengo el derecho de recibir un sueldo ideal”, expresó la licenciada en Enfermería Betty Acosta.

Bárbara Medina, enfermera de 34 años de edad, destacó que el efecto del salario igualitario es bajar los ánimos y hacer que se pierda la motivación. “Hay colegas que dicen que no estudiarán más porque no les van a pagar lo que les corresponde”.

En la isla Margarita gremios de la salud tomaron las instalaciones hospitalarias de la entidad y bloquearon algunas vías aledañas para rechazar la imposición de una escala salarial única. “No sabemos hasta dónde pretende llegar el gobierno. Ha tumbado lo más sagrado para los trabajadores que son sus reivindicaciones conseguidas en años de lucha”, ‘señaló Emilio Serra, presidente del Sindicato Unitario Nacional de Empleados de la Salud. También hubo protestas en Aragua, Táchira, Zulia, Carabobo.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*