[VIDEO] “PASÉ DE DAR CLASES A VENDER CHUPETAS EN CAMIONETICAS”: el drama de los educadores venezolanos

@DolarToday / Oct 23, 2019 @ 9:00 pm

[VIDEO]  “PASÉ DE DAR CLASES A VENDER CHUPETAS EN CAMIONETICAS”: el drama de los educadores venezolanos

Con mucha tristeza la señora Luisa Pérez ve en lo que se ha convertido su vida. La necesidad la llevó a dejar las enciclopedias, los libros y las aulas de clases. Ahora se dedica a vender chupetas y otras golosinas en las unidades de transporte público de Caracas.

por JOAN CAMARGO / Caraota Digital


La voz se le cortaba del sentimiento al recordar su profesión, sus estudios y los más de 20 años de carrera. «Yo soy maestra. Estudié mucho tiempo para ahora estar vendiendo en la calle porque el sueldo no me da. He vendido chupetas, caramelos, cigarillos y dulces. Esto es muy triste», indicó la profesora.

Con una gorra vinotinto desteñida por el sol, y bordada con la palabra «Venezuela», se cubre del sol durante su faena. En su cartera ya no lleva útiles escolares. Carga una bolsa llena de chupetas por vender, y una botellita de agua para calmar la sed del trajinar.

Ella sale todos los días a trabajar. En su casa la esperan dos nietas que están bajo su tutela, pues su hija emigró a Ecuador.

Pérez, más allá de protestar por la difícil situación que atraviesa, pide por los niños que van a diario a las aulas con el estómago vacío, por aquellos que no tienen ni un uniforme para asistir a clases, y por la infraestructura de los unidades educativas.

En el corazón de la señora Pérez no hay rencor, el único mensaje que le envía al Gobierno es que se ponga la mano en el corazón y se den cuenta que de los maestros depende el país.

Lastimosamente en Venezuela esta situación no es no es ajena para el resto de los maestros. La mayoría de ellos tienen que buscar otros trabajos para tratar de llevar alimentos a sus hogares.

Es por esto que cada día el gremio de docentes salen a las calles a exigir sus reivindicaciones salariales y mejoras en el sistema educativo. Sin embargo, la única respuesta que reciben es las puertas cerradas del Ministerio de Educación.

Este miércoles se apostaron nuevamente a las afueras la sede ministerial a exigir la renuncia de Aristóbulo Istúriz, como parte del paro de 48 horas iniciado desde el martes.

Los maestros siguen sin tener alguna solución a sus necesidades. Acordaron estudiar la situación y no descartan continuar el paro y extenderlo a 72 horas más.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*