Ramos Allup llegó cortando “rabos y orejas” en La AN: “llévense esa vaina pa’ Miraflores o pal’ aseo”

DolarToday / Jan 6, 2016 @ 2:00 pm

Las imágenes de Hugo Chávez Frías en el parlamento venezolano fueron removidas por órdenes del presidente de la AN, Henry Ramos Allup.

“No quiero ver un cuadro que no sea el retrato clásico del Libertador. No quiero ver a Chávez, ni a Maduro, llévense toda esa vaina para Miraflores, o se la dan al aseo, pero yo no tengo nada que ver con eso, pero aquí nada”, dijo Ramos Allup.

Cabe destacar que el retrato de Chávez (una gigantografía colocada en un costado después de su muerte) fue retirado del lugar en el que estuvo, al lado del estrado. Nunca ha debido estar allí, ni el suyo ni el de nadie. La República es una obra colectiva, jamás individual. Asi lo afirma el Rafael Arraiz Lucca, quien hace un breve analisis de los detalles simbólicos en la asunción de la nueva AN en el hemiciclo del Palacio Federal:

1) El retrato de Chávez (una gigantografía colocada en un costado después de su muerte) fue retirado del lugar en el que estuvo, al lado del estrado. Nunca ha debido estar allí, ni el suyo ni el de nadie. La República es una obra colectiva, jamás individual.

2) La fórmula de juramentación usada por Henry Ramos excluyó la mención de la “república bolivariana” y se decantó por la de “Dios y la patria”. Una sutileza inteligente del lenguaje (¿hay algo más allá del lenguaje?), utilizada por un veterano parlamentario, infinitamente mejor formado de lo que el común de la gente supone. Basta leer su interesantísimo tratado sobre El Liberalismo y sus diferencias con la Social Democracia. Un libro extraordinario. Búsquenlo.

3) Se confirma una vez más que los discursos leídos son mucho menos eficientes para captar la atención del oyente que las disertaciones, con ayuda memoria en la mano. De esto tuvimos hoy un ejemplo: el discurso leído de Borges y la disertación de Ramos. Buena parte del poder que un ser humano puede ejercer está en su manejo del lenguaje. Betancourt, Uslar Pietri, Caldera, Chávez, son ejemplos. La excepción que confirma la regla: Jóvito Villalba.

4) Todo el discurso denigratorio del chavismo está basado en el pasado. Un error que insisten en cometer y que viene resultando en una suerte de garantía de fracaso que conviene enormemente a la Oposición.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*