¡SUPREMA FELICIDAD SOCIALISTA! Venezuela se hunde en un mar de hambre y miseria

DolarToday / Jul 4, 2014 @ 8:00 am

¡SUPREMA FELICIDAD SOCIALISTA!  Venezuela se hunde en un mar de hambre y miseria

A pesar de que el presidente Nicolás Maduro ha manifestado que la revolución chavista sacará a Venezuela de la miseria antes de 2020, la realidad parece ir por otro camino. 

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la pobreza aumentó en poco más de seis puntos en 2013, lo que representó un salto de 1.5 millones en el número de personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas. El decaimiento de la calidad de vida en Venezuela no parece un hecho fortuito para el sociólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Juan Carlos Araujo, quien sostiene que “los caprichos e improvisaciones” de la gerencia chavista han sumergido a Venezuela en una espiral de pobreza que se ha estancado en políticas poco efectivas como resultado de un Estado hipertrofiado que ha aumentado desproporcionadamente el gasto público”.

De acuerdo con Araujo, si no se cambia el sistema “nos acercaremos más a un atraso sin precedentes en Venezuela” “Ya no se puede gastar más de lo que se percibe y eso genera problemas en lo inmediato. Está evidenciado por la crisis en todos los sectores que afecta al país y que ha generado discrepancias dentro del partido de Gobierno”, explicó el académico.

A eso le suma el incremento de los problemas internos y la poca capacidad de respuesta, lo cual es interpretado por el sociólogo como una muestra tangible de que el modelo político-económico que ha impulsado el chavismo es insostenible, y que lejos de acercarse a las utopías algunas vez prometidas por Chávez, se hunde en su propia burocracia.

“En Venezuela se gasta más de lo que ingresa y eso crea un descontrol” -dice- por lo que sostiene que la aplicación de las llamadas misiones para los más pobres, fueron realizadas no como medida para aminorar las desigualdades sociales, sino para “aumentar la popularidad del entonces presidente Chávez”, lo que desencadenó en su descuidado, no solo en la gestión del exmilitar, sino en la continuidad de sus llamados “herederos”.

Futuro incierto 

A todo el panorama desolador, el investigador agrega la alta dependencia del país de la renta petrolera. Esto podría poner en aprietos a Venezuela cuando EEUU su comprador más sólido, se convierta en productor y hasta competidor de hidrocarburos en los próximos años.

“El reloj está corriendo y se estima que EEUU ingrese al mercado internacional con una envergadura como la de Rusia o Qatar y eso significaría una disminución en los ingresos venezolanos, lo que tiene que ser resuelto con un cambio radical del modelo rentista y abrirle paso a alternativas de supervivencia. De lo contrario el colapso nacional sería inimaginable”, aseveró.

Una forma expedita de mejorar la actualidad es el cambio no solo de gobierno, sino de leyes y hasta la institucionalización del consenso como forma de gestión para garantizar que no se repita la centralización desmedida del poder “que tanto daño ha hecho al país”, afirma Araujo.

Cenicienta regional 

Araujo no tiene dudas en afirmar que la situación del país sudamericano es compleja, debido a los errores continuos de una mala gerencia: “El chavismo ha hecho a Venezuela un país pobre; pero hay que leer la historia para entender cómo se generó y que incidió en un fenómeno que tiene a un país al borde de la quiebra”.

Explica que al mirar a los países de la región se evidencia el nivel de destrucción por el que atraviesa el pueblo venezolano, ante realidades como las de Colombia, de la cual dice ha impulsado el libre comercio con mucho éxito, el viraje de Perú, país que a su juicio ha encontrado un norte político, y hasta Chile, el que mejor valora y del que cree va por otros rumbos históricos.

“Allá enfrentan problemas propios de los países avanzados. La clase media no exige mejoras; quizás están conformes, pero tienen la mentalidad del ‘quiero más’ sin importar que tan buenos sean los servicios públicos, puntualizó.

Calidad de vida 

La crisis en el país sudamericano no se centra solo en lo económico o político, el tema de la calidad de vida es otro factor que se suma a la ya estresante realidad. Los constantes apagones, la inflación y la creciente escasez de alimentos hacen de la vida cotidiana una experiencia amarga que se matiza con los enfrentamientos políticos que se viven a diario entre un bando y otro.

El experto sostiene la tesis de que una realidad como esta genera escaladas de violencia, lo que ha quedado en evidencia ante la ola de protestas que se mantienen desde febrero pasado y que hasta el momento reporta al menos 45 fallecidos. “Toda esta receta lo que hace es plantear un escenario impredecible. Vemos mercados negros, mercados secundarios, mafias hasta de alimentos. Todo eso alimenta el caos social”, explicó.

Es precisamente este tipo de problemas los que a su juicio más golpean a los venezolanos que diariamente tienen que lidiar con una sociedad en decadencia. “Nunca será fácil para una persona tener que luchar porconseguir alimentos, huir de los delincuentes y pasar horas tratando de llegara su hogar o parando sus actividades por fallas generales de luz. Eso no esvida y la paciencia se agota”, finalizó.

cgutierrez@diariolasamericas.com 
@ChristianJohan 

Fuente: Diario Las Américas

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*