¡VENEZUELA NO SE NEGOCIA! MCM: “El diálogo debe ser para la salida de Maduro y punto”

Dolar Today / May 29, 2016 @ 11:00 am

¡VENEZUELA NO SE NEGOCIA! MCM: “El diálogo debe ser para la salida de Maduro y punto”

La Coordinadora Nacional de Vente Venezuela afirma que “sólo es aceptable un diálogo si se cumplen cuatro condiciones: la primera, que este proceso no interfiera con la activación de la Carta Democrática, la segunda, que con antelación se produzca la liberación de todos los presos y el regreso de los exiliados, la tercera, que se acepte que la salida de Maduro tiene que ser este año por la vía del revocatorio o de la renuncia, y finalmente, que Maduro permita la llegada de la ayuda humanitaria de inmediato”

La Patilla: En las últimas horas hay informaciones sobre una supuesta reunión entre oficialismo y oposición en la Romana, República Dominicana auspiciado por los ex presidentes Leonel Fernández, Torrijos y Zapatero y empujado por la UNASUR. Hay  versiones cruzadas porque luego se señala que no ocurrió y que ambas delegaciones estuvieron en cuartos distintos. Pero en todo caso está planteado un diálogo…

-María Corina Machado: Es evidente que este régimen cada vez que ve la salida muy cercana y se siente entre la espada y la pared, busca desesperadamente ganar tiempo. Ya en otras oportunidades -en el 2002-03 y en el 2014- han apelado  al diálogo el cual terminan traicionando y convirtiéndolo en una farsa. No cabe duda que en este momento lo que más le preocupa a Maduro y su camarilla es la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, porque representa su peor revés en 17 años y su definitiva derrota internacional. Con ello quedaría sepultado el respaldo a un modelo que a punta de dinero y de complicidades fue legitimando lo inaceptable en Venezuela. Con una posición firme del gobierno de Brasil y Argentina esto sería un paso que aceleraría la salida de Maduro del poder. De allí que sea tan delicado que se perciba a nivel nacional e internacional que hay la intención de establecer un diálogo que ponga en riesgo la activación de la Carta Democrática y que no tenga una agenda muy concreta y unos plazos muy firmes en cuanto a su objetivo.

La obsesión del régimen es ganar tiempo, eso está clarísimo. Por eso una vez más apelan a desvirtuar la esencia de una sociedad democrática,  que es el diálogo, para convertirlo en una gran traición. Llaman al diálogo para ganar tiempo, un diálogo para desactivar la presión popular y para desarticular la presión internacional.

-LP: ¿habría condiciones para un eventual diálogo?

-MCM: Sólo es aceptable un diálogo si se cumplen cuatro condiciones: la primera, que este proceso no interfiera con la activación de la Carta Democrática, la segunda, que con antelación se produzca la liberación de todos los presos y el regreso de los exiliados, la tercera, que se acepte que la salida de Maduro tiene que ser este año por la vía del revocatorio o de la renuncia, y finalmente, que Maduro permita la llegada de la ayuda humanitaria de inmediato. Es decir, un diálogo para la transición democrática y jamás para estabilizar la dictadura y darle tiempo al régimen. De allí que haya generado tanta preocupación este encuentro amparado bajo la sombra de UNASUR en República Dominicana. Aceptar el terreno, los términos, los interlocutores y el momento que impone el régimen es un error garrafal.

-LP: ¿Por qué?

-MCM: En primer lugar todos sabemos cuál ha sido la posición del señor Samper y la de estos tres expresidentes que han venido en otras oportunidades al país representando los intereses del régimen. Si en efecto no se dió una reunión con los voceros del régimen, pero sí la hubo con sus representantes, como lo son estos enviados de UNASUR, se generan expectativas y posibilidades preocupantes dentro y fuera del país. Pueden producirse reacciones de algunos gobiernos del hemisferio, signatarios de la Carta Democrática Interamericana, que estando ahora dispuestos a votar a favor de ella y reconociendo la devastadora realidad venezolana, ante un rumor fundado o infundado de que está en marcha un diálogo, pudieran utilizar eso como pretexto para posponer la activación de este tipo mecanismo. Ello sería, desde luego, un injustificable error histórico.

La situación que vive Venezuela es explosiva e insostenible y los señores Samper, Zapatero, Torrijos y Fernández tienen que entender que para los venezolanos por encima de cualquier interés político o geopolítico que ellos puedan representar, está la vida de los venezolanos; las vidas que se pierden cada día que pasa. Son nuestros muertos. No vamos a tolerar y no vamos a aceptar ningún acuerdo que prorrogue esta agonía y que le permita dar soporte y viabilidad a este régimen para que llegue hasta el 2017, cuando la salida de Maduro sea una conveniente solución para el PSUV, dejando a sus mafias en el poder. Eso sería una traición y un engaño criminal que los venezolanos no vamos a tolerar.

-LP:¿Qué le parece la posición del Secretario General de la  OEA, Luis Almagro y los esfuerzos que ha hecho solo en el continente latinoamericano, frente a la política interna venezolana de la oposición?

-MCM: Yo creo que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, se ha convertido en la voz del continente con mayor legitimidad en cuanto a la defensa de los derechos humanos, la institucionalidad democrática y la estabilidad de la región. Considero que tiene plena conciencia de que no solo se trata de salvar a Venezuela, se trata de salvar vidas humanas y de evitar que la crisis de seguridad interna de la cual hay ya terribles síntomas, pueda atajarse antes de que se desborde más allá de nuestras fronteras.

Además, también se trata de salvar a la OEA, porque si en esta hora la organización  no reacciona con contundencia y determinación frente al caos que se evidencia en Venezuela, habrá perdido toda su relevancia y justificación.

LP. El país está conmocionado por la muerte del niño de ocho años Oliver Sánchez, a causa de la crisis médica que vivimos. Paradójicamente al día siguiente  Maduro bailaba reggaetón en cadena nacional en un acto con estudiantes.

MCM: Yo creo que nada ha hecho más latente la crisis vivimos y la indolencia de Maduro y su régimen, a quienes no les duelen ni los muertos, ni la desnutrición, ni los niños creciendo sin vacunas, que esa precisa imagen. Mientras Venezuela y el mundo estamos conmocionados con la imagen de Oliver, con su grito desesperado, aparece Maduro en una cadena nacional bailando. Es una bofetada. Es la mejor radiografía de la esencia de este régimen criminal.

Con profundo dolor te digo que al compartir en pueblos, ciudades y comunidades, todos los días, siento el deterioro en la vida acelerándose a tal punto, que de una semana a la otra, se nota la diferencia.

LP:Mientras todo esto está ocurriendo, hay quienes plantean la posibilidad de hacer el referéndum y la salida de Maduro para el mes de enero o para después de enero. ¿Cree que eso sería una solución?

-MCM: Quien esté contemplando eso como una posibilidad, no entiende o no le duele el drama de este país, porque cada día que pasa perdemos vidas humanas. Éticamente, es inaceptable asumir que a alguien le pueda convenir políticamente esta desgracia. Hay una hemorragia de sangre y de recursos, que tenemos que pararla ya. La única manera de hacerlo es con la salida de Maduro y su régimen, a través del referéndum o la renuncia, pero este año.

-LP: Las visitas de Albert Rivera, la del expresidente Rodríguez Zapatero y los demás expresidentes latinoamericanos están ayudando a la solución del conflicto?

-MCM: Yo creo que la visita de Albert Rivera y la de Rodríguez Zapatero sólo tienen en común la nacionalidad de ambos personajes. En el caso de Rodríguez Zapatero, recordemos que vino bajo la égida de la Unasur. De esta organización aún estamos esperando el envío de la Comisión de la Verdad y el conteo de las boletas de las elecciones presidenciales del 2013. Es la misma Unasur que participó en el diálogo en el 2014 cuyos resultados fueron la desmovilización de los estudiantes en la calle, desactivar toda la presión internacional que estaba en curso y al final, mantener el estatus quo, el régimen en el poder. No se liberaron los presos políticos y  no cesó ni la tortura ni la persecución. Esa misma Unasur  cuyo secretario ejecutivo es Ernesto Samper que ha calificado de “desestabilizadoras” a las  fuerzas democráticas del país, pero avala todas las violaciones de Nicolás Maduro a la Constitución.

Albert Rivera, por el contrario, vino invitado por la Asamblea Nacional (AN), a solidarizarse con el pueblo de Venezuela y a manifestar además,con una gran claridad,cuáles son las condiciones de un diálogo genuino, al cual no se niega ningún demócrata, pero que para que sea efectivo debe propiciar  la transición democrática y no la estabilización de la dictadura.

LP: Ante ese panorama crisis de seguridad interna, con saqueos, linchamientos, desórdenes internos, la respuesta del gobierno ha sido realizar ejercicios militares e incluso aumentar el tono de la represión. En ningún momento se ha planteado modificar el esquema por uno que genere producción,  bienestar o  mayor satisfacción para los venezolanos…

-MCM: No, no lo van a hacer porque, su propósito es, precisamente, una sociedad quebrada material, física y espiritualmente. La destrucción de todo lo que produce, de la calidad de vida, de las empresas en Venezuela, del empleo privado, fue su claro propósito. Igualito que en Cuba. Se propusieron crear una sociedad dependiente, de mendigos con la mano tendida. En esto fueron muy, muy eficientes.

Todo ese “despliegue” militar, es algo bochornoso, que a mí como venezolana, que respeto la institución militar profesional, me indigna. Han sometido a las Fuerzas Armadas al escarnio público y al ridículo.

Cómo indigna pensar cuántos bebés recién nacidos se hubiesen salvado, cuántos niños como Oliver habrían tenido sus medicinas y estarían hoy con vida, con los 26 millones de dólares, que costaron esos ejercicios militares….

LP:En los últimos días, a través de las redes sociales, hemos visto un intercambio de palabras entre Henrique Capriles y usted, a partir de unas declaraciones que dio Capriles refiriéndose a una líder política que no estaba a la altura y que aparecía y desaparecía de la escena política. Ha habido algún acercamiento desde entonces,  algún cambio de las posiciones o hay una fuerte fractura entre algunos factores de la MUD?

MCM : Una coalición democrática tiene que ser plural y respetuosa de las distintas ideas.  Algunos no están de acuerdo con que llamemos las cosas por su nombre. Sin embargo, creo que es indispensable entender que enfrentamos una dictadura y que al asumirlo, nos preparemos física, organizacional y espiritualmente para dar y ganar esta lucha.

En esta hora el país no entiende que hayan discusiones públicas sobre las diferencias personales, que son naturales en una coalición democrática, pero que deben manejarse con respeto y discreción.

Yo he expresado muchísimas veces -verbalmente y por escrito- mis diferencias con muchas decisiones que se han tomado y que no se han tomado en la MUD. No entiendo cómo a estas alturas y con todo lo que está pasando en el país, la MUD no se ha reunido desde el mes de enero. Se están tomando decisiones trascendentales solo con la opinión de representantes de cuatro partidos en nombre de todas las fuerzas democráticas.

A pesar de ello, en Vente hemos acompañado todas las iniciativas orientadas a lograr a la salida de Maduro del poder lo antes posible. En Vente hemos insistido, ya hace más de dos años, que el mecanismo más expedito y menos traumático es la renuncia y lo seguimos pensando, pero acompañamos el referéndum con toda nuestra energía, porque creemos que hay que sumar fuerzas en todas las direcciones y eso es lo que esperamos también, hacia nosotros, de todos los dirigentes de los demás partidos.

Para derrotar  esta dictadura hay que avanzar simultáneamente en varias líneas:

Primero, una AN a la ofensiva, que tenga siempre la iniciativa.  Segundo, es indispensable mantener la presión en la calle, la movilización ciudadana. Y esto no solamente habla de grandes movilizaciones, -a las que la gente irá en cuanto sienta que son efectivas, útiles para lograr el propósito: la salida de Maduro-. La presión popular debe ser una actitud espiritual, un estado de ánimo, de rebeldía cívica y de plantarle cara a un régimen, como hacen ahorita los médicos en huelga de hambre en el Hospital Universitario de Los Andes….esos mismos que golpearon cuando nosotros estuvimos allá. Lejos de bajar la cabeza, quebrarse o silenciarse, están de pie; es la primera huelga de hambre de médicos en la historia de Venezuela… Igual lo están haciendo hoy los jóvenes que están en la calle, los maestros en Barinas y en todo el país. Que nadie se equivoque, no lo hacen por plata, no es un tema de sueldos, -esto, por supuesto, no lo entiende el régimen-, va mucho más allá, es una lucha por la dignidad.

Y finalmente también la presión internacional. A una sola voz, hay que dejarles claro a todos los líderes democráticos del mundo, que las fuerzas democráticas en Venezuela no vamos a tolerar que se pretenda apaciguar y extender la agonía del pueblo de Venezuela porque “les conviene” a los tiempos electorales o a las políticas internas de algún otro país. Estos son nuestros muertos, los nuestros y nada puede justificar uno más.

La Patilla.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*