¡VALIENTES Y FIRMES! La USB ante la crisis presupuestaria: “Ni cierra, ni se rinde”

Dolar Today / Jul 14, 2019 @ 2:00 pm

¡VALIENTES Y FIRMES! La USB ante la crisis presupuestaria: “Ni cierra, ni se rinde”

En lo que va de año la Universidad Simón Bolívar solo ha recibido recursos para pagar el salario de sus profesores. Son ya siete meses en los que la casa de estudios ha tenido que hacer magia para continuar con sus actividades. Desde el 1° de junio no hay transporte para una población universitaria que supera las 10.000 personas.

El régimen de Nicolás Maduro no ha depositado lo que le corresponde a la USB por concepto de investigaciones, materiales de laboratorio y providencias estudiantiles, que incluyen los comedores y el transporte. “Desde que comenzó 2019 el Ministerio de Educación Universitaria no ha cancelado más que los salarios de la universidad”, señaló la vicerrectora administrativa encargada, Mariella Azzato.

Explicó que pensaron que el servicio de transporte, contratado a empresas privadas, sería cancelado posteriormente, pero no fue así. La deuda se acumuló desde enero hasta mayo.

“A partir de junio como medida de emergencia, tras el esquema de contingencia que ya se tenía, se decidió hacer una selección del personal considerado medular para mantener a la universidad en funcionamiento, y a esos son los que transportamos a la universidad”, indicó.

“Los comedores servían platos que contenían 2.200 kilocalorías, los últimos platos se calcularon a 540 kilocalorías, pero actualmente el servicio de comedor está suspendido. Nuestro trimestre este año tomó el doble de tiempo, estuvieron suspendidas las clases por falta de agua porque Hidrocapital no nos la envió por 40 días, y luego nos afectaron los apagones”, detalló.

“Si bien debemos seguir exigiendo el servicio de transporte que le corresponde a todos los estudiantes y profesores por ley universitaria, la USB ni cierra ni se rinde”, subrayó.

Azzato explicó que se designaron comisiones para abordar la contingencia y que antes del próximo trimestre los profesores deberán presentar una planificación de su materia que permita el uso de tecnologías disponibles, además de una línea de comunicación que permita el contacto efectivo entre profesores y estudiantes.

“La universidad no se escapa de la realidad del país, pero estamos obligados a montarnos en el siglo XXI” manifestó.

Más información en El Nacional.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*