¡UN CALVARIO! La angustia de vivir sin efectivo

Dolar Today / Nov 5, 2017 @ 1:00 pm

¡UN CALVARIO! La angustia de vivir sin efectivo

Un nuevo tormento agobia a los venezolanos: la escasez de billetes con los cuales efectuar las transacciones más sencillas de su vida cotidiana como pagar pasaje en el transporte público o la reparación de unos zapatos, abordar un taxi, comprar un café o una empanada, dar una propina o socorrer una limosna. El gobierno y el Banco Central dejaron pasar los años sin actualizar el cono monetario y la acelerada inflación agudiza el problema y presagia más dificultades al llegar la época de Navidad y fin de año

Venezuela vive poblada de historias sobre la escasez de billetes: los jubilados que deben ir muchos días al banco a retirar de a poco su pensión, el quiosquero que adelanta efectivo a cambio del 10%, el viajero al interior que reúne dinero entre familiares para un pasaje que no acepta medios electrónicos de pago, los telecajeros fuera de servicio durante horas y días, los mesoneros y parqueros que han visto desaparecer las propinas porque los clientes andan sin billetes.
Cada semana, casi cada día, es más difícil acceder a efectivo, precisamente cuando producto de la inflación los bienes y servicios cuestan cada vez más y se necesita más dinero para pagarlos.
“El problema es que al cierre de octubre tenemos en papel moneda, en dinero impreso en billetes, 6,5% del total de la liquidez monetaria, mientras que el promedio desde 2008 hasta hace tres años, cuando no teníamos este drama del efectivo, era de 8,5% a 9%”, señala el economista Luis Oliveros, profesor en las universidades Metropolitana y Central de Venezuela.
La liquidez monetaria (monedas, billetes, depósitos a la vista, de ahorro, bonos financieros y otros) alcanzó en octubre de este año 50,3 billones de bolívares (50,3 millones de millones), según el Banco Central, mientras que el dinero contante y sonante (billetes y monedas) no llegó a 3,2 billones, apenas algo más de 6%.
No existe una regla establecida o válida para cualquier país sobre la relación entre la cantidad de efectivo y la totalidad del dinero, pero Venezuela saldría del apuro si contase en billetes un 9% o algo más de 10% de su liquidez, pero eso, advirtió Oliveros, representa tener ya en papel moneda 1 billón de bolívares más, es decir, agregar al menos 500 millones de piezas con las nuevas denominaciones.
La perspectiva es que la situación empeore en las semanas y meses por venir si no se adoptan correctivos de fondo, porque la demanda de efectivo se multiplica con la inflación, 536% hasta septiembre, según la Asamblea Nacional, y calculada a más de 1.000% al cierre del año, y se acelerará este mes y en diciembre por ser meses tradicionalmente de mayor consumo, compras y pagos.
La economista Tamara Herrera, de la firma Síntesis Financiera, advierte al cierre de octubre: “Estamos entrando en la época del año en la que la masa monetaria se duplica y así disminuirá la cantidad de efectivo disponible en términos relativos. Solo para que la situación no empeore haría falta incrementar el efectivo en 7% semanal de aquí a diciembre, y eso no está ocurriendo”.
Paradójicamente, todavía hay muchos billetes, pero con cada vez menor poder de compra, al punto de que muchos usuarios los llevan en bolsas o talegos, y no en monederos. Si se combinan las cifras del Instituto Nacional de Estadística y las del Banco Central, en Venezuela hay 477 billetes por habitante contra 36 en México o 55 en Colombia.

Más Información en El Nacional.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*