¡TIC-TAC! Entrevista con Antonio Paiva: “Se está gestando una explosión social”

DolarToday / Oct 14, 2018 @ 7:00 am

¡TIC-TAC! Entrevista con Antonio Paiva: “Se está gestando una explosión social”

El economista Antonio Paiva coincide con la estimación del Fondo Monetario Internacional de que para el próximo año tendremos una inflación de 10 millones por ciento. Ninguna remuneración ni ganancia empresarial, agrega, resiste eso.

Enrique Meléndez / ND

¿Qué piensa usted del resultado que han tenido las medidas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro?

-A un mes se haber sido implementadas, mi impresión es que han sido insuficientes, incompletas, y no han resuelto los problemas que se dijo que iban a resolver. No ha mejorado el abastecimiento. El deterioro de los servicios sigue cada día peor. El problema del trabajo, del empleo y de la actividad laboral, en su conjunto, se ha agravado, porque los empleadores están en una gran incertidumbre sobre las nóminas.

-Los empleados, los obreros, que viven de un salario se han dado cuenta de que la ilusión inicial de un incremento que, efectivamente, lo hubo de sueldos y salarios se ha ido carcomiendo por la hiperinflación; proceso que no se va a detener.

-En el campo macroeconómico, el petro sigue siendo una quimera; sigue siendo de gran riesgo financiero para quien se atreva a hacer operaciones en esa moneda. Yo como economista no lo recomiendo. Por el contrario, lo que digo es que hay que prender las luces de alarma, y la más importante es que lo que genera caja en Venezuela, que es el petróleo, estamos despreciando una brillante oportunidad; porque el precio del petróleo está yo sobre los 90 dólares, y mis pronóstico sobre el comportamiento del mercado energético es que ese precio va a alcanzar los 100 dólares por barril.

-Venezuela no está aprovechando esa situación, porque tiene severos problemas de producción.

¿Acaso con ese precio a 100 dólares el barril no se podrán resolver los problemas de caja que tiene este gobierno?

-No tenemos para responder. Si estuviésemos produciendo dos millones de barriles diarios (b/d), estaríamos en una situación mucho más holgada; mucho mejor que la actual. El problema es que la tendencia a la baja, y probablemente a fin de año estemos apenas produciendo un millón de b/d; de los cuales tienes que sustraer lo que se le regala a Cuba, y lo que hay que pagarle a China por los financiamientos pendientes con ese país.

-En consecuencia, lo que genera caja para el país no es suficiente ni para el funcionamiento del gobierno ni para importar alimentos y medicinas ni los insumos, que el país necesita en el campo del transporte y de los equipamientos y de la materia prima para la producción.

¿A qué se debe que el dólar paralelo se haya mantenido en un cierto nivel?

-Eso fue hasta esta semana; porque ya empezó a crecer y a crecer, aceleradamente. Esta mañana la cotización del mercado paralelo estaba sobre los 160 bolívares soberanos. Lo cual implica un crecimiento con respecto a la semana pasada, de más de 40 bolívares soberanos. E implica una devaluación en una semana de 40%…

Asimismo, ¿se ha deteriorado mucho más la moneda?

-Sí, por supuesto. Lo que la gente percibe es que con la misma cantidad de dinero está recibiendo cada vez menos bienes y servicios, y la causa de eso no es otra cosa que la inflación.

El FMI modificó sus proyecciones sobre el comportamiento inflacionario de Venezuela, y ahora estima una inflación de 10 millones de porcentaje. ¿Qué piensa usted?

-Para el año que viene esa es la estimación. O sea que eso coincide con algunas estimaciones que hemos hecho los economistas y yo, en particular, de que para el próximo año hay que prepararse; que vamos a tener la inflación de un millón por ciento mensual; lo cual es devastador. No hay salario que resista ni remuneración ni hay ganancias empresariales que resistan esa hiperinflación. O sea que pareciera que estamos llegando a un punto crítico de la economía donde todo se va a derrumbar; como dice la canción.

-Podemos llegar a un estado de anomia económica en donde el trueque, la violencia, la persecución de los pocos bienes y servicios que existen en la economía van a generar situaciones totalmente indeseables y terribles para la población.

Si tomamos en cuenta que ya hemos llegado al año en ese proceso hiperinflacionario, ¿usted cree que se puede mantener esa situación como por unos cinco años como ocurrió en Nicaragua?

-Con este gobierno cualquier cosa se puede esperar. Lo que está viendo la gente es que cada día se deteriora más el abastecimiento, el servicio del transporte; cada vez hay mayores anaqueles llenos de golosinas y tosticos; porque está prohibido tenerlos vacíos. Entonces, los llenan con cualquier cosa. Pero alimentos, proteínas, carbohidratos no se están consiguiendo.

-Yo me he dado un baño de economía real, yendo a los mercados, como el de Quinta Crespo, Guaicaipuro; donde los precios ya dejaron de ser solidarios hace tiempo, y es impresionante como, efectivamente, se consiguen mejores precios que en los abastas y supermercados: el problema es que no hay productos. El otro día vi un poquito de pollo, y la cola era infinita; porque la gente persigue los pocos bienes para alimentarse.

-La situación se está tornando terrible, y eso va a tener repercusiones de tipo político, sobre todo en lo que atañe a la estabilidad gubernamental. Porque los que apoyaron inicialmente este régimen están descontentos; están disgustados; están pasando penurias, y le están restando apoyo a un gobierno que sólo se caracteriza por las cadenas y el bla bla bla y no resuelve ningún problema real.

Los sindicatos de los trabajadores de la administración pública se quejan porque han sido eliminadas las tablas salariales con el aumento de sueldos y, en ese sentido, hablan de un igualitarismo hacia abajo. ¿Qué piensa usted?

-Imagínate tú como estamos los profesores universitarios, porque estamos cobrando igual que los bedeles y los trabajadores de la limpieza. ¿De qué nos sirvió estudiar; ejercer nuestra profesión; dedicarnos a la investigación? Eso está pasando también en otros sectores: un técnico en electricidad prefiere irse a Barranquilla o a Cartagena en busca de un mayor bienestar económico, en lugar de quedarse aquí ganando un sueldo que no le alcanza para satisfacer las necesidades de su familia.

-Hay una explosión social que se está gestando; una bola de nieve que está creciendo y que, posiblemente, va a estallar. Eso significa que hay una enorme reducción en estos dos meses en la productividad y en el trabajo: la gente no va a trabajar, porque está haciendo cola en un supermercado o en un banco; la gente no va a trabajar porque no hay transporte; porque no tiene agua o porque no tiene alimentos. Entonces, eso ha hecho que la actividad en las empresas se deteriore.

¿Qué pasaría si el presidente Maduro decide pagar aguinaldos y utilidades en petro?

-Bueno, sería una enorme burla; porque el tema es una moneda es la confianza. ¿Tú aceptarías que te paguen en petro? Bueno, si la gente a la cual tú le vas a comprar te lo acepta, es posible que lo percibas o tengas una aceptación. Pero anda a un mercado y di que vas a pagar con petro: te miran raro, y hasta te pueden responder de una manera agresiva; porque la gente se está sintiendo estafada. Eso es como los lingoticos de oro, que no son de oro sino de papel. ¿Quién va a ahorrar en esa alternativa que presentaron como una gran cosa?

-Es decir, la confianza, que es imprescindible en una economía, para que una moneda circule o sirva como medio de pago, no se está cumpliendo.

¿Con respecto al presupuesto, cuyo proyecto ya debería ser publicado, que sabe usted? ¿Qué piensa de la política presupuestaria de este gobierno?

-La política presupuestaria, como la política fiscal, es un disparate. Para empezar, se inicia con un hecho ilegal puesto que el presupuesto quien lo tiene que aprobar es la Asamblea Nacional. Una Asamblea Nacional Constituyente no tiene atribuciones para aprobar actividades ordinarias en la economía.

-Ellos se refugian en la circunstancia de que se trata de un poder originario. Pero eso no tiene el menor sentido desde el punto de vista económico. El presupuesto cuya formulación se había ido deteriorando en el tiempo, prácticamente, se había convertido, prácticamente, en una caricatura; porque había una gran distancia en lo que se aprobaba en el presupuesto y lo que, efectivamente, se ejecutaba y el endeudamiento llegó a ser algunas veces a dos y hasta tres veces superior al presupuesto que aprobaban.

-Yo creo que ahí va a seguir el mismo desorden. Van a seguir inundando al país de dinero electrónico y de dinero inorgánico, que lo único que alimenta es la inflación.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*