¡QUE SE PREPARE! Lo que le espera a Maduro tras convocatoria fraudulenta de elecciones

@DolarToday / Feb 21, 2018 @ 10:00 am

¡QUE SE PREPARE! Lo que le espera a Maduro tras convocatoria fraudulenta de elecciones

El próximo 22 de abril en Venezuela se realizarán las elecciones presidenciales, con Nicolás Maduro como candidato a la reelección y hasta ahora, sin ningún opositor de renombre que le dé la batalla.

Y es que el motivo de la oposición de no participar es el mismo por el cual se disolvió la mesa de diálogo en República Dominicana y la comunidad internacional le dio la espalda: la falta de garantías electorales, lo que coloca al sucesor de Chávez a la deriva y con un minúsculo poder que solo puede manejar en el país.

Pese a todo el esfuerzo del Gobierno en las últimas de semanas de transmitir tranquilidad en el proceso de convocatoria hecho por la Asamblea Nacional Constituyente -desconocida a nivel mundial-, países de América Latina, Estados Unidos y Europa han señalado enfáticamente que no reconocerán esa elección y por ende, a ningún candidato que resulte ganador.

El reproche de falta de garantías electorales se afianzó aún más el pasado 30 de julio cuando solo el chavismo asistió a las urnas para escoger una Constituyente solo con voceros chavistas y un Consejo Nacional Electoral supuestamente parcializado. En aquel entonces según dijo el CNE, al menos 8 millones de personas avalaron el poder que ahora dirige Delcy Rodríguez. Las denuncias no se hicieron esperar. Desde personas que votaron más de una vez, hasta manipulación de las máquinas. De hecho, Smartmatic, empresa encargada del conteo de votos electrónicos en Venezuela, desestimó los resultados presentados por el ente comicial y alegó que fueron manipulados. Tal declaración sembró más dudas en el mundo.

A esta pila de señalamientos se le sumó el excesivo ventajismo del oficialismo en campaña electoral en medios públicos, y que hoy en día retoma a pesar que ésta empieza en los próximos días, además de la presencia de observadores electorales afines a Nicolás Maduro. La historia para las presidenciales de este año caminan a no ser distintas. Es por ello, que coordinadamente países de distintas coordenadas mundiales han hecho caso omiso al llamado y han advertido el no reconocimiento a la elección.

Un rechazo mundial
El Grupo de Lima rechazó en días recientes la decisión del oficialismo venezolano de convocar las elecciones presidenciales en el primer cuatrimestre de este año porque imposibilita la realización de comicios “transparentes y creíbles”. “Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda”, declaró el bloque de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana.

El documento expresó su “firme rechazo” a la decisión tomada por el ente electoral, luego de que la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC), órgano constituido íntegramente por oficialistas y que no es reconocido por la oposición venezolana ni por el grueso de la comunidad internacional, decretara de forma arbitraria el adelanto de los comicios para el primer cuatrimestre del año.

Además de cuestionar la convocatoria, le exigen al CNE respetar su propia normativa y presentar un nuevo cronograma que permita la correcta participación del sector opositor, destacando que “no puede haber elecciones libres y justas (…) sin la plena participación de los partidos políticos y líderes detenidos o inhabilitados arbitrariamente”, refiriéndose a las polémicas decisiones de las instituciones venezolanas (en manos de partidarios de Maduro) que han despejado el camino para que el sector oficial vaya a un evento electoral solo con los candidatos que ellos desean. Destacó que después del 22 de abril, no se reconocerá a quien resulte electo. Es decir, para ellos Venezuela no tendrá un Gobierno.

Esta decisión fue apoyada por Estados Unidos, y a través de la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, recalcó que esos comicios serán vistos como “antidemocráticos e ilegítimos a los ojos de la comunidad internacional“. El hecho resulta preocupante para una fuerza política que ha se venido desvanecido en los últimos seis años y a la que se le adjudica la crisis general más difícil de la historia contemporánea. Pero el manejar un país siendo ignorado por un grupo de países que en otros años fueron sus aliados, es un conflicto que Maduro lucha para que no pase.

Ejemplo de ello es su insistencia en asistir a la Cumbre de las Américas que se realizará en Perú en abril, pese a que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski le retiró la invitación. El Jefe de Estado venezolano reiteró que entrará a ese país como sea.

Lea también: Rusia y China, los “amigos” de Maduro que se distancian ante quiebra de Pdvsa
Sobre esto, la internacionalista y profesora universitaria, Elsa Cordozo, dijo a El Cooperante que el desconocimiento internacional hacia un gobierno tiene peso político y económico.

“El desconocimiento tiene peso político y consecuencia de aislamiento, de complicar las relaciones económicas porque es un Gobierno al cual se le pierde la confianza, porque al final el desconocimiento lo que refleja es que no se tiene confianza en que ese Gobierno no ofrece ninguna garantía de gobernabilidad, ni seguridad jurídica ni nada“, contó.

En ese sentido, se preguntó si para China, aliado del chavismo, seguirá siendo conveniente mantener relaciones con un Gobierno que tiene “muy pocas probabilidades de cumplir sus compromisos internacionales por el desbarajuste interno“.

El Cooperante

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*