UNA COSA ES SER “SOLIDARIO” Y OTRA SER APÁTRIDA: Maduro envía alimentos y medicinas a gaza

DolarToday / Jul 27, 2014 @ 12:00 pm

UNA COSA ES SER “SOLIDARIO” Y OTRA SER APÁTRIDA: Maduro envía alimentos y medicinas a gaza

Durante los primeros 15 días de guerra en Gaza hubo 620 víctimas fatales del lado palestino. En ese mismo período hubo en Venezuela 634 muertes violentas a manos del hampa impune…

Para los que hablan si saber de qué están hablando, es bueno que sepan que la Franja de Gaza tiene unos 51 kilómetros de largo (algo así como el doble de la distancia que hay de Caricuao a Petare) y un ancho promedio de unos 11 kilómetros, para una superficie total de 385 kilómetros cuadrados (inferior a la superficie total del Municipio Libertador de Caracas, que es de 433 kilómetros cuadrados). Allí viven millón y medio de personas (bastante menos que las 2.114.871 personas que sobrevivimos en el Municipio Libertador). La Franja de Gaza tiene por un lado 40 kilómetros de costa sobre el Mar Mediterráneo, y por el otro tiene 51 kilómetros de frontera con Israel. El Estado de Israel denuncia que por la costa llegan a la Franja de Gaza frecuentes envíos de armas y pertrechos, especialmente cohetes tierra-tierra, almacenados en una extensa red de túneles y lanzados periódicamente sobre poblaciones del sudeste israelí, asesinando civiles.

HAMAS, O EL TERROR CONTRA JUDIOS… Y CONTRA LOS MISMOS PALESTINOS

Ahora bien: ¿Quiénes manejan esas “amas y pertrechos”? Los Territorios Palestinos están integrados por la ya citada Franja de Gaza y por Cisjordania. En Cisjordania el control político lo tiene la Autoridad Nacional Palestina, del grupo Al Fatah, organización que bajo el mando del ya fallecido Yaser Arafat adelantó la política de acuerdos de paz con Israel, siendo distinguido por esa razón en 1994 con el Premio Nobel de la Paz, que compartió con el Primer Ministro Israelí y con el Canciller de ese país, Isaac Rabín y Shimón Peres, respectivamente. En cambio, en la Franja de Gaza el control político lo ejerce el Grupo Hamas, que en el año 2006 expulsó por la fuerza a los simpatizantes de Al Fatah. Hamas ha sido declarada organización terrorista por la Unión Europea, los Estados Unidos, Israel, Japón, Canadá y Australia, entre otros países, y organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch han denunciado a Hamas por perpetrar crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad contra poblaciones judías y palestinas.

MADURO: LUZ PARA LA CALLE, APAGÓN EN LA CASA

Esas son las coordenadas del conflicto que tiene tan “angustiada” a la cúpula gobiernera local. Conflicto, por supuesto, que a nosotros también nos preocupa, pues toda violencia es nefasta y toda paz es bienvenida. Pero nadie puede dar lo que no tiene. Ser “luz para la calle y oscuridad para la casa” es traicionar la casa. El anuncio hecho por Nicolás Maduro sobre el envío de alimentos a la franja de Gaza se produce cuando en todo el país hay venezolanos haciendo colas de cuatro, siete, dieciocho horas o más (hay muchos lugares donde la gente se va el día anterior y duerme en la calle, expuestos a la intemperie y la inseguridad) para poder comprar dos kilos de harina de maíz, dos potes de aceite o cuatro rollos de papel higiénico. El anuncio de Maduro sobre el envío de medicinas a la Franja de Gaza se produce cuando centenares de miles de compatriotas están corriendo peligro de muerte porque no consiguen los medicamentos que necesitan, desde tratamientos para la tensión arterial hasta medicinas para enfrentar el cáncer.

LA PRIMERA MASACRE A DETENER ES LA QUE OCURRE “POR ESTAS CALLES…”

Todos, absolutamente todos queremos que se detenga la violencia en Gaza. Pero los venezolanos queremos, exigimos que se detenga también la violencia en nuestro propio país: En los primeros 15 días del conflicto en la Franja de Gaza las agencias de prensa internacionales reportan un balance de 620 víctimas fatales del lado palestino. En esos mismos 15 días en nuestro país han caído 634 venezolanos, asesinados por el hampa impune y feroz. En efecto, en los primeros seis meses del 2014 el Cicpc han contabilizado 7605 casos de homicidio en todo el territorio nacional. Tal cifra da un promedio de 1268 homicidios mensuales, 634 cada 15 días, 14 víctimas más que las 620 registradas en idéntico periodo en la Franja de Gaza, cuyo sufrimiento parece importarle más al “gobierno” de Maduro que el dolor de las viudas y los huérfanos venezolanos.

UNA COSA ES SER “SOLIDARIO” Y OTRA SER APÁTRIDA…

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que el Estado es responsable de garantizar la vida y los bienes de los venezolanos. En lugar de ello, el gobierno hace “pactos de pacificación” con bandas criminales, a las que respeta territorios de impunidad mal llamados “zonas de paz”, mientras esas bandas siguen en guerra contra los ciudadanos indefensos. Esto no puede seguir. La primera masacre que hay que detener es la que está ocurriendo en los barrios y urbanizaciones de toda Venezuela. Un gobierno que dice conmoverse por conflictos que ocurren al otro lado del planeta, pero que ignora y desprecia las lágrimas y la sangre derramada por los venezolanos, merece con toda razón el calificativo de “apátrida”.

El reclamo de “cambio” en Venezuela no es una consigna política sino un asunto, literalmente, de vida o muerte. Sigamos construyendo juntos, pueblo opositor y pueblo chavista descontento, venezolanos todos, el cambio necesario, con paso firme y sin miedo.
¡Palante!

Fuente: Radar de los Barrios

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*