Venezuela no es “atractiva” para Putin.

ciceron / Jul 14, 2014 @ 1:37 pm

Venezuela no es “atractiva” para Putin.

El presidente ruso ignora al gobierno de Nicolás Maduro en su gira por Latinoamérica y refleja su pérdida de importancia.

La visita del presidente ruso Vladimir Putin a Cuba, Nicaragua, Argentina y Brasil, en el marco de su gira latinoamericana, del 11 al 15 de julio, representa un encuentro histórico por las reuniones y acuerdos bilaterales que se han venido realizando, pero también llama la atención que la gran ausente de este periplo sea Venezuela, un país con el que en la historia reciente ha tenido unas relaciones comerciales amplias, especialmente en el área energética y de compra de armamentos.

Visión estratégica

Con Cuba, Nicaragua y Argentina, el presidente Putin firmó acuerdos de cooperación en los campos energético, turístico, agrícola y de infraestructura.

En Brasil forma parte del cierre de la Copa del Mundo y además de firmar alianzas de intercambio comercial con la presidenta Dilma Rousseff, estará participando en la cumbre del BRICS.

Para el internacionalista, exembajador y editor de analitca.com, Emilio Figueredo, la gira de Putin no obedece a una nueva estrategia rusa en América Latina sino que tiene como principal objetivo ir a Brasil, al cierre del Mundial, porque la próxima copa del mundo es en Rusia, y ya una vez en América Latina hace unas escalas en países de la región.

Por su parte, la internacionalista, doctora en Ciencias Políticas y profesora, Elsa Cardozo, opina que la visita del presidente ruso a Latinoamérica tiene como “propósito fortalecer las relaciones económicas rusas con América Latina y por supuesto geopolítica”.

De acuerdo a Cardozo, Putin quiere “cultivar apoyos en un momento internacional en el que Rusia, después de la intervención en Ucrania, no las tiene todas consigo”, aseguró.

Asimismo, Cardozo considera que la antigua Unión Soviética quiere competir con China, que se ha convertido en el socio comercial de la región.

Relaciones desechables

En medio de este escenario de relaciones bilaterales con Rusia es natural preguntarse por qué Venezuela no fue parada obligatoria en la gira de Putin, por este lado del mundo, dada la cercanía y la cantidad de acuerdos comerciales que hasta el año pasado se llevaban a cabo entre Moscú y Caracas.

Para Elsa Cardozo, el que Putin no vaya a Venezuela “lo que tiende a transmitir es que políticamente hay otros países bastante más importantes que Venezuela, en un momento en que es crucial para Rusia”.

“Desde el punto de vista económico Venezuela ha dejado de ser atractiva, porque la relación de Venezuela con Rusia era más de comprar cosas, comprar armamento básicamente y otorgamiento de áreas de exploración y explotación petrolera, que pareciera dejaron de ser atractivos también”, puntualizó Cardozo.

La internacionalista intuye que la incertidumbre sobre la situación económica venezolana hace que Rusia no quiera acercarse al país en este momento. “Se hace mucho más atractivo buscar negocios en el área energética con Argentina”, acotó.

El internacionalista y profesor Emilio Figueredo, tiene una apreciación muy similar a la de Cardozo, ya que – a su juicio- Rusia se ha dado cuenta que Venezuela está apegado a una “mezcla rara, una especie de neocomunismo que no le da ninguna seguridad a la inversión; que no ven un potencial real de hacer negocios en este país, por lo menos mientras esté este régimen”.

El desaire

El presidente Nicolás Maduro fue invitado por la presidenta argentina Cristina Fernández a una cena donde estaría Vladimir Putin, con los presidentes de Bolivia y Uruguay, pero a último momento el mandatario venezolano canceló su viaje.

Respecto a esta cancelación de última hora, Cardozo piensa que el presidente Maduro ha evitado a toda costa salir del país en los últimos meses. “La situación política, dentro de su propio bando, el oficialismo es como complicada y pareciera que el presidente prefiere no salir, prefiere estar aquí”, subrayó. En cambio la lectura de Figueredo es que no asistió a la cita porque “quizás no le dieron cabida, esos protocolos son muy cerrados”.

Todo parece que indicar que Rusia busca aliados entre los países con los que pueda establecer relaciones económicas competitivas y Venezuela ya no es uno de ellos. No hay que perder de vista las relaciones estratégicas que Rusia adelante en los próximos meses.
Fuente: http://www.diariolasamericas.com/

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*