¡DESGARRADOR! Entre la basura, la peste y el hambre, viven los niños de la patria nueva (reportaje de impacto)

DolarToday / Apr 12, 2016 @ 1:00 pm

Este reportaje es un relato de nuestro reportero en Venezuela Jesús Medina Ezaine, quien visito en vertedero de basura la ciénaga en el Estado Zulia y encontró esta cruda realidad

fa824c55-9e62-4bef-8181-dd9be54dc87d

Entre la basura, la peste y el hambre, viven los más desafortunados y los más inocentes, son niños que resaltan en el tema musical escrito por franco de vita, los hijos de la oscuridad.

Ellos se encuentran en los vertederos de basura buscando algo con que alimentarse, rebuscan entre los desechos de la sociedad plástico, vidrio, cartón, hierro y aluminio; para poder obtenerlos y así venderlos como material de reciclaje poder mantenerse.

La mayoría son niños, que no pasan de los 14 años de edad y han vivido toda su existencia en estas condiciones por razones diversas en donde la vida no cuenta, en donde son explotados laboral y sexualmente por desalmados que se aprovechan de su inocencia.

Se encuentran entre las calles, en los más remotos lugares, en aquellos sitios donde los gobiernos los han olvidado, en el que no conocen lo que es un juguete y en donde la educación nunca ha existido para la mayoría de ellos. Son utilizados para dar lastima y pedir dinero por madres que tampoco han tenido una educación y que al igual que estos inocentes, se han criado en las mismas condiciones de vida.

Tan llenos de rabia y de dudas, se nos acercaban y observaron como los grabábamos. Quizás ellos nunca han visto una cámara pero por 5 minutos supieron que el mundo los observará y los más nobles corazones y organizaciones los ayudarán.

He observado en mi vida como reportero gráfico muchos sucesos fuertes. Nos entrenan para no interceder en las noticias, mientras ocurren, pero por primera vez me sentí dentro de ella, cuando se me partió el alma y el corazón, al ver que esos niños pequeños que me declaraban y uno de ellos me dijo, que su deseo era que les alcanzara la comida.

En ese instante se me quebró la voz, se me hizo un nudo en la garganta y no pude grabar más, ya que lo fuerte que me caracteriza como corresponsal, se desplomó por no saber qué hacer al ver tanta miseria en un lugar en donde habían niños de la edad de mis hermanitos y sobrinos. Al ver cómo tenían amarrado a un pequeño de dos años con una cadena porque se había criado con unos perros y había adoptado su actitud. Al ver a niños luchar por poder alimentarse de la basura, y ver adultos que se imponían por la edad y la fuerza ante estas criaturas

Con mis manos atadas y con la impotencia al no poder ayudarlos en ese instante, me retiré del lugar y me pregunté porque si Venezuela tiene tantas riquezas y tanto dinero, porque si ayudan a niños de otros países como Palestina Y Siria, porque si Hugo Chávez prometió que se quitaría el nombre si no recogía a todos estos infantes de las calles, ¿por qué no lo cumplió y porque no se ayudó a los nuestros primero? Hay que recordar que la juventud es el futuro que mueve un país, pero el nuestro se encuentra estancado en el pasado.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*