¡PROHIBIDO COMER SARDINAS! “Protector”(come langostas)de Nueva Esparta pretende matar de hambre al pueblo

DolarToday / Nov 1, 2019 @ 6:00 am

¡PROHIBIDO COMER SARDINAS! “Protector”(come langostas)de Nueva Esparta pretende matar de hambre al pueblo

Recuerdo que hace varios años existía una pauta comercial en voz de Claudio Nazoa que nos decía: “Coman sardinas”¹. Pues si algo le faltaba al asqueroso régimen del madurismo era llegar al límite de prohibirle eso al pueblo, en especial al de las pobres islas de Margarita y Coche: ¡comer sardinas!, último nutriente más numeroso y económico para la mayoría de los neoespartanos y parte de los venezolanos.

En efecto, la reciente medida del mal llamado “protector” del estado Nueva Esparta, que fue anunciada en su cuenta de Twitter –en la que nos tiene bloqueado–², fue publicada, según la reseña del portal madurista de Venezolana de Televisión VTV, en la Gaceta Oficial Nº 41295³. Se alega, sin causas justificadas, la posibilidad de una veda. No se explica por qué ahora y precisamente los sábados y domingos; ni el tiempo aproximado que pudiera durar tal restricción, con lo que se les cierra la última posibilidad de alimentación eficiente a los sectores más necesitados de forma permanente.

De hecho, la respuesta inmediata a tan nefasta medida será el aumento en los precios de la sardina, máxime que al no existir pesca de esta durante los fines de semana y ser de alto consumo en la población neoespartana. Las consecuencias de semejante acción se sentirán con más fuerza los lunes y martes. Las más perjudicadas serán las madres, quienes podían darle algo de comer a sus hijos; junto con los trabajadores, que podían asegurar sus desayunos, almuerzos o cenas con algo realmente alimenticio en todos sus componentes proteínicos; y, por supuesto, los pescadores que tienen en la sardina parte importante de sus ingresos y alimentos.

¡Claro! Esto no afecta a un madurista como Dante Rivas, cuya familia es la propietaria del restaurante Divina Comedia, construido frente a playa Parguito en una violación flagrante de la Ley de Costas que establece que no puede existir un local con esas características a menos de 200 metros de cualquier espacio marino⁴. No solo revela los delincuentes que son quienes llevan el apellido Rivas, vinculados directamente por consanguinidad o afinidad con el corrupto «protector» de Nueva Esparta, sino que deja en evidencia que al susodicho ministrillo de pesca no le importa que podamos comer sardinas, y si lo logramos que sea con precios altos, porque al fin y al cabo él degusta solo exquisiteces en su “Divina Comedia«⁴, donde las langostas son su referencia preferida en lo culinario junto con el respectivo «mayor de edad». No podemos pasar por alto la identificación “Beach & Lounge”, que no es un barbarismo al preferir palabras imperialistas sobre nuestra lengua materna o indígena, sino que es parte de un “socialismo a la carta”. Que cualquier madurista pueda acceder y comer sus costosos platos marinos, mientras prohíbe la pesca de sardinas, revela un gran odio e hipocresía hacia el pueblo, en este caso hacia la gente de Margarita y Coche.

Como residente de Nueva Esparta y en el nombre de la gran mayoría de su población condeno y rechazo esta medida. Las comunidades margariteñas y de Coche no vamos a aceptar que nos quiten lo que medianamente podemos dar de comer a nuestros hijos y ancianos. Allá Dante Rivas con la cúpula roja si quieren hacer de su Divina Comedia un antro de bazofia política, pero la tolerancia tiene un límite.

Nueva Esparta no es tierra de sumisos, menos ante la corrupción que se desplaza en lujosas camionetas y que tiene en los llamados “Mereyes” un búnker con plantas y cercos eléctricos en más de una hectárea de terreno. Allí son usuales las orgías disfuncionales de todo tipo con alcohol muy costoso y sustancias que alteran el razonamiento cognitivo. Un cocktail de potencialidades criminales que se convierte en una práctica recurrente, mientras son protegidos por escoltas asesinos de la policía política.

Le recordamos a este “protector” que aunque él coma langosta y productos similares de manera diaria, las sardinas son del pueblo y no de sus mezquinos intereses.
A propósito de ser ciego, quien tenga ojos que vea

Por: Javier Vivas Santana
javier2

 

Fuente: El Nacional

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*