¡SIN DESPERDICIO! Respuesta al “decálogo” del “filosofo” Pérez Pirela tras derrota aplastante el 6D

DolarToday / Dec 9, 2015 @ 11:00 am

¡SIN DESPERDICIO! Respuesta al “decálogo” del “filosofo” Pérez Pirela tras derrota aplastante el 6D

El filósofo y presentador de VTV Miguel Ángel Pérez Pirela hizo un análisis posterior a la “derrota aplastante” del oficialismo en las elecciones parlamentarias. Le damos contexto a su enumeración

VÍCTOR AMAYA / @victoramaya / TalCual

El conductor de televisión Miguel Ángel Pérez Pirela aprovechó su programa en VTV, Cayendo y Corriendo, para enumerar 10 aspectos de reflexión luego de las elecciones parlamentarias ganadas por la oposición.

El filósofo y excandidato del PSUV a la alcaldía de Maracaibo, derrotado también en 2013, admitió que lo ocurrido el domingo fue una derrota “como nunca antes en la historia de la quinta república, maquillar los resultados tomadas por los cabellos es un acto de pura irresponsabilidad. Fue una derrota aplastante”.

Luego enumeró algunas cosas que puede hacer la Unidad con su mayoría calificada en el Parlamento, entre ellas, censurar a ministros y vicepresidente, aprobar jefes de misiones diplomáticas, derogar y promulgar leyes y leyes orgánicas, adelantar una enmienda constitucional, nombrar nuevos rectores del CNE y magistrados del TSJ, aprobar o no presupuestos del Ejecutivo y créditos adicionales, acordar el enjuiciamiento a diputados, y un sinfín de funciones.

Hay que recordarle a Pérez Pirela que todo eso lo puede hacer el PSUV con su mayoría que se vence el 4 de enero de 2016. Habría que preguntarse por qué no censuraron ministros a pesar de escándalos de corrupción o ineficiencia; por qué nunca en cinco años no solo no negaron sino que nunca modificaron créditos adicionales ni presupuestos del Ejecutivo que pasaron lisos y sin ninguna crítica pr la AN; por qué sí aprobaron convertir en embajadores a quienes fracasaban en otros puestos; por qué cuando el chavismo destituyó a diputados opositores sí era algo bueno; y así la lista continúa. Sí, la gente votó para darle el poder a la oposición de hacer todo eso. ¿Y?

Después, el conductor enumeró un “decálogo” de aspectos a analizar de la derrota. A continuación les daremos contexto:

1. “Aquí hay que asumir responsabilidades y culpas por esos resultado”
Ciertamente, en el PSUV comenzará la repartición de culpas. Luis Vicente León, desde Datanálisis, apunta que todos los dedos señalarán a Nicolás Maduro. ¿Qué significará eso para el chavismo en el poder?

2. “Ganó la paz, la tolerancia en Venezuela”
Y el deseo de cambio.

3. “Es ridículo, fuera de lugar y malintencionado, emitir una sola acusación contra el CNE. La oposición le debe una disculpa”.
No. El triunfo de la Unidad no fue gracias al CNE, sino a pesar de él. La cantidad de votos registrados y la decisión de los electores se dio a pesar de que el árbitro permitió descarado ventajismo del PSUV, uso de recursos públicos para hacer campaña a favor del oficialismo, un desequilibrio evidente en los medios y hasta ordenó -sin consultarlo en directorio y violentando las normas- una extensión del cierre de las mesas hasta las 7 de la noche el día de la elección. Transparencia Venezuela entregó más de 700 denuncias de abusos al Consejo Nacional Electoral, pocas tuvieron respuestas, por tan solo mencionar un aspecto. Que gane la oposición no quiere decir, en ningún caso, que el Poder Electoral se portó como mandan las normas. Al contrario, parte del voto castigo pudo haber sido en reacción a la parcialidad del propio árbitro y su poco decoro institucional.

4. “Asumir los gravísimos errores comunicacionales. Una comunicación obsoleta, panfletaria y no ha entendido el 2.0. La batalla final fue en el 2.0″
Claro que fue en el 2.0. La hegemonía comunicacional es un hecho. No solo el partido de gobierno controla a su favor a los medios estatales, sino que con la compra de medios nacionales como Últimas Noticias y El Universal y la censura y autocensura impuesta a los canales de televisión y radios privados, el debate político se redujo a los espacios digitales, último reducto de pluralidad. Eso, a pesar de que Conatel ha bloqueado más de 1.000 páginas web, incluso informativas.

5. “Basta con el juego de las sillas. Muchos de nuestros problemas gravitan en la falta de gerencia y de preparación para asumir responsabilidades de alto nivel”.
Touché.

6. “Es hora de cambiar las estructuras del PSUV en Zulia”
Para la discusión. ¿Qué pensará Arias Cárdenas?

7. “Llegamos a tener un Sistema Nacional de Medios Públicos a imagen y semejanza, por ejemplo, del inglés con la BBC”.
Esa frase da para muchas carcajadas. El sistema de medios públicos tiene muchas pantallas y emisoras, pero no muestra pluralidad. Lo “público” de su nombre se reduce a que el dinero que los financia es del Estado. En Venezuela, los medios estatales, como VTV, se han convertido en medios “del gobierno” y, más allá, “del partido”. Aquí Pérez Pirela resbala, porque nadie se imagina a la BBC haciendo descarada campaña a favor de un partido gobernante y en permanente ataque al partido opositor. El caso de ANTV, ahora en medio de la polémica, no escapa a ese uso interesado. Sus programas de opinión no difunden las visiones de la oposición, sus entrevistas no incluyen a parlamentarios no chavistas, sus coberturas de las sesiones minimizan la labor de los opositores que muchas veces pasan a tener voz al aire pero no rostro porque las cámaras apuntan el techo o hacen tomas abiertas. ANTV ha priorizado transmisiones presidenciales, del Ejecutivo, a contenidos emanados desde el Legislativo, poniendo en tela de juicio su propia función. La BBC… sí, claro.

8. “Vamos a tenerle confianza a la crítica. Basta de tener bajo sospechas a quienes critican sinceramente”.
Tuvieron que recibir un varapalo electoral para darse cuenta. A ver si lo aplican, porque no es la primera vez que algún chavista lo dice. ¿Será puro discurso?

9. “No nos olvidemos de los más de 5 millones que votaron por el chavismo”.
Pérez Pirela dice que son minoría “más que todo por una guerra psicológica y económica”, asumiendo el discurso de Nicolás Maduro, y pide reconocimiento a ese voto oficialista. Y es una minoría que debe ser no solamente reconocida sino respetada. Hubiese sido bueno que cuando Nicolás Maduro ganó por 1,57% de diferencia en 2013 hubiese gobernado tomando en cuenta a esa otra mitad del país sin pretender convertir a la que lo escogió en una “gran mayoría”. De aquellos polvos vienen estos lodos.

10. “No despilfarremos a Chávez”.
El oficialismo deberá primero definir para qué les sirve la imagen del fallecido expresidente. Ahora, encontrar su cara en cuanto espacio público, unidad de transporte estatal, afiche de propaganda y murales en las calles también es despilfarro. Hasta “los ojitos” han estado en vallas publicitarias a lo Andy Warhol. ¿Hasta dónde puede llegar el endiosamiento de una figura? ¿Cuál es el límite admitible para Pérez Pirela?

La conclusión de Pérez Pirela: “Chávez, el chavismo, es una forma de hacer las cosas”.
Pérez Pirela obvia que en esta campaña el oficialismo fue más “como Chávez” que nunca: regaló a más no poder, desde taxis hasta canaimitas, abusó del poder mediático, aprovechó actos oficiales para hacer campaña, acusó de todos los males a la oposición y a factores externos, elevó el gasto público para buscar ganar los comicios (como hizo el expresidente en 2012, según admitió Giordani).

Lo que no dijo Pérez Pirela: el sistema electoral mayoritario diseñado por el chavismo cuando le tocó las maduras, terminó beneficiando a su contrincante cuando le llegaron las verdes. Así como en 2010, el PSUV logró una ínfima mayoría de votos y se hizo con casi 100 diputados, ahora la MUD con el 56% de los sufragios obtuvo el 67% de curules. La lógica hegemónica del chavismo les terminó pasando factura.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*