“TERRORISMO ECONÓMICO”: En la lógica oficial sólo hay un culpable del colapso cambiario “Dólar Today”

DolarToday / Jun 7, 2015 @ 5:00 pm

En el discurso y en la lógica oficial sólo hay un culpable: Dólar Today. El economista y profesor universitario, Ronald Balza, explica que el mercado paralelo surge como consecuencia de la política cambiaria: “no tendría que ocurrir un mercado paralelo si al precio que dice el Gobierno se pudieran conseguir los dólares”. El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, afirma que el hecho de que “una página web, hecha por quien sea, fije el valor del dólar en Venezuela demuestra que algo no está bien”

Roberto Deniz / @robertodeniz / RunRunes

El dólar paralelo se resiste. Ni el Sicad, ni el Sicad 2, ni el Simadi lograron contenerlo. Por el contrario, en las últimas dos semanas la brecha entre las tasas oficiales y el también denominado mercado “negro” ha crecido velozmente.

En la lógica oficial el fenómeno sólo tiene un culpable: Dólar Today. Las autoridades denuncian que esa página web forma parte de la “guerra económica”, retomando un discurso que comenzó a finales de 2013, en el contexto del “Dakazo”. En esa oportunidad el presidente del República anunció que quedaban “fuera del aire” esos portales dedicados a informar las fluctuaciones del dólar en el mercado paralelo.

Recientemente, el PPT, partido aliado del Gobierno, solicitó al Ministerio Público que abra una investigación contra Dólar Today por considerar que actúa “alevosamente contra el sistema monetario nacional”, que atenta contra la “seguridad de la nación” y que incurre en “terrorismo económico” ¿Es Dólar Today el problema?

¿Por qué surge el dólar paralelo? Para el economista y profesor universitario, Ronald Balza, señalar a un página web por la publicación del dólar paralelo es como “gastar pólvora en zamuro”.

“La única razón para que haya un mercado paralelo es que no hay oferta suficiente de ese bien que está controlado (…) En el caso del dólar no tendría que ocurrir si al precio que dice el Gobierno la gente pudiera conseguir dólares”.

Balza explica que la oferta de divisas del Gobierno a través de los mecanismos oficiales es insuficiente. “Todo aquel que no consigue dólares a 6,30, a 12 y a 200, y quiere dólares, necesita un precio de referencia y la única referencia es ese mercado paralelo (…) No tendría que ocurrir un mercado paralelo si al precio que dice el Gobierno se pudieran conseguir los dólares”.

Datos de Ecoanalítica confirman que la oferta oficial de divisas se ha derrumbado. Los cálculos de la firma muestran que en abril de este año el Gobierno liquidó un promedio de 40,6 millones de dólares diarios, cifra que es un 71% más baja a los 140 millones de dólares liquidados diariamente en abril del año pasado.

Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, también atribuye el surgimiento del paralelo a un problema de oferta. “Como el dólar no se consigue cualquier página web puede publicar lo que quiere publicar y se convierte en referencia para el mercado y eso es trágico para una economía”, declaró Roig el 27 de mayo.

¿El paralelo es un dólar fantasma? Como todo mercado paralelo, el del dólar es un mercado “opaco” y “poco transparente”, apunta Balza. Pero sus efectos impactan en la economía. “Que sea ilegal es irrelevante, el vacío que se ha creado es tan grande que lo ha llenado una web”, alerta el economista.

El Gobierno ha ensayado esquemas para intentar detener el ascenso del paralelo, pero no lo ha logrado porque fueron mal implementados, recuerda Balza. Los hechos le dan la razón. En 2014 el Ejecutivo creó el Sicad 2 y las autoridades celebraron a finales de marzo el efecto inicial que tuvo ese mecanismo en la cotización del billete verde en el mercado “negro”.

 

 

Hoy las distorsiones son evidentes y el paralelo se ha convertido en combustible para la inflación. “Los precios terminan siguiendo al paralelo”, asegura Balza.

¿Cuánto cuesta un dólar? Según el Gobierno, el dólar tiene tres precios: 6,30 bolívares, 12 bolívares y casi 200 bolívares en el Simadi. Esa distorsión se acentúa cuando esas tasas se comparan con la del paralelo, que sobrepasa la barrera de 400 bolívares, es decir, 6.249% más que la del 6,30 bolívares por dólar.

Esa cotización que registra Dólar Today indica el tipo de cambio que pagaría una persona si va a Cúcuta con bolívares, los cambia a pesos colombianos y luego compra dólares. “Es un mercado indirecto”, aclara Balza.

En un reporte enviado a sus clientes la firma Econométrica explicó que “el precio del dólar paralelo reportado por las principales páginas de referencia es afectado por tres factores. El primero la paridad entre el peso y el dólar, el segundo entre peso y el bolívar y el tercero la prima entre el dólar en efectivo y por transferencia.”

Desde el propio Gobierno han salido opiniones que piden “simplificar” ese esquema cambiario de tres tasas. “Ir progresivamente a algo más manejable como una tasa de cambio controlada y una libre”, declaró el diputado del Psuv, Jesus Faría, el 25 de mayo.

“El dólar no vale ni el 6,30 que el Gobierno insiste en seguir presentando como la tasa oficial del país, pero tampoco vale 400 (…) Hay un elemento de especulación porque no hay otra referencia. Que haya una página web, hecha por quien sea, que fije el valor del dólar en Venezuela demuestra que algo no está bien”, argumenta el presidente de Fedecámaras.

¿Cuál es la solución? Balza destaca que por tratarse de una página web, Dólar Today tiene un efecto “coordinador” de la información porque mucha gente la usa como referencia de forma inmediata. Pero el cierre de ese portal no significaría acabar con el mercado paralelo.

“No es que sea una página web el problema, el problema es si la información es útil o no. ¿De qué sirve que digan que hay un dólar a 6,30 si nadie lo consigue?”, se interroga el economista.

Agrega que en caso de no existir esa referencia común, se puede crear una “desorganización mayor”, ya que pueden haber tantas tasas como transacciones ocurran entre los que quieran vender dólares y los que deseen comprar. “El problema no es Dólar Today, el problema es que no tenemos otra información. Todos necesitamos un mecanismo de coordinación y no hay otro”, insiste.

Desde su óptica, el freno al paralelo sólo se logrará con medidas en materia fiscal, cambiaria y monetaria, tales como la eliminación de los tipos de cambio de 6,30 y 12 bolívares por dólar. “Hay que devaluar y hay que influir sobre el paralelo para poder bajarlo”.

También recomienda que el Banco Central de Venezuela detenga la impresión de dinero dirigida al financiamiento de empresas como Pdvsa, ya que esos bolívares al entrar a la economía están empujando los precios y encaminándose hacia la compra de divisas. Tomar decisiones que influyan en la actividad comercial de la frontera, tales como el ajuste de los precios de la gasolina y los productos regulados, son otras de las recomendaciones. “Es esencial bajar el precio del paralelo”, insiste Balza.

En Econométrica aseguraron a sus clientes que con el esquema cambiario actual la economía “seguirá contrayéndose, la inflación acelerándose” y los “dólares seguirán escasos”. “Las perspectivas del valor del bolívar en el mercado paralelo no pueden ser optimistas mientras las circunstancias no cambien.”

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*