Venezuela se queda sin gasolina, mientras Maduro aumenta la exportación de crudo

@DolarToday / Dec 12, 2019 @ 8:00 pm

Venezuela se queda sin gasolina, mientras Maduro aumenta la exportación de crudo

La falta de gasolina se ha agudizado en las últimas semanas. En particular se evidenciaron las dimensiones de la crisis cuando también escaseó la gasolina en Valencia y Maracay, ciudades aledañas a Caracas, y ahora también en la capital del país caribeño

diariolasamericas

De acuerdo con el periodista Juan Carlos Zapata, el Gobierno de Maduro ha cambiado el esquema de negocios con las transnacionales petroleras Rosneft (Rusia), Reliance Industries (India) y Repsol (España), por lo que el crudo venezolano está llegando a destinos como Malasia y Singapur, que anteriormente no eran mercados a los que llegaba PDVSA.

Las imágenes de las principales ciudades del occidente venezolano muestran una cruda realidad: no hay gasolina. Maracaibo, Barquisimeto, Mérida, San Cristóbal y ahora ciudades del centro como Valencia y Maracay. En todas se observan colas (filas) gigantescas para surtir de combustible. Sin embargo, tras bambalinas el régimen de Nicolás Maduro ha logrado aumentar las exportaciones de crudo pese a las sanciones de Estados Unidos.

La falta de gasolina se ha agudizado en las últimas semanas. En particular se evidenciaron las dimensiones de la crisis cuando también escaseó la gasolina en Valencia y Maracay, ciudades aledañas a Caracas, desde la semana pasada y ahora también en la capital del país sudamericano.

El régimen no ha ofrecido una reacción oficial ante la escasez de gasolina en el país, reseñó Diario de Cuba, que consultó a dos propietarios de estaciones de servicio, que pidieron se mantuviera en reserva sus identidades.

Ambos coincidieron en señalar la falta de transporte interno como la causa de esta situación: “Sencillamente no llegan las gandolas (camiones de carga) con la gasolina”. En una de las estaciones aseguraron que necesitan dos cargas diarias y ahora solo reciben una, y los fines de semanas no hay ningún tipo de suministro.

“El Gobierno estranguló la distribución. Estatizó el transporte de gasolina y ahora no tiene los camiones operativos”, dijo la propietaria de una estación.

El deterioro del parque automotor y la escasez de combustible muestra un escenario de crisis en la ciudad de San Antonio.El deterioro del parque automotor y la escasez de combustible muestra un escenario de crisis en la ciudad de San Antonio.

Paradójicamente, esta crisis tiene lugar cuando se reportan mejoras en las exportaciones de crudo venezolano, sorteando las sanciones que la Administración de Donald Trump le impuso a Petróleos de Venezuela (PDVSA) desde enero de este 2019.

En sociedad con trasnacionales de India, Rusia, España e incluso Estados Unidos (la petrolera Chevron goza de una excepción de Washington para seguir operando en Venezuela), la estatal venezolana PDVSA logró tener un repunte en noviembre.

Pese al hermetismo que prevalece ahora en torno a lo que produce y exporta Venezuela, analistas consideran que en noviembre se exportó un millón de barriles por día. Se trata de la cifra más alta de los últimos meses. La producción incluso había caído a unos 600.000 barriles diarios, el nivel de producción que tenía Venezuela en los años 40.

“Ciertamente se ha detenido la caída. Eso gracias a la Faja Petrolífera del Orinoco y las sociedades que se mantienen, por ejemplo, con Chevron, para la explotación conjunta”, explica el economista petrolero y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Rafael Quiroz Serrano.

Según este experto venezolano, PDVSA se prepara para un aumento de la producción en el primer trimestre de 2020. “Ese es el plan oficial. Yo, sin embargo, veo que será un año difícil porque habrá una sobreoferta de crudo en el mercado mundial”, afirma.

De acuerdo con el periodista Juan Carlos Zapata, el Gobierno de Maduro ha cambiado el esquema de negocios con las transnacionales petroleras Rosneft (Rusia), Reliance Industries (India) y Repsol (España). Antes de la sanciones de Washington, PDVSA se encargaba de los traslados y comercialización, pero dado el estado precario de la empresa estatal, se generaban retrasos de todo tipo.

En la actualidad, según Zapata, esas firmas se encargan de los traslados y comercialización de crudo y le garantizan ingresos al régimen de Maduro en monedas diferentes al dólar.

Reliance Industries, por ejemplo, está colocando crudo venezolano en Malasia y Singapur, que anteriormente no eran mercados a los que llegaba PDVSA.

Por su parte, la Corporación Nacional de Petróleo de China, sigue operando campos en Venezuela pero su producción va directamente a territorio chino. Existe un convenio en el cual Venezuela le otorga parte de su producción de crudo al gigante asiático como parte de pago de una enorme deuda contraída por el chavismo.

La paradoja venezolana de ser un país petrolero sin gasolina para el consumo interno se explica por la propia crisis de PDVSA. La estatal venezolana tuvo capacidad de producción, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, de 3,1 millones de barrilles por día y refinaba más de un millón de barriles diarios.

En la actualidad, Venezuela produce una tercera parte de lo que producía hace 20 años y tiene una capacidad nula para refinar el crudo, con lo cual no produce gasolina. El combustible debe ser importado.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*