¡TERRORISMO DE ESTADO! La estrategia de la inteligencia chavista para doblegar y chantajear a sus adversarios políticos

Dolar Today / Sep 29, 2019 @ 7:00 pm

¡TERRORISMO DE ESTADO! La estrategia de la inteligencia chavista para doblegar y chantajear a sus adversarios políticos

Si algo ha sido perverso en la polarización que se vive en Venezuela es que parece no haber reglas de honor ni respeto al adversario. Los cuerpos de inteligencia venezolanos no tienen parámetros a la hora de lograr sus metas. Se tortura si hay que torturar, se mata si hay que matar, se persigue si es necesario, se amenaza y se atenta contra la familia si eso sirve para los fines. Las víctimas pueden ser tan inocentes como hijos, hermanos, esposos o padres.

Por Sebastiana Barráez / infobae.com

Si bien es cierto que algunos de los personajes, objetivo de los cuerpos de inteligencia, hayan incurrido en actos que pudieran catalogarse de delitos, también lo es que no por ello han perdido sus derechos como seres humanos.

En Venezuela ser un dirigente opositor o sencillamente un crítico al gobierno desde cualquier plataforma, incluso chavista, es un delito que puede llegar a la muerte como ocurrió con el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, el concejal Fernando Albán, el piloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) Oscar Pérez, Rodolfo Pedro González Martínez alias El Aviador, el concejal apureño Carlos Andrés García, entre otros casos.

También está la tortura, la vejación, la burla, la amenaza. Atacar a cualquier familiar ha sido válido por los cuerpos de Inteligencia, cuando de doblegar al opositor o al detractor se refiere. Veamos algunos de esos casos simbólicos.

Detengan al hijo

El alcalde opositor del municipio Campo Elías, de Mérida, Omar Lares, fue sentenciado a prisión porque habría financiado protestas opositoras, según señalamientos hechos por el Gobierno nacional.

El burgomaestre estaba huyendo cuando unos 200 funcionarios de la Policía Nacional llegaron a su vivienda, el 30 de julio 2017, se llevan detenido a su hijo de 24 años Juan Pedro Lares, quien tiene nacionalidad colombiana como la de su mamá. La intención era presionar a su padre para que se entregara.

Once meses después el alcalde no se había entregado cuando el joven, que no había cometido delito alguno, fue dejado en libertad luego de la evidente violación a sus derechos.

 

 

El secuestro como arma

Carlos Eduardo Marrón Colmenares y su esposa Raquel Azpúrua de Marrón, de la revista @gentiuno, vivían desde hacía más de cinco años en Miami. Él, un joven empresario, propietario del portal Dolarpro.com cuyo fuerte era publicar el monto de la divisa según el mercado negro en Venezuela.

En abril del 2018 su padre, Ramón Marrón Moreno, caminaba, como usualmente lo hacía, por la urbanización Valle Arriba de Caracas, cuando unos hombres se bajan de un auto y lo secuestran; eso quedó registrado en un video que después empezó a correr por las redes sociales.

Carlos Marrón recibe una llamada en los Estados Unidos de los supuestos secuestradores, que en realidad serían funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), quienes le dijeron que él debía regresar a Venezuela para gestionar personalmente la liberación de su padre, porque de no hacerlo, lo matarían. El joven, desesperado, se embarca de inmediato en un vuelo hacia Caracas ese 13 de abril 2018; en el aeropuerto de Maiquetía lo esperaba una comisión de la DGCIM, quien lo detiene de inmediato.

La madre del empresario detenido y esposa del secuestrado, Irene Colmenares, denunció lo ocurrido ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quien la mantuvo retenida en una de sus sedes por ocho horas.

Poco después, el Fiscal General nombrado por la Asamblea Constituyente, Tareck William Saab, anunció la detención de Marrón Colmenares, a quien señaló de “terrorista financiero” y dijo que sería presentado ante un juez para imputarlo de los presuntos delitos de difundir información falsa sobre el tipo cambiario, legitimación de capitales y asociación para delinquir previstos en las leyes venezolanas.

Su padre fue dejado en libertad sin que hubiese una sola investigación por ese secuestro. Desde entonces Carlos Marrón permanece detenido en los sótanos de la DGCIM en Boleíta, Caracas, donde a veces lo han mantenido incomunicado y sin visitas familiares por cierto tiempo.

Contra madre y hermana

Rafael Eduardo Isea Romero es un oficial del Ejército venezolano, que participó en la intentona golpista que líderó Hugo Chávez el 4F. Llegó a Gobernador del estado Aragua y un activista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que le permitió ser ministro de Finanzas y presidente del Banco del Alba, en este último cargo lo nombró Nicolás Maduro en abril 2013, del cual salió tres meses después, luego que Tareck El Aissami quien era el gobernador de Aragua en ese momento lo señaló de graves casos de corrupción durante su gestión.

Más información en La Patilla.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*