Los Juanes en el día Sábado de Gloria

@DolarToday / Apr 5, 2013 @ 1:06 pm

Los Juanes en el día Sábado de Gloria

El comentario de un amigo en Facebook, e intención de publicación de una foto¨que a manera de parodia¨ hace una critica (que apoyo), a lo ocurrido en los Juanes; me ha llevado a hacer esta reflexión.

En verdad amigo, que no había visto el video “LOS JUANES“, pero tus comentarios hechos en torno a la imagen, me ha motivado a hacerlo, para descubrir en mí; un sentimiento de tristeza, pues con ello me he dado cuenta de lo que hemos cambiado como sociedad.

Nosotros no somos ni fuimos así. Y me refiero a los de nuestra generación y status sociocultural, pero mepregunto: ¿Cómo es posible, que ¨señoritas¨, se presten a hacer dichas cosas, en publico, y que se filmen, se desnuden y hagan el amor de la forma mas impúdica, porque perdóname; la mujer estaba desnuda y el hombre al final se desnudó también; y hacer el amor como conducta sexual no es solo ¨penetrar¨ , pues esto último es el inicio de la consumación del acto sexual, que termina con el orgasmo y hay quienes afirman que con algo mas allá de explotar de placer. Hacer el amor, es el conjunto de todo acto que refleje unarelación sexual, pasando desde caricias, y estímulos: visuales o táctiles, que bien pueden desprenderse deuna danza erótica.

Eso que dicen que es simulación, es un error de concepto que pretenden dar para subirlo a las redes sociales. Pero no hay diferencia con ejecutar una especie de danza erótica con la pareja del momento. El hombre no siente vergüenza de lo que hace, como si estuviera en su habitación, porque el alcohol y quizás la droga le desinhibe; y aflora el género ¨macho¨; es un animal reaccionando a una hembra en celo. No hay diferencia entre una perra callejera en celo, y los machos que le revolotean al rededor, hasta que el más intrépido y capaz la monta. Perdonen todos por el tipo de calificativo y comparación.

Tuve la oportunidad durante gran parte de mi vida, desde mis 7 años, con mi familia hasta los 17, luego con amistades ya en mi mayoría de edad; de ir a Los Juanes, a Mallorquina, a Sombrero, Agua Salobre,Tucacas, Punta Brava, La Rosa, Huequito, Patanemo, Bahía de Cata, Chichiriviche: Los Cocos, Playa Norte, Cayo Sal, Muerto y Pelón que tristemente ya se lo tragó el mar.

Durante la mayoría de edad, por más que nos tomáramos unos traguitos, y mira que si mezclábamos bebidas: Empezábamos con whisky con agua de coco ( siempre traíamos encaletada de la casa unacarterita llena, para evitar tomar algo adulterado), La Vodka: La Absolut Citrón, Ginebra desde Tanqueray hasta Gordon, iban una que otra botellita apareciendo; terminando con Vino Pasita y La de fabricación casera: la famosa Guarapita de la bodeguita del pueblo cerca de la farmacia, cuando el bolsillo no daba para gustos; Sin faltar el Ron con Pepsicola de dieta y hasta anís con Chinoto cuando la botella traía a Fido Dido. Esa mezcla de aromas, grados alcohólicos, sol, deshidratación, juntados con romance, atracción, o simplemente amistad, nunca desencadenó algo tan loco y desenfrenado.

Jamás, entre las personas con quienes compartíamos, conocidos o no; presenciamos algo tan burdo y vulgar. Hacíamos loqueras, unos salieron del closet pero asumiéndolo con seriedad y sin exibicionismos (desición que respeto); nos poníamos gafos, uno dijo que era un hombre ¨insoportable¨a una muchacha queriendole decir que el era un ¨hombre irresitible¨, uno amenasaba con presentar a su amigo el calvo, algo que nunca hizo je je, y que de tanto decirlo, terminó pareciendose al mismo detective Koyac unos años mas tarde, hasta uno por alli gritó a la luna de playa los cocos, que él era un ¨extraterrestre¨. Y el que más hacia la cómica, entre los hombres; porque las mujeres nunca llegamos a tales extremos, era porque se dormía, y se despertaba con los labios pintados, pulseras y zarcillos, rasurados, llenos de ketchup o espuma e afeitar, se vestia de mujer o de negrita en los carnavales, o algun crusero de graduación en Julio. Pero nunca algo así, y menos en un Sábado de Gloria, durante la Semana Santa.

Al ver a estos jóvenes, me pregunto: ¿Qué ha pasado en nuestras familias, que ya no hay valores; y si los hay, se rompen en la calle? No imagino que los padres de estos hombres y mujeres, les de igual ver a sus hijos cometer tal barbarie. Ya ni con tu propia lancha puedes ir a pasar un rato de recreación con tus hijos. No hubiese querido estar allí , en la piel de alguna madre, padre o familia, con sus hijos, sin poder salir de allí; pues los botes, vikingos, yates, veleros, catamaranes, y lanchas estaban rodeados de gente, como elevar el ancla con comodidad y salir de aquella multitud, pasando vergüenza ajena.

Creo que estos catorce años de mal gobierno, donde todos los días se enalteció y se sembró el antivalor, el odio y el irrespeto, nos han cambiado el pan de vida; y han influenciado a un sector de la juventud venezolana. Esto debe terminar, se debe hacer justicia y no debe olvidarse, para que la impunidad que ya caracteriza a este Gobierno, al que le queda poco; no vuelva a proteger a quienes ya sabemos están más que enlodados.

Debe venir un CAMBIO de rumbo para este hermoso país.

No podemos perder la sociedad venezolana. Hay que votar por un cambio y voltear la almohada para dejar atrás esta pesadilla.

Maria Alejandra. M.

@aliaslacoco en Twitter.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*