¡UNA BRÚJULA PARA TAREK! El infierno del profesor Javier Vivas Santana, enfermo y condenado a morir…(Aporrea)

DolarToday / Jun 9, 2020 @ 6:00 am

¡UNA BRÚJULA PARA TAREK! El infierno del profesor Javier Vivas Santana, enfermo y condenado a morir…(Aporrea)

Javier Vivas Santana: Ya mi vida se murió, no creo que salga de aquí, estoy muy débil!……una herencia maldita de la cual hay que desembarazarse cuanto antes.

Lo que presento a continuación son algunos tips, que por su importancia decidí transcribirlos textualmente como los recibí, pues hacen evidente la enorme grieta que nos separa cuando se trata de establecer valores constitucionales y derechos humanos. Pero es que, además, estos mensajes son particularmente interesantes, y asi, con sutileza pretendo destacarlos , por el desenfado con que el ciudadano Fiscal General de la República, trata los asuntos ciudadanos y las relaciones que establecen entre sí:

“…la semana que viene me pasan a celda con homicidas y violadores”.

“…por favor no me envíes medicinas. Aquí no llega nada. Estoy mal de salud, depresivo.”

“… no creo que salga de aquí, estoy muy débil… solo se come lentejas y arroz… he perdido más diez kilos. “.

“Olys, perdóname, los quiero mucho…espero que el 8 de junio tengas feliz cumpleaños. No sé si pueda saber de ti. “.

“…dile a mis viejos en Táchira, Angi y Estrella que los amo”.

“…nunca vengas aquí, desnudan a las mujeres y humillan para entrar”.

“…cuida a Javier. Los amo. Ya mi vida se murió”.

“… la única esperanza de salir es la presión. Diles a mis amigos. Ha sido muy duro todo esto”.

” Dile a la abogada que toda mi ropa celular y computadora están en DGCIM al lado del Telesur en un bolso ojala pueda recuperar”.

Aquí, en estos mensajes, se expresa el dolor, el sufrimiento, pero, fundamentalmente, que el Dr. Javier Vivas Santana, no está hablando de las miserias de la politica. No está hablando de la mezquindad de los intereses grupales o partidistas. Por el contrario, lo que señala lo hace con respecto a la oportunidad de refundar un pais, de recomponer unas relaciones sociales, de convertirnos, sin complejos, en una referencia para el mundo, dejando atrás la opresión, la pobreza, la ignorancia y la injusticia profundas que todavía viven entre nosotros.

Veo mucha infelicidad innecesaria. Y no me refiero a la que se deriva del hecho mismo de la existencia, con sus contradicciones y dificultades, sino a la que crece y se alimenta de la oscuridad social que es un producto genuinamente humano.

Veo mucho dolor, soledad, abandono, malevolencia, crueldad, que son amasados con la harina de las relaciones humanas. Y un profundo egoísmo, que hasta ridículo sería, incluso patético, si no fuera por su perversidad, convertido en basamento de las ideas más extendidas.

Y esa infelicidad, y ese dolor, y ese abandono, se concretan de una manera muy especial en la sociedad venezolana, a la cual no es posible observar sin un estremecimiento del alma.

Una familia viviendo en la inopia absoluta, con las consecuencias materiales y espirituales que eso significa. Una familia con sus derechos como seres humanos violados desde el momento mismo de fabricar la excusa perfecta, y no por causa de la mala suerte de una fotografías, sino por el diseño superior al que poco le importan lo que podríamos denominar, tal como se hace en las batallas, daños colaterales. Y me pregunto: ¿Cómo es posible que hayamos llegado hasta aquí? ¿Quiénes nos condujeron hasta aquí? ¿Qué intelectuales lo consistieron? ¿Por qué tantas, y tan calificadas, personas apartaron la vista mirando hacia otro lado?

Y, sobre todo, ¿En qué fantasía nos movemos para que el horror, y un gran sentimiento de indignación no nos sobrecoja a todos? ¿En qué apartado recinto se habrá recluido la gente que se supone sensible?

Mire hoy a su alrededor, señor Fiscal General de la República, con la mirada clara, y verá lo mismo que yo veo y que cualquiera puede percibir: una herencia maldita de la cual hay que desembarazarse cuanto antes.

¡Por la adopción de medidas que garanticen la vida, salud, integridad y dignidad del Dr. Javier Vivas Santana!… ¡El Dr. Javier Vivas Santana es un preso político!… ¡Basta de la utilización de la justicia para la persecución política, el linchamiento moral, la instigación al odio y la destrucción moral del Dr. Javier Vivas Santana!… ¡Libertad Plena para el Dr. Javier Vivas Santana!…

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡

Por: Servando Marín Lista
Fuente: Aporrea

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*